Violenta protesta en Chile por la falta de alimentos durante cuarentena

Mundo ethos

Violenta protesta en Chile por la falta de alimentos durante cuarentena
Foto: Pablo Rojas

Pobladores de una comuna en el sur de Santiago de Chile se han enfrentado a la Policía en protesta por la falta de alimentos y trabajo debido a la crisis provocada por el coronavirus, que mantiene en cuarentena total a la capital chilena. Los vecinos de El Bosque, una de las comunas más pobres de la capital, protestan por la falta de ayuda por parte del Gobierno del derechista Sebastián Piñera, que afronta en la última semana un alza de los contagios y muertes por coronavirus.

Chile suma ya 46.059 contagiados y 478 fallecidos oficiales. La llegada del coronavirus a Chile, cuyo primer caso se detectó el 3 de marzo, inició una espiral de medidas para tratar de contener su expansión que mantiene al país semiparalizado, lo que ha derivado en un incremento del desempleo del 8,2% en el primer trimestre de 2020, su mayor cifra en una década, y a que se produjeran 238.115 despidos durante el pasado abril, lo que supone un incremento del 11,4% en términos interanuales.

«No es por la cuarentena, es ayuda, alimento, eso es lo que está pidiendo la gente en estos momentos», ha dicho, Verónica Abarca, vecina de El Bosque. Los manifestantes, la mayoría cubiertos con capuchas y mascarillas, han levantado barricadas. La violencia ha ido creciendo y se han llegado a lanzar piedras y palos a las fuerzas especiales de la Policía, que ha respondido con gases lacrimógenos y carros lanza agua. La protesta, que se extendió por varias horas, ha dejado 21 personas detenidas, según la Policía.

La Municipalidad de El Bosque ha emitido un comunicado en el que afirma que la cuarentena ha impactado rápidamente «la calidad de vida de los vecinos» y denuncia que el Gobierno de Chile no ha ofrecido «medidas concretas» para los parados de hogares más pobres. «Son esos vecinos y vecinas, luego de más de un mes sin poder trabajar, sin haber recibido ni una medida concreta del Estado, quienes están protestando», añade la nota.

En abril, Piñera anunció la entrega de un bono familiar para unos 4,5 millones de los ciudadanos más vulnerables equivalente a 290 dólares que aún no se ha entregado. Desde el mes pasado se distribuye otro bono de unos 55 euros para el 60% de las familias más pobres. Este domingo, además, Piñera anunció que se entregarían 2,5 millones de canastas con alimentos y útiles de limpieza e higiene a las familias más necesitadas y  hoy ha detallado que el reparto comenzaría a esta semana o la que viene.

«Vamos a llegar a cerca del 70% de las familias (…). Vamos a llegar con estas canastas a los hogares y domicilios de la inmensa mayoría de las familias chilenas y priorizando a las más vulnerables y las que tienen más dificultades de acceso a alimentos y elementos de limpieza», ha dicho hoy el presidente de Chile. Ante los episodios de protestas vividos esta jornada, el mandatario ha pedido «comprensión y tranquilidad (…) porque el proceso de preparación y distribución de estas canastas de alimentos exige un gran esfuerzo de organización y logística y requiere algún tiempo para su implementación».