The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Subir las pensiones y el sueldo a los funcionarios en 2020 costará 4.668 millones

Redacción TO
Foto: Manu Fernandez | AP

El incremento de las pensiones y el del salario de los empleados públicos el año que viene supondrá un coste de 4.668 millones de euros para las arcas del Estado, según se desprende del borrador presupuestario para 2020 que ha remitido el Gobierno a la Comisión Europea este martes.

El incremento del 0,9% de las pensiones tendrá un coste de 1.404 millones de euros, ya que la subida general conllevará un gasto de 1.263 millones, al que se sumará otros 141 millones para las de clases pasivas.

Por otro lado, el incremento del 2,3% del salario de los funcionarios (2% fijo más un 0,3% de los fondos adicionales) junto a la equiparación salarial de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado costará 3.264 millones el año que viene.

El acuerdo salarial sellado con los sindicatos recogía para 2020 un 2% de alza fija, más el 0,3% de los fondos adicionales, a lo que podría sumarse hasta un 1% adicional si el incremento del PIB es del 2,5 % o superior, lo que de lograrse elevaría el coste a 4.575 millones.

Las previsiones del Gobierno son que el PIB suba un 2,1% el próximo año por lo que, de cumplirse, el variable vinculado al crecimiento económico se reduciría a un 0,2% adicional.

En el documento, el Gobierno explica que aunque se trata de un borrador elaborado con las restricciones que conlleva estar en funciones, “hay determinadas medidas de gasto sobre las que existe un consenso generalizado entre las principales fuerzas políticas y que se llevarán a cabo en cualquier escenario”. Se trata “del incremento retributivo de los empleados públicos y de la revalorización de las pensiones”, añade.

En cuanto a la revalorización de las pensiones, el Gobierno explica que se realizará basándose en el IPC de finales de este año que, dada la evolución de los precios en la actualidad y las previsiones para este último trimestre del año, será del 0,9%.

En el documento no se detalla el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2020, ni su impacto en las arcas del Estado.

Otra de las partidas de gasto incluidas para 2020 es la derivada de la ampliación del permiso de paternidad de 8 a 12 semanas y que cifra en 336 millones.

La recuperación del subsidio para mayores de 52 años (respecto a los 55 previos) supondrá un incremento del gasto de 400 millones de euros, pero un aumento también de los ingresos por cotizaciones de dichas prestaciones de 200 millones.

En lo concerniente a la evolución de las cotizaciones sociales, se prevé que en 2020 no registren una evolución tan dinámica como en 2019, fundamentalmente porque se consolida el incremento de este año pero no generará ingresos adicionales.

En todo caso, el plan presupuestario prevé una ligera desaceleración en la creación de empleo, compatible con el incremento proyectado de los ingresos por cotizaciones.

El Gobierno contempla reorganizar los incentivos a la contratación existentes, que podría llegar a tener un impacto anual de 500 millones de euros desde 2020, lo que repercutirá positivamente en las cotizaciones sociales y la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social.