Publicidad

España

El Gobierno no obligará a Netflix a producir en catalán y ERC se revuelve diciendo que incluirá una enmienda

Nadia Calviño ha asegurado que la cuota del 6% en lenguas cooficiales existe, pero no se puede imponer a empresas constituidas fuera de España

El Gobierno no obligará a Netflix a producir en catalán y ERC se revuelve diciendo que incluirá una enmienda
El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián.|Alberto Ortega (Europa Press)

Pantomima audiovisual y parlamentaria. El Gobierno finalmente ha confirmado este martes que ninguna plataforma extranjera como Netflix o HBO tendrá la obligación de producir contenidos audiovisuales en lenguas cooficiales como el catalán. Ello, pese a que hace una semana Esquerra Republicana (ERC) aseguró públicamente que había conseguido que el Ejecutivo aprobase una cuota del 6% para estas lenguas a cambio de aprobar los Presupuestos Generales de 2022.

Siete días después, los PGE se han aprobado y la Ley General Audiovisual validada este martes en el Consejo de Ministros no ha incluido esta obligación. La vicepresidenta primera Nadia Calviño ha asegurado que efectivamente el 6% existe, pero que no se puede obligar a cumplir esta cuota a empresas constituidas fuera de España. Solo rige, por tanto, a empresas que tengan su sede central en España.

En este caso, como se trata de una transposición de la ley audiovisual europea, la directiva comunitaria impone un límite que es el principio de país de origen, en virtud del cual los prestadores de servicios de comunicación audiovisual sólo están sujetos al ordenamiento jurídico y a la jurisdicción del Estado miembro en el que están establecidos.

Este principio de país de origen establece el lugar donde están situadas las compañías matrices. En el caso de Netflix se deberá regir por la legislación holandesa y no por la española. Queda, por tanto, exenta de la legislación, pese a que ERC afirmó explícitamente hace una semana que era la principal empresa que debería cumplir con esta norma.

Lo peor es que el Ministerio de Asuntos Económicos ha indicado que ERC siempre supo que Netflix no podía ser incluida en esta normativa. Sin embargo, el Gobierno tampoco se ha encargado de negarlo taxativamente en posteriores ruedas de prensa para referirse al tema, lo que ha generado gran confusión sobre el asunto.

Respuesta de ERC

Frente a esta situación, ERC ha confirmado que no está satisfecha con el proyecto de Ley Audiovisual y ha anunciado que presentará enmiendas para mejorarlo y, entre otras cosas, intentar que empresas como Netflix tengan que aplicar la cuota de producción en lenguas cooficiales que su partido pactó con el Gobierno.

Así lo ha explicado su líder parlamentario Gabriel Rufián en una rueda de prensa en el Congreso al ser preguntado por el hecho de que su acuerdo con el Ejecutivo no podrá aplicarse a las plataformas audiovisuales que no tengan sede en España, como es el caso de Netflix.

Rufián, que asegura conocer el texto que el Gobierno va a enviar al Congreso, ha insistido en que este tipo de multinacionales «no deberían poder legislar» y ha indicado que su pacto con el Ejecutivo es «un acuerdo de mínimos» y que el texto debe mejorarse a su paso por las Cortes.

En este contexto, ha señalado que una de las cosas que hay que mejorar es lo relativo a estas multinacionales. «Haremos todo lo posible para mejorarlo, tenemos herramientas para hacerlo e intentaremos que así sea», ha asegurado.

¿Cuál es la solución? Desde el Gobierno han explicado que en el trámite parlamentario de la Ley Audiovisual se podrían incluir incentivos para que Netflix u otras plataformas apuesten por producir en catalán, aunque no se detalló cómo se podía articular estos planes.

Posibles denuncias ante la UE

Supuestamente, el martes pasado ERC y el Gobierno llegaron a un acuerdo para que el 6% de la producción de las nuevas plataformas audiovisuales se haga en catalán, gallego o vasco.

En el caso de la adaptación española a la transposición europea se ha establecido este 30% de obligación de obra europea, pero dentro de esto el 50% (el 15% en total) para lenguas cooficiales españolas. De este porcentaje el 40% (el 6% total) se deberá destinar a lenguas cooficiales, pero que no sean el castellano.

En el sector se indica que no tiene sentido producir en lenguas que no sean la oficial del país en el que operan. En antecedente más reciente es el caso francés. En verano, se estableció que Netflix, Amazon Prime o Disney+ invirtieran por ley entre un 20% y un 25% de su facturación en Francia en producciones locales.

Fuentes del sector consultadas por este diario indican que ante una eventual denuncia ante la UE, estas plataformas hubiesen tenido muchas posibilidades de ganar a la norma española y anular estas obligaciones. El problema es el tiempo que pueda tardar este recurso que se estima entre dos o tres años. 

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D