The Objective
Publicidad
España

Anticorrupción da carpetazo a la investigación sobre las mascarillas del hermano de Ayuso

La Fiscalía General del Estado informa del cierre de las diligencias abiertas al no apreciar «indicios de la comisión de infracciones penales»

Anticorrupción da carpetazo a la investigación sobre las mascarillas del hermano de Ayuso

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid | Europa Press

La Fiscalía Anticorrupción ha archivado la investigación abierta el pasado mes de marzo sobre el contrato de mascarillas vinculado a Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Así lo ha confirmado la Fiscalía General del Estado en un decreto, al que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, en el que comunica el cierre de las diligencias abiertas al no apreciar «indicios de la comisión de infracciones penales».

El Ministerio Público considera que no hay indicios de los delitos de tráfico de influencias, prevaricación, fraude y falsedad documental denunciados por PSOE, Podemos y Más Madrid. Además, la fiscalía especializada descarta cualquier «intervención directa o indirecta de la presidenta de la Comunidad de Madrid» y añade que, tras las diligencias practicadas, tampoco consta que su hermano hubiese mediado en su nombre «ante funcionario o autoridad alguna».

La decisión se adopta tras analizar la documentación aportada por el propio Tomás Díaz Ayuso y Daniel Alcázar Barranco, administrador de la empresa Priviet Sportive SL, adjudicataria del polémico contrato de 1.512.500 euros por el suministro de 250.000 mascarillas durante la primera ola de la pandemia al hospital de IFEMA. Una operación por la que el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid percibió una comisión de 59.203,52 euros. Anticorrupción interrogó en calidad de testigos en dos ocasiones a ambos entre abril y junio.

La fiscalía especializada considera acreditado que el 10 de marzo de de 2020, cinco días antes de decretarse el estado de alarma, Tomás Díaz ayuso presentó a Alcázar un documento «para la introducción de la empresa Priviet Sportive S.L. en el mercado sanitario». «Daniel Alcázar Barranco aceptó emprender esta colaboración con Tomás Díaz Ayuso acordando que Priviet le remuneraría con una cantidad fija de 175.000 euros y un bonus a determinar por cada operación de venta exitosa, en función de su rentabilidad (…) estableciendo en todo caso un tope máximo del 7%», indica el decreto de la FGE.

El contrato de las mascarillas fue legal

En el marco de la descrita colaboración, se produjo la operación que culminó con la venta por parte de Priviet al Servicio Madrileño de Salud (SERMÁS) de 250.000 mascarillas. «El análisis de la tramitación del contrato, de su objeto, precio y ejecución no permite concretar ilegalidad alguna, al menos en lo concerniente a las conductas incluidas en el perímetro de esta investigación», indica Anticorrupción.

El Ministerio Público explica que un representante de esta compañía, cuyas iniciales corresponden a Miguel Alcázar Barrancohermano del dueño de Priviet Sportive y socio del hermano de Ayuso, como reveló este diario- envió un correo a la subdirectora general del SERMAS en el que le ofrecía tres partidas de mascarillas: de 150.000, 250.000 y 500.000 unidades, al mismo precio de 5 euros pero con diferentes plazos de entrega, adjuntando la información técnica correspondiente al potencial fabricante. «En la preparación de estas ofertas intervino Tomás Díaz Ayuso», afirma Anticorrupción, que confirma que finalmente la Comunidad de Madrid optó por la segunda oferta.

El hermano de Ayuso no intervino en la adjudicación

No obstante, la Fiscalía da por acreditado que el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid no intervino en el procedimiento de adjudicación del contrato. «Tomás Díaz Ayuso no tuvo intervención en el procedimiento seguido en la Subdirección General. De acuerdo con las declaraciones prestadas en estas diligencias y con la propia documentación aportada no fue él quien contactó con la Subdirección sino Priviet, desconociéndose en dicha Subdirección que el Sr. Díaz Ayuso tuviera relación alguna con esta empresa», añade la fiscalía especializada.

«Es significativo al respecto que en los correos que envió Priviet la Subdirección, D. Tomás Díaz Ayuso figurara en copia oculta, por lo que su intervención en la operación, de asesoramiento técnico a la empresa para preparar la oferta, fue desconocida por
los funcionarios tramitadores de esta
», agrega. Además, el Ministerio Público señala que la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid evaluó favorablemente la operación el 23 de marzo de 2022 y concluyó que la adjudicación «fue plenamente conforme con el procedimiento previsto para la tramitación de emergencia».

El proveedor coreano

En la oferta inicial Priviet adjuntó una oferta inicial en la que se hacía una descripción completa del material, que fabricaría la empresa Jianxing Yinou Busway, domiciliada en Zheijiang (China). Sin embargo, el material entregado acabó siendo fabricado por otra sociedad china, Shangay Global Testing Services Co. Ltd (GTS) domiciliada en Shangay (China).

«El cambio de fabricante obedeció a las dudas que había generado en la parte vendedora la documentación aportada por Jiaxing Yinou Busway, empresa china que PRIVIET manejaba como fabricante de las mascarillas. Esta documentación, así como la presentada por Zhangjiagang Xiecheng Mechanical Equipment ha sido analizada por la Unidad adscrita de la Policía a esta Fiscalía Especial», agrega Anticorrupción. El material fabricado en China fue adquirido por Priviet a la empresa coreana K Beauty & Media, con la que Danial Alcázar ya había mantenido relaciones comerciales en el pasado.

Según el único el documento único administrativo de importación declarado por Priviet, la sociedad para la que trabajaba el hermano de Ayuso hizo dos pagos a esa sociedad coreana por importe de unos 240.000 euros cada uno el 2 de abril de 2020, unos 480.000 euros en total. Las mascarillas acabaron siendo entregadas al SERMÁS en el hospital de IFEMA el 17 de abril. El 27 de junio Priviet percibiría 1.512.500 euros por el suministro del material sanitario.

Declaró a Hacienda los 234.103 euros que cobró de Priviet

La operación generó más de un millón de euros de ganancia a la empresa de Daniel Alcázar. La Fiscalía Anticorrupción cifra en un 4% el bonus que el hermano de Ayuso obtuvo por la operación. El Ministerio Público detalla que Tomás Díaz Ayuso emitió cuatro facturas a Priviet los días 30 de abril, 30 de mayo y 30 de junio para el pago del importe fijo acordado con Priviet, 175.000 euros, además de una cuarta emitida el 15 de junio de 2020 por el «bonus de aproximadamente el 4% del importe de la adjudicación».

Por las tres primeras facturas, el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid percibió 58.300 euros. Por la cuarta, en concepto de comisión, cobró 59.203,52 euros. Todas estas facturas fueron declaradas a Hacienda en concepto de retenciones e ingresos a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), según Anticorrupción.

También Priviet declaró el pago del importe total de 234.103 euros a Tomás Díaz Ayuso en el segundo trimestre del ejercicio 2020, y este último «declaró las operaciones por el mismo importe en el modelo 303 del segundo trimestre de IVA», indica el decreto firmado por el fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón.

El escrito concluye advirtiendo que el archivo de las diligencias de investigación se produce «sin realizar pronunciamiento alguno en lo concerniente a los posibles delitos de malversación, fraude a los intereses financieros de la Unión Europea y cohecho» que investiga la Fiscalía Europea desde el pasado 28 de marzo.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D