The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Ana Pastor: «Cuanto menos dure este Gobierno, mejor nos irá a los españoles»

La vicepresidenta segunda del Congreso acusa a Pedro Sánchez de «desnudar» la seguridad del Estado para mantenerse en el poder

Curtida en mil batallas políticas y con una trayectoria que la sitúa durante años al frente de importantes cargos, tanto en diferentes Gobiernos como en el propio Congreso de los Diputados, que presidió desde 2016 hasta 2019, Ana Pastor se muestra escandalizada ante la última crisis que envuelve al Gobierno de Pedro Sánchez a cuenta de los espionajes realizados por el CNI y los que han sufrido miembros del propio Ejecutivo, el mismo Sánchez o la ministra de Defensa, Margarita Robles, entre otros.

La hoy vicepresidenta segunda del Congreso denuncia que la actual presidenta, Meritxell Batet, ha actuado de parte del Gobierno, para tratar de satisfacer las iras de los independentistas que le han apoyado hasta ahora y acusa al Gobierno de «desnudar» la seguridad del Estado para mantenerse en el poder. Ana Pastor exige que Sánchez dé explicaciones de forma urgente, cuando aún no se ha fijado fecha para la comparecencia del presidente del Gobierno para informar sobre la crisis del espionaje y afirma que cada día que siga este Gobierno será peor para los españoles. Augura la llegada de Alberto Núñez Feijóo como un «cambio tranquilo», se cuida mucho de mentar a Vox ni posibles alianzas con ellos y esboza el escenario ideal de los populares: recuperar los 11 millones de votos que el PP obtuvo en 2011.

P.- Vistos los sucesivos episodios sobre el espionaje, tanto a personas vinculadas con el independentismo catalán como al propio presidente del Gobierno, a la ministra de Defensa o al de Interior ¿Quién es el responsable de la brecha de seguridad que supone tanto que se pongan al descubierto operaciones del CNI como que se acceda a los teléfonos de los miembros del Ejecutivo y se les robe información?

R.- Tenemos un Gobierno a la deriva, que está en descomposición. Es un Gobierno defendiéndose a sí mismo de sus propios ataques y de sus socios y poniendo en riesgo al Estado. El Gobierno Sánchez es capaz de desnudar la seguridad del Estado para sobrevivir y ponerla en manos de quienes quieren debilitar y destruir el Estado.

P.- Usted que ha sido presidenta del Congreso, ministra en dos gobiernos distintos y conoce bien las estructuras y el funcionamiento del Estado, ¿ve un responsable último de estos escándalos a cuenta del espionaje?

R.- Deduzca usted misma: somos el único país que da una rueda de prensa para anunciar que se ha espiado a su presidente y a su ministra de Defensa, un país en el que la Presidencia del Congreso actúa de parte del Gobierno, olvidando la separación de poderes y son miembros del propio Gobierno quienes ponen en tela de juicio el CNI. Por lo tanto, el Gobierno es el que está consiguiendo que populistas, independentistas, separatistas y los herederos de la banda terrorista ETA se estén envalentonando. Por eso, cuanto menos dure este Gobierno, mejor nos irá a los españoles.

P.- El pasado jueves se reunió la Comisión de Secretos y Fondos Reservados para dar cuenta de las actividades del CNI en relación con las escuchas a personas del mundo del independentismo catalán y a los pocos minutos se conoció buena parte de lo explicado por la directora del CNI en esa reunión. ¿Puede haber responsabilidades judiciales para sus miembros?

R.- Primero hay que decir que, desde la presidencia de la Cámara se ha actuado de parte… de parte del Gobierno. La separación de poderes es clave en una democracia y, en los últimos días hemos asistido a la reforma de un acuerdo parlamentario, que llevaba en vigor 30 años, por el cual era una mayoría cualificada de tres quintos quien tomaba las decisiones sobre los miembros que ocupaban la Comisión que se conoce como ‘de secretos oficiales’. La presidenta de la Cámara, con el apoyo de Podemos, ha llevado a cabo una reforma para incorporar a esta Comisión a los independentistas, los separatistas y los herederos de ETA. Han metido en la Comisión que vela por los secretos de Estado a quienes están por debilitar al Estado.

Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso. | Carmen Suárez

P.- Sin saber la identidad de quienes han divulgado el contenido de la reunión, ¿se debe exigir responsabilidades a sus señorías?

R.- Las leyes están para cumplirlas. Y con respecto a la Ley 11/1995, en su artículo 7, establece claramente el funcionamiento de la Comisión de Secretos, también la Ley 11/2002, de 6 de mayo, así como el propio Reglamento de la Cámara y queda expresamente reflejado que sus Señorías tienen que guardar estrictamente secreto de lo que en la Comisión se haya escuchado. Por tanto, quien vulnere la Ley tendrá que someterse al imperio de la Ley.

P.- La cuestión es que todas las versiones ofrecidas por los asistentes se ocultan en el anonimato, bajo la fórmula «fuentes asistentes a la reunión». Parece difícil atribuir a nadie la vulneración de ese secreto debido…

R.- Yo lo que sé es que cuando me tocó presidir esa Comisión, en mi calidad de presidenta del Congreso de los Diputados, previo al inicio de cada una de esas sesiones recordaba a sus señorías que, de producirse algún tipo de filtración, lo pondría en conocimiento de la Fiscalía. Hay que cumplir la Ley.

P.- En su época como presidenta de esa Comisión ya estaba el portavoz de ERC, el independentista Joan Tardà, por ejemplo…Y que se sepa no se quebró la confidencialidad ni se puso en riesgo la seguridad del Estado…

R.- Le voy a hacer una confesión: el director del CNI entonces (Félix Sanz Roldán) me llamó para decirme que era la primera vez que no había una filtración en una comisión de secretos. Se lo agradecí, la verdad. Aunque curiosamente leí en algún periódico un supuesto relato de lo ocurrido, que, por cierto, nada tenía que ver con lo que se dijo en el interior de la Comisión.

P.- ¿Va a pedir explicaciones el PP por los acontecimientos del pasado jueves y por las filtraciones sobre las actividades del CNI?

R.- El PP es un partido de Estado y, por tanto, le pide al Gobierno que no desestabilice al Estado, ni ponga en duda el prestigio de España. Es la primera vez que vemos una rueda de prensa de un miembro del Gobierno para decir que el Gobierno ha sido espiado. Es dramático. El PP va a estar siempre para defender la seguridad del Estado y sus instituciones. No se puede permitir que al sr. Sánchez, para mantenerse en el poder,  le valga cualquier cosa.

P.- Hemos asistido a varias broncas dentro del Ejecutivo. Una de ellas se puede resumir diciendo que el portavoz de Podemos pide la dimisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles… ¿Cómo asiste a esa pelea el PP?

R.- El PP está demostrando su sentido de Estado y lo que dijimos es que las explicaciones se dieran en la Comisión de Secretos y que comparezca en el Pleno el presidente del Gobierno. Y por supuesto, seguimos diciendo que no se puede hacer lo que se ha hecho, cambiando las reglas del juego a la hora de constituir la Comisión que vela por la seguridad y las materias clasificadas del Estado, para incluir a aquellos partidos que van, precisamente, en contra de la seguridad del Estado. Nosotros defenderemos siempre la seguridad del Estado y de las instituciones democráticas y seguiremos denunciando si se pone en riesgo por intereses partidistas.

P.- Una de las hipótesis que se maneja es que el presidente Sánchez pudo ser espiado por o desde Marruecos. Si se comprueba que eso es así ¿Cómo debería responder el Gobierno de España?

R.- Es el propio Gobierno quien ha generado y transmitido a la sociedad una imagen de debilidad y, lo que es más grave, también hacia el exterior de España. Han transmitido y transmiten debilidad, incertidumbre, enfrentamiento interno, inestabilidad e inseguridad. El presidente del Gobierno tiene que venir de forma urgente a la sede parlamentaria y dar todas las explicaciones que sigue sin dar a la Cámara y a todos los españoles, ante el esperpento al que estamos asistiendo.

Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso. | Carmen Suárez

P.- Al hilo de todas las filtraciones y de la exposición de la brecha de seguridad a la que estamos asistiendo, ¿cree que se pone en riesgo la celebración de la Cumbre de la OTAN, prevista para el próximo mes de junio en Madrid?

R.- Frente a un Gobierno en descomposición, que se defiende de sus propios miembros y de sus socios del acuerdo Frankenstein, el PP estará siempre defendiendo a España y trabando para recuperar el prestigio que nunca debió haber perdido. Frente a quienes atacan a los funcionarios que prestan su servicio a nuestro país velando por la seguridad nacional, nosotros los apoyaremos siempre.

P.- Entiendo que quieren que se celebre la cumbre y que tenga un resultado satisfactorio…

R.- Absolutamente… Tenemos unos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y unos funcionarios que están velando por la seguridad nacional dentro y fuera de nuestras fronteras y, en muchos casos, dando su vida. Desde aquí, todo mi apoyo, respeto y consideración.

P.- ¿Qué espera de la comparecencia, aún sin fecha, del presidente del Gobierno, para aclarar todo el escándalo del espionaje?

R.- Pedimos su comparecencia urgente. Tiene que dar explicaciones ya. No hay nada que le impida al Sr. Sánchez comparecer ya. Estamos en una situación que es esperpéntica. Los miembros del Gobierno peleados entre ellos, los socios del Gobierno quieren que haya una comisión de investigación, pero no votan para que comparezca el presidente del Gobierno. Lo lógico es que las explicaciones de los hechos se den en la Comisión de Secretos y la explicación política la dé el presidente del Gobierno. Pero ya ve que algunos carecen de sentido de Estado.

P.- ¿Debería dimitir la ministra de Defensa, Margarita Robles?

R.- El esperpento es tal que los propios miembros del Gobierno piden la dimisión de la ministra. Este Gobierno es la casa de los líos. Nunca se ha generado mayor inestabilidad e inseguridad y lo peor es el daño que se está haciendo a la imagen de España. El Gobierno está sometido a sus socios y aquí los únicos que ganan son los independentistas, los separatistas y los herederos de ETA.

Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso. | Carmen Suárez

P.- Alberto Núñez Feijóo dijo el pasado miércoles que es necesario un adelanto electoral. Dado que el único que puede provocarlo ahora mismo es Pedro Sánchez, ¿lo cree posible?

R.- Lo que creo es lo mismo que opinan la mayoría de los españoles: que cada día que continúe este Gobierno le irá peor a España.

P.- ¿Será Alberto Núñez Feijóo el próximo presidente del Gobierno?

R.- El presidente Feijóo, por su trayectoria, que es conocida y respetada, tiene la confianza cada día mayor de millones de españoles y, frente a la inestabilidad de este Gobierno, Feijóo ofrece estabilidad, serenidad, un cambio tranquilo y confianza. Eso es lo que necesita España y sobre todo que nos preocupemos de los temas que preocupan a los españoles, como el empleo, la inflación, los servicios públicos…que no son aquellos líos en los que está metido el Gobierno y sus socios. 

P.- Las encuestas sonríen al PP e indican que los populares han recuperado mucho terreno desde la llegada de Feijóo, incluso alguna sitúa ya al PP por delante del PSOE, pero no parece posible que el PP pueda gobernar sin el apoyo de Vox. ¿Sería ese un escollo insalvable para Feijóo?

R.- Nosotros aspiramos a ganar las elecciones y los españoles están viendo en el PP y en Feijóo un partido de Estado, que cree en Europa, que defiende el Estado de las Autonomías y un partido que cuenta con muchas personas que saben gobernar, porque ya lo han hecho en muchas ocasiones. Nos estamos esforzando en transmitir a los españoles que somos la única alternativa al Gobierno de España. Y esa alternativa es Feijóo y sus propuestas, como la alternativa económica que ha presentado recientemente.

P.- Frente a ese Gobierno Frankenstein que bautizó Rubalcaba, ¿sería un mal menor un Gobierno PP-Vox?

R.- El PP aspira a atraer al centro derecha a muchas personas que nos han votado durante mucho tiempo y que dejaron de hacerlo. Aspiramos a llegar a esos 11 millones de españoles que confían en un proyecto de centro reformista, que suponga una mejora en la vida de la gente, que se preocupe por el empleo, la sanidad, la educación, que se preocupe de sus mayores, y garantice sus pensiones. Tenemos un gobierno que en dos años ha aumentado la deuda en 200.000 millones, que van a heredar los hijos y los nietos. La alternativa al Gobierno Frankenstein es el PP.

Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso. | Carmen Suárez

P.- ¿Pero con Vox?

R.- Nos estamos dedicando a trasladarle a los españoles que todos aquellos que algún día nos dejaron de votar vuelvan a la casa común del centro derecha. A eso aspiramos. No miramos a otros. Nuestra alianza es con los ciudadanos. 

P.- El líder de Vox, Santiago Abascal, les afeaba recientemente en una entrevista que estén buscando alianzas y acuerdos con el PSOE. ¿A qué le suena ese reproche?

R.- Nosotros hablamos del PP, no de otros partidos. Estamos trabajando y explicando nuestra alternativa. Hablamos de lo que importa a los españoles.

P.- ¿Veremos a Ana Pastor de nuevo en un hipotético Gobierno presidido por Alberto Núñez-Feijóo?

R.- Mi única aspiración es que Feijóo sea el próximo presidente del Gobierno y que a España le vaya bien. Llevo muchos años en la vida pública, siempre defendiendo el interés general y ahora más si cabe, apoyando al presidente Feijóo. Nosotros empezamos a trabajar juntos en Galicia, en la década de los 90. Y por eso puedo decir con conocimiento de causa que va a ser un gran presidente de España, como lo ha sido de Galicia. Mi objetivo es apoyarle, ayudarle en todo lo que él considere oportuno, para que él y nuestro partido lleguen al Gobierno.

Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso. | Carmen Suárez

P.- ¿Cree en la Gran Coalición a la alemana y piensa que sería posible en España?

R.- Al presidente Feijóo le preguntaron si creía que podía ganar las elecciones y él respondió: «Lo tienen que creer los españoles». Pienso que los españoles, en muy poco tiempo, creen ya que el futuro de España pasa por Alberto Núñez Feijóo y por el PP. Por eso nos centrarnos en lo que preocupa a los españoles: que siga habiendo tres millones de personas en paro, y que de ellos, más de 1,7 millones sean mujeres, lo cual es muy preocupante porque refleja la desigualdad que sigue existiendo en nuestro país.  Soy una de las feministas a la que nos preocupa el empleo de las mujeres. Ahí me encontrarán siempre: defendiendo la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, defendiendo el empleo, un sistema educativo que distinga entre suspenso y aprobado, una sanidad pública de calidad que no debe permitirse listas de espera de más de 700.000 personas. A eso es a lo que hay que dedicarse. Y por eso nosotros tenemos un proyecto ilusionante y no necesitamos nada más y nada menos que el apoyo de la mayoría de los españoles.

P.- ¿Cree que esa Gran Coalición sería posible con Pedro Sánchez en activo?

R.- Mi experiencia política formando parte tanto del Gobierno de Aznar como del de Rajoy, me ha ratificado que lo más importante para un país es la estabilidad. Y ésta se alcanza en buena medida con un proyecto político que cuente con un programa único y bien definido y apoyado por una inmensa mayoría de la sociedad. A eso aspiramos. A dar la mayor estabilidad y certidumbre a nuestro país. 

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D