The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Italia

El precio de los alimentos creció en marzo por el encarecimiento de cereales y lácteos

The Objective
Última actualización: 5 Abr 2018, 8:49 pm CEST
Foto: Ryanwil Baldovino | FAO

Los precios globales de los alimentos básicos subieron en marzo un 1,1% respecto a febrero, impulsados por el encarecimiento de los cereales y los productos lácteos, según ha informado este jueves la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en un comunicado. Por contra, los precios del azúcar y los aceites vegetales siguieron descendiendo.

El índice de precios de los alimentos de la FAO, que consiste en el promedio del índice de precios de cinco grupos de productos básicos, obtuvo una media de 172,8 puntos, lo que supone un 0,7% más que en marzo de 2017. De acuerdo con el índice de la Organización, los precios han aumentado por segundo mes consecutivo, ya que en febrero también crecieron con respecto a enero.

Los precios de los cereales se incrementaron un 2,7% con respecto a febrero debido a la preocupación por el impacto que puedan tener en la producción de trigo tanto la sequía prolongada en Estados Unidos como las condiciones de frío en parte de Europa. En cuanto al maíz, el aumento de su precio se debe a la fuerte demanda mundial y a las perspectivas de malas cosechas en Argentina. Estas subidas fueron en parte compensadas por la bajada de los precios del azúcar un 3,4% —que se debe a la gran disponibilidad de este alimento para su exportación— y de los aceites vegetales, que se abarataron ligeramente entre descensos de los de soja, colza y girasol, y aumentos del de palma. Mientras, los precios de la carne se mantuvieron casi sin cambios.

Cereales y lácteos impulsan la subida de los precios de alimentos en marzo

Índices para los precios de los alimentos | Foto: FAO

Por otro lado, se espera que este año se modere la producción de cereales a nivel mundial y que la de trigo descienda hasta los 750 millones de toneladas, un 1% menos que el nivel casi récord de 2017. La FAO estima que la producción estadounidense podría recuperarse de su último declive, mientras considera que en China, India y Rusia seguirá la tendencia contraria, es decir, caerá después de un año de máximos. Asimismo, según los pronósticos, la producción de cereales secundarios podría disminuir debido al mal tiempo en Argentina, al cambio del cultivo de maíz al de soja en Brasil y a las menores siembras en Sudáfrica, informa Efe.