The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Perú

La Fiscalía de Perú incluye a la española Patricia Aguilar en un programa de protección a víctimas

Foto: Oficina de prensa de la policía del Perú | Via AP

La española Patricia Aguilar, rescatada en la selva peruana donde era víctima de trata de personas por una secta religiosa, será incorporada al Programa de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía de Perú por disposición de la magistrada Berenice Romero.

El ministerio peruano ha señalado que está brindando la protección necesaria a la española y su bebé de un mes, así como a las peruanas Paola Vega y Maryori García con sus hijos, tras ser rescatados en el distrito de San Martín de Pangoa, donde vivían a la sombra de un supuesto gurú, Félix Steven Manrique, que las tenía sometidas. Vega y García tamvbiñen serán incluidas en el Programa de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía.

Las tres mujeres y cinco menores llegaron este jueves a Lima, procedentes de la región de Junín, y pasaron la noche en un Centro de Atención Residencial, después de ser atendidos por especialistas de la Unidad de Protección Especial del ministerio.

Asimismo, esta entidad ha iniciado el procedimiento de protección especial para proteger sus derechos y realizará las gestiones para que tengan acceso al Seguro Integral de Salud y al Documento Nacional de Identidad.

En tanto, Manrique, de 35 años, quien dirigía una secta apocalíptica y sería el padre de los menores, enfrentará una acusación por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual y laboral, después de que la fiscal Berenice Romero pidió ayer su detención judicial en flagrancia.

Manrique, quien supuestamente se hacía pasar por líder del grupo religioso Gnosis, convenció a Aguilar, de Elche (Alicante), para que dejara a su familia y se uniera con él en Perú, lo que hizo el 7 de enero de 2017, apenas cumplidos los 18 años.

En Perú convivía con Manrique y las otras dos mujeres en una rudimentaria vivienda ubicada en la selva peruana donde tuvo una hija de este, al tiempo que su familia la buscaba intensamente al desconocer su paradero.

La casa fue localizada en San Martín de Pangoa, de la selvática provincia de Satipo, que se encuentra en la vertiente oriental de los Andes peruanos, a unos 450 kilómetros de Lima, una zona peligrosa por pertenecer al Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), controlado por el narcotráfico y los remanentes del grupo armado Sendero Luminoso, informa Efe.

La familia estudia la "mejor fórmula" para traerla a España

La familia de la joven Patricia Aguilar, está "viendo la mejor fórmula" para traer de regreso a ella y a su bebé de un mes de vida a España. Así lo ha explicado hoy a la agencia Efe la abogada de SOS Desaparecidos, María Teresa Rojas, una asociación que se ha implicado desde el inicio en la búsqueda de Patricia Aguilar, cuya familia reside en Elche (Alicante).

Según esta letrada, Patricia está ilegal en aquel país, por lo que esperan que puedan expulsarla de allí, pero el hecho de que su bebé tenga la nacionalidad peruana "complica el tema, porque es mucho más difícil su salida".