Más de 180 detenidos en la protesta contra la ley de seguridad china en Hong Kong

Política y conflictos

Más de 180 detenidos en la protesta contra la ley de seguridad china en Hong Kong
Foto: Tyrone Siu| Reuters

La Policía de Hong Kong detuvo al menos a 180 personas este domingo durante la protesta contra la ley de seguridad nacional que el Gobierno de Pekín planea aplicar en la antigua colonia británica y que ha recibido este lunes el respaldo del cuerpo.

El domingo, miles de personas se manifestaron contra la ley de seguridad china por considerar que restará libertades a los ciudadanos de Hong Kong. La legislación contra la que protestan prohibirá «cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión» contra el Gobierno central, además del «robo de secretos de Estado y la organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras».

El comisionado de la Policía hongkonesa, Tang Ping-keung, ha expresado su «apoyo completo» a la legislación prevista: «Desde junio del año pasado se han visto protestas violentas en las que criminales incluso detonaron bombas en los baños de un hospital. La Policía cree que la seguridad nacional está en riesgo y que es necesario tomar medidas antes de que la situación se deteriore aún más».

La protesta se saldó con 180 detenidos, según la Policía, por «reunión ilegal» y por «causar desórdenes» públicos. Las fuerzas de seguridad acusan a algunos manifestantes de «atacar a agentes con ladrillos y paraguas» y de «arrojar botellas desde azoteas», lo que supone una «grave amenaza a la seguridad pública».

Actualmente, se debate en la Asamblea Nacional Popular china (ANP) y será aprobada antes de su conclusión el próximo jueves.

La controvertida jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, ha mostrado su completo apoyo a la decisión de Pekín, y un portavoz del Gobierno local aseguró el domingo que la nueva ley hará de Hong Kong «una ciudad más segura».

No obstante, varias organizaciones civiles han condenado la medida que planea Pekín al considerar que limitará las libertades de los hongkoneses.

Las protestas en Hong Kong se suceden desde hace varios años, aunque se han incrementado considerablemente en estos últimos meses y solo han sufrido un paréntesis con motivo del estallido de la pandemia por la COVID-19.