The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Portugal

Portugal autoriza el cambio de género sin diagnóstico médico a partir de los 16 años

Redacción TO
Foto: Pedro Nunes | Reuters

El Parlamento portugués ha aprobado una ley que permitirá a los ciudadanos el cambio de género y nombre en el registro civil a partir de los 16 años sin necesidad de un informe médico que muestre una "perturbación de la identidad".

Tras Dinamarca, Malta, Suecia, Irlanda y Noruega, Portugal se convierte así en "el sexto país europeo que garantiza el derecho a la autodeterminación de la identidad de las personas transgénero sin la tutela de una tercera parte y sin un diagnóstico de perturbación de la identidad", ha dicho Sandra Cunha, diputada del Bloque de Izquierda, durante el debate parlamentario previo a la votación. "Nadie necesita a una tercera parte para saber si son hombre o mujer".

El cambio de género y nombre será totalmente independiente de que se realice una operación de cambio de sexo.

Una ley en vigor desde 2011 exigía a las personas transgénero un diagnóstico médico que declarara la existencia de disforia de género, es decir, cuando el sexo biológico no se corresponde con el género sentido.

La nueva ley debe ser promulgada por el presidente portugués, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, quien vetó la primera versión del texto, adoptada por el Parlamento a mediados de abril.

El jefe del Estado quería que existiera el requisito de un informe médico para los menores de entre 16 y 18 años que respaldara su decisión.

No obstante, estaba a favor de no seguir considerando la identidad transgénero como "una patología anormal o una situación mental anormal".

La parte de la ley relativa a los menores de edad fue enmendada y se requerirá un informe médico "que ateste exclusivamente la capacidad de decisión y voluntad informada, sin hacer referencia a un diagnóstico sobre identidad de género".

La ley aprobada este jueves también prohíbe los procedimientos quirúrgicos en los bebés intersexuales, que nacen con órganos reproductores masculinos y femeninos, para que ellos mismos puedan elegir más adelante su género.