Publicidad

Sociedad

La OMS presenta unas directrices para tratar las consecuencias de la mutilación genital femenina

Estos consejos incluyen practicar la ‘desinfibulación’ (técnica quirúrgica para invertir el cierre de la abertura vaginal) para evitar y tratar complicaciones obstétricas, facilitar el parto y prevenir problemas urinarios; dar apoyo psicológico y terapia; asesorar sobre la disfunción sexual femenina; e informar a aquellas que hayan sufrido la mutilación sobre los anteriores tratamientos para mejorar su calidad de vida y su estado de salud física y mental. Doris Chou, experta del departamento de Salud Reproductiva e Investigación de la OMS ha agregado que «el trabajador, al encontrarse en la misma comunidad o en el mismo entorno cultural puede tener dificultades a la hora de oponerse. Por ello creemos que con entrenamiento y apoyo el personal sanitario puede ser un importante agente del cambio en las comunidades, negándose a practicar la mutilación genital».

La OMS presenta unas directrices para tratar las consecuencias de la mutilación genital femenina
Reuters

Más de 200 millones de mujeres y niñas en el mundo han sufrido mutilación genital femenina o ablación, por lo que la Organización Mundial de la Salud ha presentado una variedad de directrices para tratar sus secuelas, siendo la primera vez que se presentan indicaciones para curar a las afectadas.

Estos consejos incluyen practicar la ‘desinfibulación’ (técnica quirúrgica para invertir el cierre de la abertura vaginal) para evitar y tratar complicaciones obstétricas, facilitar el parto y prevenir problemas urinarios; dar apoyo psicológico y terapia; asesorar sobre la disfunción sexual femenina; e informar a aquellas que hayan sufrido la mutilación sobre los anteriores tratamientos para mejorar su calidad de vida y su estado de salud física y mental. Doris Chou, experta del departamento de Salud Reproductiva e Investigación de la OMS ha agregado que «el trabajador, al encontrarse en la misma comunidad o en el mismo entorno cultural puede tener dificultades a la hora de oponerse. Por ello creemos que con entrenamiento y apoyo el personal sanitario puede ser un importante agente del cambio en las comunidades, negándose a practicar la mutilación genital».

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D