The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Lifestyle

Las claves detrás del retorno de 'El Ministerio del Tiempo'

El Ministerio del Tiempo es el gran fenómeno de ficción televisiva española de los últimos años. A pesar de haberse desinflado ligeramente la histeria de los ministéricos -es inevitable tras tres temporadas e incomprensibles parones en mitad de una misma-, sigue generando una inmensa expectación.

Las claves detrás del retorno de 'El Ministerio del Tiempo'

El Ministerio del Tiempo es el gran fenómeno de ficción televisiva española de los últimos años. A pesar de haberse desinflado ligeramente la histeria de los ministéricos -es inevitable tras tres temporadas e incomprensibles parones en mitad de una misma-, sigue generando una inmensa expectación.

Después de la pausa de verano, la tercera entrega de El Ministerio del Tiempo vuelve a nuestras pantallas con un montón de aventuras. A continuación, repasamos brevemente la primera parte de la temporada para entender en qué punto nos quedamos y de qué punto partiremos este mismo lunes 18 en prime time.

 

Lo que vimos en la primera parte

Las misiones de la tercera entrega de El Ministerio del Tiempo vinieron precedidas del que, posiblemente, haya sido uno de los peores golpes han sufrido los agentes y sus seguidores: la pérdida de Julián. Una misión fallida en la batalla de Teruel durante la Guerra Civil se llevó la vida de uno de los agentes más emblemáticos de esta institución. Amelia ha seguido recordándole durante los episodios que han seguido a su fallecimiento.

 

 

En aquellos primeros impases de temporada encontramos a un personaje que no conocíamos: Marta. Este romance desconocido de Pacino llegó a nuestras pantallas en la ciudad de San Sebastián, en mitad del famoso festival de cine, hasta que su lado más oscuro salió a la luz. El policía ochentero descubre que actúa al margen de la legalidad del Ministerio y que quiere traicionarles. ¿Qué oculta esta mujer? ¿Para qué necesita a Pacino? Es una trama abierta para el resto de la temporada.

 

 

Lola Mendieta vuelve a tener un papel relevante en la trama en esta tercera temporada de El Ministerio del Tiempo. Lo hace en una versión mucho más joven, como una luchadora de la resistencia durante la II Guerra Mundial. Para ganarse la confianza de los funcionarios del Ministerio, Mendieta ha tenido que pasar todo tipo de pruebas, sobre todo por parte Irene y Angustias. Tanto es así, que termina siendo sometida al polígrafo para comprobar que no tiene ningún plan de robo de arte o información. El pasado de Mendieta le persigue… o más bien el futuro.

 

 

Las sospechas sobre Lola planean durante capítulos, pero ella termina convirtiéndose en una heroína al salvar a la patrulla del tío de Amelia. Salvador le encomendó la misión de infiltrarse en la sociedad secreta El Ángel Exterminador para conocer sus propósitos, algo que se le da de maravilla.

 

 

Con la entrada de Lola, al final ha terminado llegando la despedida -en forma de hasta luego- de una de las agentes más queridas: Amelia Folch. Tras el malvado y frustrado plan de su tío de matar a toda la patrulla, el gobierno requisa todos sus bienes, de los que el padre de Amelia era socio. El hombre no puede soportar la situación y terminó sufriendo un infarto. En ese mismo instante, Amelia es consciente de que tiene que volver al lado de su madre y levantar el negocio familiar. «Necesito elegir entre el Ministerio y mi familia, y voy a elegir a mi familia», llega a sentenciar.

 

 

Lo que nos espera ahora

No sabemos si Amelia volverá, o si Lola terminará traicionando al Ministerio. Pero sí tenemos algunas pistas de lo que nos queda por ver en esta segunda mitad de temporada.

 

 

Desde luego, la marcha de Amelia deja tocada a la patrulla, pero las misiones del Ministerio no pueden parar. La primera de ellas será lograr que Viridiana de Buñuel no desaparezca de la Historia y gane el Festival de Cannes. Ello conllevará que Irene se reencuentre con el pasado del que huyó y Pacino pueda revisitar su infancia. Mientras, la joven Lola Mendieta empezará a saber lo duro que va a ser para ella ser dueña de su propio destino.

Además, según adelantan desde RTVE, la guerra entre las sociedades secretas seguirá su curso. El Ángel Exterminador y los Hijos de Padilla viajarán por el tiempo para imponer sus reglas y pondrán en peligro la existencia del Ministerio. La conquista de América, el Papa Luna (encerrado en su castillo de Peñíscola), la aparición de refugiados moriscos en pleno siglo XXI, salvar la vida de un maduro Bolívar, lograr que la Transición llegue a buen puerto protegiendo al futuro presidente Suárez… serán problemas que la patrulla deberá resolver con la ayuda de la nueva Lola Mendieta. Y de paso, conseguir que la verbena de la Paloma no desaparezca y que Chicho Ibáñez Serrador logre estrenar Historias para no dormir.

Envía el primer comentario
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D