Elsa Artadi, en el punto de mira de la justicia por su participación en los preparativos del 1-O

Futuro

Elsa Artadi, en el punto de mira de la justicia por su participación en los preparativos del 1-O
Foto: Virginia Mayo

Elsa Artadi, la portavoz de Junts per Catalunya y una de las personas del entorno independentista que no habían sido relacionadas con los preparativos del referéndum ilegal del 1 de octubre, aparece en los  informes que la Guardia Civil ha remitido al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena sobre el proceso de independencia de Cataluña y los preparativos del referéndum. Estos documentos apuntan que Elsa Artadi era conocedora de estos preparativos y participó en ellos, informa EFE.

Las llamadas intervenidas a Josep Maria Jové, el ex número dos de Oriol Junqueras en la vicepresidencia del Gobierno catalán, revelan el papel de Elsa Artadi, entonces la directora general de Coordinación Interdepartamental del Departamento de Presidencia, en los preparativos del 1-O.

Artadi llamó a Jové a las 23:36 horas del 6 de septiembre de 2017, mientras se votaban los decretos de las leyes de desconexión en el Parlamento catalán. El motivo de la llamada fue conocer la fecha en la que se publicaría el decreto de convocatoria del referéndum, pues Jordi Turull había dicho que fuese Jové quien supervisase si se haría el día 6 o el 7.

En dicha llamada, Jové dijo que estaban preparados para enviar las cartas a los ayuntamientos con fecha del día 6, por lo que debía ser publicado ese mismo día. Pocos minutos después, Artadi comunicó a Jové que el decreto se publicaría alrededor de una hora después.

La Guardia Civil también menciona en sus informes una llamada al entonces secretario de Hacienda, Lluís Salvadó, en la que hablaban de la creación de la Hacienda catalana y de la importancia de que los funcionarios supieran que eran necesarios para poder recaudar el dinero.

En la documentación entregada al Supremo, la Guardia Civil concluye que los tres principales responsables de la organización del referéndum fueron Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Raül Romeva, pero el cerebro fue Josep Maria Jové.

Los informes revelan también que Jové consultaba todo a Junqueras y a Marta Rovira, la número dos de ERC, que tendrá que declarar el próximo lunes ante el Supremo, y que en la búsqueda de locales informaba directamente a ambos y a Jordi Turull.

La intervención de las llamadas, rastreadas ahora por el Tribunal Supremo, se autorizó para averiguar la implicación de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en las movilizaciones independentistas y las reuniones sobre el ‘procés’ y fueron enviadas al alto tribunal por el juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que le ha remitido el contenido obtenido de las llamadas.