The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Somalia

Tener guepardos como mascotas: el capricho de los millonarios que está acabando con la especie

The Objective
Última actualización: 28 Ago 2019, 3:04 pm CEST
Foto: Jens Meyer | AP

La venta ilegal de guepardos que son comprados por millonarios para adquirirlos como mascotas está amenazando con la extinción de la especie. La mayoría de estos animales terminan en mansiones del Golfo Pérsico, donde son considerados un símbolo de estatus y riqueza. Para los guepardos, una vida en confinamiento puede ser mortal, si el viaje no los mata primero, según informa la CNN.

Cada año alrededor de 300 guepardos jóvenes son comercializados en el mercado negro y enviados fuera de Somalilandia, un país independiente ubicado en el Cuerno de África donde se originan, según el Fondo de Conservación de Guepardos (por sus siglas en inglés, CCF). La organización también ha declarado que otros 300 guepardos adultos y adolescentes de áreas desprotegidas han sido víctimas de tráfico ilegal en el último año.

Según unas declaraciones del Fondo de Conservación a la CNN, esta tendencia es de “proporciones epidémicas” y si sigue así la población de guepardos en la región podría desaparecer

“Si hacemos las cuentas, solo es cuestión de un par de años que no tengamos guepardos”, ha declarado a la cadena estadounidense Laurie Marker, fundadora de la CFF, que está dedicada a proteger a los guepardos que se encuentran en su hábitat natural. 

Somalilandia es la principal ruta de tránsito para el tráfico de guepardos en el Cuerno de África. Los animales son introducidos por la frontera en cajas de cartón y después son enviados, a través del Golfo de Somalia, a Arabia. 

Según la CCF, quedan menos de 7.500 guepardos en la naturaleza y otros 1.000 se encuentran cautivos en países del Golfo, tras haber sido comprados y vendidos ilegalmente por Internet.

La corta esperanza de vida de los guepardos en cautividad 

Muchos de los cachorros de contrabando llegan al Golfo con las patas destrozadas después de un duro viaje. Según Marker, tres de cada cuatro guepardos mueren durante la travesía que los separa de su hogar, según datos de la CNN.

Para los que sobreviven al viaje la vida no es mucho mejor: la mayoría de los propietarios que los adquieren no saben cómo cuidarlos por lo que gran parte de los guepardos en cautividad mueren en un año o dos.

Fruto del desconocimiento de sus nuevos —y ricos— dueños, muchos de estos animales sufren trastornos metabólicos y digestivos además de padecer enfermedades relacionadas con el estrés y la obesidad, ambas causadas por el encierro.

Un estudio realizado en 2018 por la CCF documentó 1.367 guepardos a la venta en plataformas digitales entre enero de 2012 y junio de 2018, principalmente en los estados del Golfo Pérsico.

La mayoría de esas ventas se realizaron a través de Instagram y YouTube. Aunque se han registrado anuncios de esas ventas en 15 países, más del 90% de ellos se originaron en naciones del Golfo, con un 60% en Arabia Saudí.

Por su parte, el ministro de Medio Ambiente de Somalilandia, Shukri Haji Ismail Bandare, ha declarado a la CNN que las autoridades no pueden hacer mucho para detener el auge de este comercio. "Tenemos que detener la demanda de los países árabes", ha comentado.

"Realmente necesitamos personas influyentes, necesitamos que los gobiernos, los reyes, los príncipes o las reinas realmente digan que esto no está bien", ha finalizado.