The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

La ola de frío en Estados Unidos deja al menos 12 muertos

The Objective
Última actualización: 31 Ene 2019, 7:01 pm CEST
Foto: Redes Sociales | Reuters

La ola de frío que azota a la región del medio oeste de Estados Unidos, con temperaturas de hasta 37 grados bajo cero, ha provocado la muerte de al menos 12 personas y ha paralizado los servicios de numerosas ciudades.

En Detroit, un hombre de 70 años murió congelado; en Minnesota, un hombre falleció el fin de semana al quedarse en la calle por no encontrar las llaves de su vivienda y otro hombre murió mientras trataba de apartar la nieve. Además, dos personas fueron encontradas muertas en Michigan, una de las cuales podría haberse desorientado y haber muerto por no llevar la ropa adecuada para el frío. A estas muertes se suman otras tres que ocurrieron debido a accidentes de tráfico provocados por el mal tiempo.

Además, la ola de frío ártico ha paralizado las principales ciudades de esta región, con las calles prácticamente vacías debido al riesgo de congelación al que se enfrentan los ciudadanos.

En Chicago, la tercera ciudad más poblada de Estados Unidos, con 2,7 millones de habitantes, la mayoría de las empresas han decidido no abrir sus puertas y han recomendado a los empleados no ir a trabajar, debido a las temperaturas de alrededor de 30 grados bajo cero. En esta ciudad, un donante anónimo ha pagado un hotel a 70 indigentes para que no se vean obligados a dormir a la intemperie.

Las escuelas públicas han cerrado este miércoles y jueves y no hay actividad en las universidades e instituciones públicas. El servicio de correos también ha suspendido la entrega y recolección de correspondencia, y el transporte público ha reducido su frecuencia debido a la falta de clientes.

Además, los aeropuertos O’Hare y Midway de Chicago han tenido que reducir su actividad y han cancelado cerca de 2.000 vuelos, y la compañía nacional de trenes Amtrak ha suspendido sus servicios a partir de Chicago para evitar descarrilamientos.

En algunas ciudades, organizaciones de caridad han habilitado lugares para calentarse y refugios para desamparados, que han extendido sus horarios de funcionamiento y aumentado su capacidad.

No se pronostica un alivio del frío por lo menos hasta el sábado, por lo que los gobernadores de Illinois, Wisconsin y Michigan han declarado emergencias para enfrentar los riesgos a la salud pública que suponen estas temperaturas extremas, informa Efe.