The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Internacional

Julian Assange tuvo un derrame cerebral en octubre en la prisión británica de Belmarsch

Lo ha desvelado su prometida, Stella Moris, tras conocerse que ha prosperado su extradición a Estados Unidos

Julian Assange tuvo un derrame cerebral en octubre en la prisión británica de Belmarsch

Stella Morris habla a los medios de comunicación al salir del juzgado. |Henry Nicholls (Reuters)

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, tuvo un derrame cerebral en octubre cuando se encontraba en la prisión de máxima seguridad Belmarsh donde permanece recluido, ha desvelado su prometida, Stella Moris, tras conocerse que ha prosperado su extradición a Estados Unidos.

Assange, acusado de espionaje y con una posible condena de hasta 175 años de prisión a sus espaldas, habría sufrido un derrame cerebral el 27 de octubre durante una comparecencia en vídeo en el proceso abierto con el Tribunal Supremo de Reino Unido sobre su extradición. Desde entonces, se ha sometido a una resonancia magnética y recibe medicación para tratarse por las graves lesiones que le han provocado su estancia en prisión, según ha denunciado Moris en un artículo publicado en Daily Mail.

«Miren a los animales atrapados en jaulas en un zoológico. Les acortan la vida. Eso es lo que le está pasando a Julian. Los interminables casos judiciales son extremadamente estresantes mentalmente», ha dicho su prometida en el periódico británico, donde también ha resaltado que en la prisión de máxima seguridad «le faltaba aire fresco y luz solar, una dieta adecuada y los estímulos que necesita».

La Justicia de Reino Unido avaló el viernes el recurso presentado por Estados Unidos para extraditar al fundador de WikiLeaks al país norteamericano. El Tribunal de Apelaciones ha reactivado el proceso al considerar que había motivos de salud y un alto riesgo de suicido para el acusado en caso de que la extradición siguiese adelante.

«Dado que no estaba en condiciones médicas para asistir a su propio juicio a través de un enlace de vídeo. ¿Cómo pueden siquiera discutir si está en condiciones de ser expuesto a un juicio ‘de espectáculo’ en los Estados Unidos, un país que se niega a enjuiciar a sus torturadores y criminales de guerra?», ha reaccionado el relator de la ONU que examina casos de torturas y castigos crueles o degradantes, Nils Melzer, en un vídeo que ha publicado en sus redes sociales.

La decisión supone un duro golpe para el activista y programador, si bien su equipo legal está estudiando recurrir el fallo. Al conocer la noticia, Moris expresó que se trataba de un «grave error judicial» e hizo hincapié en que la extradición es «abusiva» y «vengativa».

Por su parte, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha condenado el fallo y ha aclarado que «apoyará cualquier recurso legal que presente el equipo de Assange». En un comunicado, ha señalado que el caso será llevado ante Naciones Unidas y se ha sumado así a decenas de grupos que han solicitado al Gobierno británico la puesta en libertad del activista

La defensa ya venía advirtiendo de que su salud se había deteriorado gravemente en los últimos años. La jueza Vanessa Baraitser, del tribunal de primera instancia, había considerado probado que Assange se había autolesionado y tenía tendencias suicidas. «La impresión general es la de un hombre deprimido y en ocasiones desesperado que teme por su futuro», indicó en enero al emitir sentencia.

Baraitser, sin embargo, ya rechazaba entonces los argumentos legales presentados por la defensa, entre ellos las dudas expresadas sobre la posibilidad de que Assange no fuese sometido a un juicio justo en Estados Unidos.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D