Muere un menor en Venezuela por un disparo de un militar en una protesta

Política y conflictos

Muere un menor en Venezuela por un disparo de un militar en una protesta
Foto: JUAN BARRETO

Un joven de 17 años murió de un disparo realizado presuntamente por un militar durante una marcha opositora este lunes en Caracas, en la que resultaron heridas de bala otras seis personas.

El comandante de la Guardia Nacional, general Antonio Benavides, que confirmó el fallecimiento del menor de edad dijo que había ordenó la «detención de los efectivos implicados en el uso de armas de fuego» en el sector de Altamira, donde ocurrieron los hechos.

Benavides recordó que sus hombres tienen prohibida la utilización de dicho armamento en el control de los disturbios. «Condeno categóricamente el uso de armas de fuego en operaciones para el restablecimiento del orden público», subrayó en Twitter.

Con la muerte de Fabián Urbina ascienden a 74 los fallecidos en las manifestaciones opositoras iniciadas el pasado 1 de abril.

Previamente, el ministro de Interior, general Néstor Reverol, había atribuido el caso a un presunto «uso indebido y desproporcionado de la fuerza», y garantizó la «aplicación implacable de la justicia», según se recoge en diversos mensajes a través de Twitter.

Un video de la AFP muestra a un militar accionando lo que parece ser una pistola contra manifestantes en el distribuidor vehicular de Altamira, donde ocurrieron los hechos.

 

Muere un menor en Venezuela por un disparo de un militar en una protesta 1

Un miembro de la Guardia Nacional apunta un arma de fuego a los manifestantes. Foto: Christian Veron / Reuters.

 

La muerte del adolescente cuestiona las afirmaciones del ministro de Defensa y jefe de la Fuerza Armada, general Vladimir Padrino López, de que los militares no usan armas letales para contener las protestas. «No se usan armas letales en manifestaciones públicas de Venezuela. Eso quedó en el pasado», aseguró el oficial en una entrevista publicada el pasado 11 de mayo.

 

 

Heridos

Además, en los sucesos de Altamira resultaron heridas de bala otras seis personas, confirmó Ramón Muchacho, alcalde del municipio capitalino de Chacao, quien indicó que el menor recibió un balazo en el pecho.

 

 

«Efectivos de la Guardia Nacional blandiendo sus pistolas y disparando a manifestantes que están desarmados, jóvenes que sólo quieren un país distinto», denunció por su parte Julio Borges, presidente del Parlamento de mayoría opositora.

Los enfrentamientos se desataron tras una jornada en la que miles de opositores y partidarios del presidente Nicolás Maduro marcharon para expresar sus divergencias sobre la Asamblea Constituyente convocada por el mandatario.

La nutrida marcha opositora fue bloqueada por militares y policías con gases lacrimógenos y chorros de agua a presión, a lo que los manifestantes respondieron con piedras y cócteles molotov.

La multitud tenía previsto dirigirse hacia la sede del poder electoral, en el centro. «Nos cortan las entradas, pero tenemos que seguir intentándolo«, dijo a la manifestante Ivone Santana a AFP.

Mientras, seguidores de Maduro se concentraron en el centro para respaldar la Constituyente, calificada por dirigentes del chavismo como «un poder absoluto» para superar la grave crisis política y económica en el país.

 

Fallida reunión de la OEA

Las movilizaciones coincidieron con una reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el balneario mexicano de Cancún, que fracasó en su intento de aprobar una declaración que instaba a Maduro a reconsiderar la propuesta de la Constituyente. La ministra de Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, celebró el hecho como una «victoria».

El país petrolero, que se retiró del encuentro tras un discurso de Rodríguez, inició en abril el proceso para abandonar el organismo.

La oposición califica la Constituyente, cuyos integrantes serán elegidos el 30 de julio, como una maniobra de Maduro para aferrarse al poder y considera que debió validarse en referéndum.

Save

Save

Save

Save