Más de 300.000 desplazados como consecuencia de la ofensiva contra el Estado Islámico en Mosul

Política y conflictos

Más de 300.000 desplazados como consecuencia de la ofensiva contra el Estado Islámico en Mosul
Foto: ZOHRA BENSEMRA| Reuters

Más de 300.000 personas se han visto desplazadas por efecto de la ofensiva de las fuerzas iraquíes contra el grupo terrorista Estado Islámico en la ciudad de Mosul, en cuya zona occidental siguen hoy profundizando su avance. El grupo terrorista está recrudeciendo sus represalias contra los civiles. Hoy ejecutó a una madre y su hijo que trataban de huir de Mosul, demostrando públicamente su acción colgando sus cadáveres de un puente.

El Ministerio iraquí de Desplazados y Migraciones precisó que 300.141 personas se han visto obligadas a abandonar la ciudad, de los cuales 70.327 residían en la mitad oeste, la zona en la que se desarrollan ahora los combates. Se cree que unos 400.000 civiles permanecen todavía en la parte occidental de Mosul, según la ONG Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

Arfan al Hiyali, ministro de Defensa iraquí que visitó hoy Mosul, reiteró a sus tropas que den prioridad a la protección de los civiles y a la misión de facilitar la evacuación de los desplazados. «Damos mucha importancia a la vida de los ciudadanos», dijo el ministro a las tropas, según comentó a Efe el comandante de las operaciones para la liberación de la provincia de Nínive, Nayem Abdala al Yaburi.

Los nuevos desplazados, que salen en oleadas de la ciudad conforme las tropas irrumpen en nuevos barrios, han sido divididos entre los campamentos que se han instalado al sur de Mosul y en la provincia vecina de Saladino y la región autónoma del Kurdistán.

Según informaciones recogidas por la agencia Efe, las fuerzas iraquíes recuperaron hoy cuatro barrios en la zona oeste de Mosul: Al Amil 1 y 2, Al Oqaydat y Al Nabi Shiit. El portavoz de las Fuerzas de Respuesta Rápida de la Policía iraquí, Abdelamir al Mahmadaui, ha asegurado que evacuaron a decenas de familias que viven en los distritos de Al Oqaydat y Al Nabi Shiit, después de que el Estado Islámico los atacara con fuego de mortero y cohetes, causando 13 heridos entre los civiles.

Con los avances militares de las últimas horas, las fuerzas iraquíes han arrebatado a los yihadistas casi la mitad del sector occidental de Mosul. En las últimas horas, las Fuerzas Especiales antiterroristas han abatido a 43 combatientes del Estado Islámico y han neutralizado siete coches bomba conducidos por suicidas, según dijo a Efe el comandante de esa unidad, general Maan al Saadi.

Los combates transcurren ahora en el barrio Al Aguat, también en el oeste de Mosul, en donde las fuerzas iraquíes han conseguido controlar la mezquita y varias calles.