The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

Nueva York retira una estatua de Thomas Jefferson por su pasado racista

Nueva York retira una estatua de Thomas Jefferson por su pasado racista
Kirk Thornton|Unsplash

El Ayuntamiento de Nueva York aprobó este lunes retirar la estatua de Thomas Jefferson que había presidido la sala de juntas durante más de 100 años, expulsando a uno de los padres fundadores de Estados Unidos y primer autor de la Declaración de Independencia por su pasado esclavista.

El lunes, una comisión del consistorio neoyorquino votó por unanimidad a favor de retirar de la sala de juntas la estatua de Jefferson, que tuvo más de 600 esclavos y tuvo seis hijos con una de ellos, Sally Hemings.

Desde hace algunos años, concejales de origen latino y negros habían pedido tímidamente su retirada. Tras muchas discusiones, el lunes decidieron trasladarla a la Sociedad Histórica de Nueva York.

«Jefferson representa algunas de las partes más vergonzosas de la larga y matizada historia de nuestro país», dijo la concejal Adrienne Adams.

El debate sobre la estatua de Jefferson es parte de un movimiento nacional que surgió a raíz de la muerte de George Floyd, un negro que murió asfixiado bajo la rodilla de un policía y que propició el movimiento Black Lives Matter, así como las desigualdades raciales que dejó en evidencia la pandemia del coronavirus, y el debate sobre si los monumentos de los confederados deberían ser retirados.

La estatua, hecha en escayola siguiendo el modelo de bronce de Jefferson que se exhibe en la rotonda del Capitolio en Washington, fue encargada en 1833 por Uriah P.Levy, el primer judío comodoro en la Marina estadounidense, para conmemorar el apoyo de uno de los padres de la Patria a la libertad religiosa en las fuerzas armadas.

Había en principio consenso para trasladar la estatua a la Sociedad de Historia de Nueva York, donde sería mostrada junto al necesario contexto histórico, pero el acuerdo se malogró porque el acceso al lugar es de pago, por lo que se propusieron a última hora emplazamientos alternativos como la Biblioteca Pública o el despacho del alcalde, posponiéndose la decisión final hasta antes de que acabe el año.

No es la única estatua con destino controvertido en la ciudad: la efigie de Theodore Roosevelt, presidente del país entre 1901 y 1909, situada a la entrada del Museo de Historia Natural, también está pendiente de traslado al no poderse de acuerdo el mismo Ayuntamiento sobre su destino final.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D