La OEA no descarta una intervención militar contra Maduro en Venezuela

Economía y capital

La OEA no descarta una intervención militar contra Maduro en Venezuela
Foto: Fernando Vergara

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha afirmado que no se puede descartar una intervención militar contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro para poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano. Por su parte, el Gobierno venezolano ha respondido que denunciará a Almagro ante la ONU.

«En cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción«, ha precisado Almagro en una rueda de prensa que ha tenido lugar en el lado colombiano del puente internacional Simón Bolívar, a pocos metros de la línea fronteriza con Venezuela.

Almagro, que ha visitado la ciudad fronteriza de Cúcuta para ver sobre el terreno la situación de miles de venezolanos que emigran a diario de su país agobiados por la escasez de alimentos y medicinas, entre otras privaciones, ha agregado «que las acciones diplomáticas están en primer lugar» pero no se pueden descartar otras, dada la gravedad de la situación.

El jefe de la OEA ha respondido así a una pregunta de periodistas y ha señalado que «definitivamente el régimen de Nicolás Maduro lo que está perpetrando en materia de crímenes de lesa humanidad contra su población, en violaciones de derechos humanos, en sufrimiento de la gente, en el éxodo inducido que está impulsando», hace que no se pueda descartar la opción de la intervención militar.

Almagro, que ha dado la rueda de prensa junto al canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo García, y el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, ha lamentado «el dolor» y «el sufrimiento del pueblo venezolano».

«Un pueblo venezolano que hoy es víctima de la represión, pero una represión distinta, incluso a las demás dictaduras que hemos tenido en el continente; en este caso es la miseria, es el hambre, es la falta de medicamentos como instrumentos represivos para imponer una voluntad política al pueblo», ha afirmado.

A renglón seguido ha declarado que nunca se ha visto en el mundo un «un Gobierno tan inmoral» que «se niega a aceptar la ayuda humanitaria cuando está en medio de una crisis humanitaria».

«Eso es absolutamente inadmisible y no lo podemos permitir, la ayuda humanitaria tiene que llegar a Venezuela«, ha subrayado en medio de los aplausos de centenares de venezolanos que se detuvieron en el puente para escucharlo y que gritaban consignas como «Ayuda» o «Abajo Maduro».

El secretario general de la OEA ha insistido en que «el pueblo venezolano ha pagado un precio más que alto para recuperar su libertad, para recuperar su democracia y todavía no la ha recuperado» y por eso ha considerado fundamental la ayuda de la comunidad internacional, empezando por la financiera, para hacer frente al éxodo que se extiende por toda Suramérica.

«La comunidad internacional definitivamente tiene que dar respuesta a esto, la comunidad internacional es responsable y no puede permitir una dictadura en Venezuela, una dictadura que afecta la estabilidad de toda la región, la afecta a partir del narcotráfico, la afecta a partir del crimen organizado, la afecta a partir de la profunda crisis humanitaria que ha creado», manifestó.