Se eleva a 9 el número de denuncias por abusos sexuales a un monje de la abadía de Montserrat

Mundo ethos

Se eleva a 9 el número de denuncias por abusos sexuales a un monje de la abadía de Montserrat
Foto: SUSANNA SAEZ

Ya son nueve las personas que han denunciado abusos sexuales por parte del padre Andreu Soler, ya fallecido. Soler fue monje de la abadía de Montserrat y fue el responsable del grupo de los scouts durante 40 años, en los que estuvo en contacto con menores.

La primera víctima de abusos por parte de este monje que hizo público su caso, Miguel Ángel Hurtado, puso en marcha un correo electrónico, abusos.montserrat@gmail.com, para que todos los afectados puedan denunciar.

Sumando las denuncias recibidas por Hurtado, las que han llegado a la abadía y las que se han hecho públicas en distintos medios de comunicación, son ya nueve las personas que han dado a conocer sus casos de abusos sexuales en la abadía de Montserrat.

La propia abadía ha creado una Comisión de Transparencia para investigar los posibles casos de abusos con otra cuenta de correo electrónico, a la que también han llegado algunas de las denuncias.

Hurtado, abogado y promotor de la campaña “El abuso no prescribe”, ha explicado que la mayoría de los casos que han sido denunciados ocurrieron entre los años 70 y 80, “pero no creo que este señor parara en los 90”, ha dicho en declaraciones a Efe.

El promotor de esta iniciativa considera que las posibles víctimas de los abusos cometidos durante los años 90 son todavía muy jóvenes para digerir lo sucedido. “Las víctimas necesitan mucho tiempo para poder verbalizar los abusos”, afirma. Por esta razón, Hurtado se muestra convencido de que el número de denuncias irá en aumento.

Por otra parte, Hurtado reconoce que no confía en la Comisión de Transparencia. “Tengo muchas dudas de que al final el informe vaya a ser muy crítico con la gestión de la abadía, creo que es más bien un blanqueamiento de imagen”, lamenta.

Además, cree que no se pondrá el foco en la responsabilidad de los abades como encubridores durante los años en los que ocurrieron los abusos, informa Efe.

El arzobispo de Tarragona se jubila en plena polémica

La noticia del aumento de las denuncias por abusos sexuales en la abadía de Montserrat llega el mismo día en que se ha dado a conocer que el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, ha iniciado los trámites de su jubilación en plena polémica por sus declaraciones sobre varios casos de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes de su archidiócesis.

Pujol, de 75 años, dijo el miércoles a la prensa que «hay personas que tienen este mal momento en la vida que los lleva a hacer algo de lo que después quizás se arrepentirán», en referencia a los casos de abuso sexual a menores.

Además, dijo que los sacerdotes implicados en estos casos «han podido tener sus errores o faltas, pero no son tan graves como para decir que deben ser secularizados».