The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Internacional

EEUU envía a Ucrania un cargamento de 90 toneladas de armas para hacer frente a Rusia

Aunque oficialmente continúa el diálogo con Rusia para buscar una salida diplomática, la Embajada de Estados Unidos en Kiev envía a Ucrania «ayuda letal»

EEUU envía a Ucrania un cargamento de 90 toneladas de armas para hacer frente a Rusia

Armamento enviado por Estados Unidos a Ucrania.|Embajada de EEUU

L

Estados Unidos y Rusia siguen negociando una salida diplomática a la crisis en Ucrania para evitar un conflicto armado. Aunque oficialmente continúan dialogando, sus palabras en pos de la solución pacífica contrastan con sus actos: tras el despliegue en las fronteras del Kremlin y la reactivación de las maniobras de la OTAN, Estados Unidos ha vuelto a mover ficha con el envío de un cargamento de 90 toneladas de armas para hacer frente a Rusia.

La Embajada de Estados Unidos en Kiev ha informado del aterrizaje de este primer cargamento armamentístico aprobado por el presidente Joe Biden. «Este envío incluye cerca de 200.000 libras [90 toneladas] de ayuda letal, inclusive munición para las defensas en primera línea de Ucrania», ha aseverado el organismo estadounidense.

«El envío, y 2.7 mil millones de dólares desde 2014, demuestra el compromiso de Estados Unidos para ayudar a Ucrania a reforzar sus defensas frente a la creciente agresión rusa«, ha aseverado la Embajada de Estados Unidos en Ucrania en un mensaje compartido en la red social Twitter.

Esta nueva partida de armas es la primera aprobada por la Administración Biden. Aunque fue aprobada en diciembre, la información no se ha dado a conocer hasta esta semana, al ser confirmada por el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken. Este envío amenaza con aumentar la tensión con Rusia, que en reiteradas ocasiones se ha pronunciado en contra de la llegada de material militar a Ucrania al entender que solo sirve para aumentar la tensión militar en la zona, como ya había ocurrido recientemente con otra remesa de armas ligeras antitanque entregadas por Reino Unido.

Desalojo de la Embajada de EEUU en Kiev

El envío de material bélico coincide, no solo con la manifiesta escalada de tensión con Rusia, sino con las primeras maniobras de Estados Unidos para evacuar al personal diplomático no esencial de la Embajada de Estados Unidos en Ucrania. Según ha informado la cadena CNN, fuentes cercanas al Gobierno ucraniano se ha confirmado que Estados Unidos ya ha informado a las autoridades de Kiev que las evacuaciones «podrían comenzar la semana que viene como muy pronto», en una decisión que ha causado cierto malestar en el Gobierno ucraniano.

De hecho, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, habló recientemente con el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, a quien trasladó su opinión de que la evacuación diplomática sería una «reacción exagerada» que podría debilitar la confianza en el Gobierno ucraniano. El Departamento de Estado no ha corroborado esta información y se ha limitado a informar de que está desarrollando «rigurosos planes de contingencia, como siempre ocurre, en el caso de que la situación de seguridad se deteriore».

Ejercicios de la OTAN

También en las últimas horas se ha dado a conocer que, a partir del lunes, los socios de la OTAN, incluido Estados Unidos, iniciarán el ejercicio marítimo «Neptune Strike ’22» en el mar Mediterráneo, según ha informado el secretario de prensa del Pentágono, John F. Kirby, durante una sesión informativa. Estos simulacros, que se prolongarán durante 12 días, habían permanecido en el limbo dada la tensión existente con Rusia, pero finalmente la Alianza Atlántica ha decidido seguir adelante con ellos.

Neptune Strike ’22 «está diseñado para demostrar la capacidad de la OTAN para integrar las capacidades de ataque marítimo de alto nivel de un grupo de ataque de portaaviones, para apoyar la faceta disuasoria y de defensa de la Alianza», ha explicado el secretario antes de reiterar que estos ejercicios se estaban planeando desde 2020. «Dada la tensión de este momento, se ha dado al tema la debida consideración. Tras conversaciones con nuestros aliados, acabamos tomando la decisión de seguir adelante», ha añadido Kirby.

«El ejercicio en sí no está diseñado contra los tipos de escenarios que podrían ocurrir con respecto a Ucrania. Realmente es un ejercicio marítimo de la OTAN para probar una amplia gama de capacidades marítimas que queremos asegurarnos de seguir mejorando», ha insistido.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D