The Objective
Publicidad
Gente

La mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, pasa por chapa y pintura antes de la cena OTAN

La mujer del presidente del Gobierno ejerció de perfecta anfitriona de la cena celebrada por la cumbre de la OTAN, donde apareció con nuevo ‘look’

La mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, pasa por chapa y pintura antes de la cena OTAN

Pedro Sánchez y Begoña Gómez vivieron este miércoles un día muy importante para ellos. El presidente del Gobierno y su mujer se convirtieron en los protagonistas de la cumbre de la OTAN con una majestuosa cena celebrada en el Museo del Prado.

El matrimonio se volcó en la reunión de jefes de Estado y Gobierno de los 30 países aliados que se celebra esta semana en Madrid. La velada reunió a más de 50 representantes de países miembros de la OTAN y varios altos mandos de la Unión Europea, todos con sus respectivos acompañantes.

Tal y como se puede observar en el material audiovisual de la cena, Pedro Sánchez y Begoña Gómez fueron unos magníficos anfitriones. Se les vio charlando de forma distendida con mandatarios tan importantes como Joe Biden, presidente de Estados Unidos, y Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, entre otras muchas personalidades.

Begoña Gómez, Pedro Sánchez y Joe Biden en la cena de la OTAN
Begoña Gómez, Pedro Sánchez y Joe Biden en la cena de la OTAN
Begoña Gómez, Pedro Sánchez y Joe Biden en la cena de la OTAN
Begoña Gómez, Pedro Sánchez y Joe Biden en la cena de la OTAN
Boris Johnson y Begoña Gómez en la cena de la OTAN
Boris Johnson y Begoña Gómez en la cena de la OTAN

Begoña Gómez pasa por chapa y pintura antes de la cena: vuelve a cambiarse el color del cabello

Siempre fiel a su estilo, la elección de Begoña Gómez para el evento no defraudó. La esposa del presidente, de 47 años, lució un vestido rojo de su diseñador fetiche, el español Marcos Luengo.

El corte, de escote asimétrico, largo midi y entallado a la cintura, resaltaba su silueta, esculpida gracias al ejercicio que suele realizar en su tiempo libre.

Begoña Gómez en la cena de la OTAN, en el museo del Prado
Begoña Gómez en la cena de la OTAN, en el museo del Prado

Un look muy estudiado en el que también destacó su reciente visita al salón de estética, pues, una vez más, Begoña Gómez ha vuelto a cambiarse el color del cabello. Esta vez, ha optado por un tono rubio más platino y unas mechas más marcadas. Una elección más atrevida pero, en esta ocasión, acertada:

begoña antes ahora
El cabello de Begoña Gómez antes (izquierda) y ahora (derecha)

Una nueva etapa para ella

Esta sonada aparición pública de la esposa del presidente del Gobierno se produce pocos días después de su reciente cambio laboral. En concreto, Begoña Gómez ha abandonado la Dirección del IE Africa Center en busca de una nueva etapa profesional tras casi cuatro años al frente de esta sección del centro educativo.

De este modo, Gómez, licenciada en Marketing por ESIC y experta en ‘fundraising’ y captación de fondos para organizaciones no lucrativas (ONL), ha dejado el proyecto unos meses antes de cumplir cuatro años al frente del mismo según, ya que el Instituto de Empresa la fichó en agosto de 2018, al poco de llegar Sánchez a la Moncloa. Por el momento, se desconoce si tiene nuevo trabajo o si simplemente está en búsqueda, como tantos otros españoles.

Begoña Gómez, Pedro Sánchez y Joe Biden en la cena de la OTAN
Begoña Gómez, Pedro Sánchez y Joe Biden en la cena de la OTAN

En la sombra desde la pandemia de coronavirus

Desde el comienzo de la pandemia, en 2020, Begoña Gómez se deja ver lo justo y necesario. El 8 de marzo de aquel año, todo cambió para la mujer de Pedro Sánchez, de 50 años. Acudió a la manifestación feminista fijada para ese día y, días después, se supo que tenía coronavirus y que estaba guardando cuarentena en su casa. Tras ello, llegó el confinamiento y las vacaciones de verano. Hubo que esperar seis meses para volver a ver a la esposa del presidente de España, concretamente en un desfile de la Madrid Fashion Week, y en solitario.

Esta tónica de no hacer ruido y permanecer en un segundo plano la ha mantenido desde entonces. Poco a poco, Begoña Gómez ha ido desapareciendo de la agenda oficial de Sánchez, acudiendo, únicamente, a congresos y eventos de moda y acompañando a su marido a lo estrictamente necesario, como a la visita oficial a Corea del Sur, en la que también estuvieron los reyes de España, el viaje a Roma para conocer al papa Francisco o esta misma semana en la cumbre de la OTAN. Citas, sin duda, ineludibles.

Pedro Sánchez y Begoña Gómez en la cena de la OTAN, en el museo del Prado
Pedro Sánchez y Begoña Gómez en la cena de la OTAN, en el museo del Prado

Se desconocen los motivos

Como decíamos, en los últimos años la presencia de Begoña Gómez en eventos ha sido contada, y se espera que en 2022 siga la misma tónica. Pero ¿por qué este cambio? ¿Qué ha ocurrido?

Pueden haber sucedido tres cosas. La primera, la crisis de reputación que sufrió al acudir a la manifestación del 8 de marzo, cuando la mayoría de expertos recomendaba no hacerlo por el avance del virus. La segunda, que esté centrada en su trabajo y no le apatezca acompañar a su marido a los actos. Y la tercera, la salida de Iván Redondo del Gobierno de Sánchez.

El que era asesor del presidente salió del equipo del PSOE el 10 de julio del pasado año. Es sabido por todos que el modus operandi de Iván Redondo bebe mucho de la comunicación política estadounidense, en la que las familias de los políticos y las parejas de éstos juegan un papel primordial en las encuestas y elecciones.

DL u438245 005
Pedro Sánchez y Begoña Gómez en 2019

La imagen de familia unida, de un presidente deportista y amante de los animales, de una esposa sonriente y dispuesta, vende mucho en Estados Unidos, e Iván Redondo parece que quiso imitar el modelo aquí en España, con Pedro Sánchez y compañía. Y lo cierto es que lo estuvo haciendo.

Sin embargo, al salir del equipo de Sánchez, esta estrategia quedó en nada, y quizá por ello Begoña Gómez no ha retomado su papel en publico, como sí hacía antes de aquel marzo de 2020.

Centrada en sus asuntos y en sus hijas

Cuando no está trabajando o ejerciendo de ‘primera dama’, Begoña Gómez dedica su tiempo libre a escuchar música –le encanta La Habitación Roja y Björk–, a leer, hacer deporte y a estar con las dos hijas que tiene con Pedro Sánchez –con quien lleva desde 2006–: Ainhoa, de 17 años, y Carlota, de 15.

Antes de vivir en la Moncloa –algo que a Begoña Gómez no le apetecía ni lo más mínimo pero al final acabó aceptando–, los cuatro residían en un chalet en Pozuelo de Alarcón, localidad madrileña cercana a su vez de Aravaca. La vivienda, de 80 metros cuadrados, tiene garaje y fue comprada a medias entre los dos. El metro cuadrado en esta zona ronda los 3.000 euros. También tienen piso un en la localidad de Mojácar, en Almería, donde suelen pasar los veranos.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D