Garlic, el primer gato clonado en China

Lifestyle

Garlic, el primer gato clonado en China
Foto: Stringer

Una empresa de Pekín ha logrado clonar a un gato por primera vez en China, un avance científico que podría llevar a la clonación de otros animales.

Siete meses después de la muerte de su gato Garlic (Ajo), su propietario, Hang You, ha vivido la alegría de volver a ver a su mascota convertida en un pequeño gato gris y blanco.

Cuando Garlic murió, su dueño lo enterró en un parque cercano a la casa. Sin embargo, poco después recordó un artículo sobre la clonación de perros y lo desenterró y lo preparó para que pudiera ser clonado. “Garlic no dejó nada para las siguientes generaciones, así que solo podía escoger clonarlo”, ha dicho Hang You a The New York Times.

«Se parece en más de un 90%», asegura este joven chino de 23 años, que espera que el gato, nacido en julio de una gata portadora, tendrá la misma personalidad que el original. Ajo se ha convertido en el primer gato clonado por la empresa Sinogene, que desde el año 2017 ha clonado a unos 40 perros.

Garlic, el primer gato clonado en China 1

Garlic, el gato clocado. | Foto: Sinogene

La clonación de un gato cuesta alrededor de 35.000 dólares y clonar a un perro tiene un coste de unos 53.000 dólares.

En las últimas décadas, los chinos han comenzado a tener más animales de compañía, que estaban prohibidos durante la época de Mao. Según un informe del organismo profesional Pet Fair Asia y de la web Goumin.com, los gastos relacionados con animales domésticos representaron el año pasado 171.000 millones de yuanes (unos 21.400 millones de dólares).

La clonación de un gato podría permitir avanzar en el camino hacia la clonación de un panda, un logro que China lleva veinte años intentando, informa AFP.