La Fiscalía alemana pide la extradición de Puigdemont por rebelión y malversación

Mundo ethos

La Fiscalía alemana pide la extradición de Puigdemont por rebelión y malversación
Foto: SUSANA VERA| Reuters

La Fiscalía alemana ha pedido este martes a la Audiencia Territorial de Schleswig, en el norte del país, la tramitación de la extradición a España del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos. Además, ha pedido mantener en prisión a Puigdemont mientras se tramita su extradición a España, por entender que existe riesgo de fuga.

El fiscal general del estado de Schleswig-Holstein ha reconocido la validez en el derecho alemán de los cargos de la justicia española contra Puigdemont y ha pedido su extradición, aunque la decisión deberá tomarla un tribunal en los próximos días.

La Fiscalía considera que, aunque el delito de rebelión no existe específicamente en la legislación alemana, es parecido al de alta traición y es suficiente para justificar la extradición. «Legalmente no es exigible una coincidencia literal de los códigos penales alemán y español», ha explicado en un comunicado.

Por su parte, los abogados alemanes de Puigdemont han solicitado por escrito a la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein que rechace la petición de extradición de la Fiscalía alemana. La defensa envió este escrito el domingo anticipándose al movimiento de la Fiscalía, ha dicho el portavoz del equipo alemán de abogados de Puigdemont, Till Dunckel, a Efe.

Esta petición llega un día después de que Puigdemont alegara en su primer recurso al Tribunal Supremo que el 1-O no hubo «ningún tipo de violencia» que justifique la acusación contra él por rebelión. Reconoce, sin embargo, que algunos ciudadanos «pudieron haberse excedido» en su «resistencia pasiva», pero asegura que fueron casos «aislados».

Puigdemont fue detenido el domingo 25 de marzo en Alemania cuando trataba de viajar de vuelta a Bruselas desde Helsinki. Tres de las cuatro personas que lo acompañaban fueron detenidas a su llegada a España días después. Desde su detención, el expresidente se encuentra encarcelado en Neumünster.

Las reacciones políticas

El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha reaccionado a la noticia de la petición de la Fiscalía y ha dicho que era «previsible», pero confía en que sea denegada, pues considera que no hay argumentos legales para concederla.

«Hay un enorme abismo» entre el delito de rebelión que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena le imputa a Puigdemont y lo ocurrido en otoño pasado en Cataluña, ha dicho Campuzano en declaraciones a los periodistas. Campuzano ha señalado que «lo relevante es lo que digan los jueces alemanes» en un proceso que será «largo».

Por otra parte, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, se ha pronunciado en el mismo sentido. Ha afirmado que «entraba dentro de lo previsto que la Fiscalía lo trasladará al órgano competente». «Vamos a ver qué decide el juez instructor», ha dicho Tardá.