El marido de Cospedal encargó a Villarejo investigar a Arenas con dinero del PP

Mundo ethos

El marido de Cospedal encargó a Villarejo investigar a Arenas con dinero del PP
Foto: Fernando Villar

El empresario Ignacio López del Hierro, el marido de María Dolores de Cospedal, encargó al excomisario José Manuel Villarejo que investigara a su compañero del PP Javier Arenas en septiembre de 2009, dos meses después del encuentro de los tres en la sede nacional del PP, según informa Moncloa.com.

El encargo consistió en investigar el paso de Arenas por la Fundación de Estudios Europeos, pues esta entidad, creada por el PP en 1994, aparecía en las primeras etapas de la investigación judicial de la trama Gürtel.

Arenas ocupó la presidencia de esta fundación antes de cederle el testigo a Jaime Mayor Oreja. La vicepresidencia la ocupaba desde 2009 el eurodiputado Gerardo Galeote, mientras que el puesto de tesorero lo ocupaba Luis Bárcenas, ambos amigos de Arenas.

En la conversación de julio de 2009, Villarejo le confiesa a López del Hierro que Arenas, en aquel momento portavoz del PP en el Senado, está apoyando a Bárcenas y que maneja sus “intereses” a través “del despacho Arenas Bocanegra”, dirigido por su hermano Eduardo.

“¿Qué pasa con Arenas? Porque hay un mosqueo ahí de cojones”, le pregunta López del Hierro a Villarejo, a lo que este responde que “Arenas está de informador, filtrando cosas”, y añade que “está claro que está apoyando a Luis Bárcenas a muerte, pero a muerte”.

Tras una conversación sobre el papel de Arenas en la fundación y sus “negocios” con Bárcenas, López del Hierro le pide a Villarejo que le haga un informe. “Hazme un informe y esto está pagado ¿eh? O sea esto es un dossier y pagado”.

“Ignacio, yo al partido cómo le voy a cobrar”, le responde Villarejo, a lo que el empresario insiste y le dice que “tú pasa lo que tengas que pasar, baratito porque estamos tiesos”.

Tras salir a la luz estos audios, Cospedal ha reconocido que pidió información sobre Arenas a Villarejo pero ha asegurado que estaba cumpliendo con su obligación. “Yo considero que, como secretaria general de un partido político, igual que si fuera un consejero delegado de una empresa, tenía la obligación de conocer todo aquello que pudiera afectar a mi organización”, ha dicho en declaraciones a Cope. “Tener conversaciones con alguien que puede dar información no me tiene por qué dejar en un lugar comprometido. Más bien, al contrario, yo estaba cumpliendo con mi obligación”, ha añadido.

Además, ha asegurado que “no conocía los métodos del señor Villarejo” y que no le llegó a pagar nada porque “no hubo una aportación de información posterior”.