The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Woody Allen acusa a su hija adoptiva de aprovecharse del movimiento 'Time's Up'

The Objective
Última actualización: 18 Ene 2018, 6:32 pm CEST
Foto: ERIC GAILLARD | Reuters

Woody Allen ha lanzado un fuerte ataque en contra de su hija adoptiva, Dylan Farrow, y en contra de la madre de esta, Mia Farrow. El director ha acusado a la familia Farrow de "aprovecharse cínicamente" del movimiento anti-acoso lanzado por actrices de Hollywood llamado Time’s Up para relanzar "acusaciones desacreditadas".

El comunicado, con el nuevo desmentido del realizador cinematográfico, fue enviado a la AFP por su agente en el momento en el que la cadena CBS emitía una entrevista a Dylan Farrow en la que la joven, de 32 años, volvía a insistir en sus acusaciones, que se remontan a 1992.

Farrow, ha hablado por primera vez en la televisión sobre el presunto abuso sexual por parte de su padre cuando ella tenía apenas 7 años. En un avance de la entrevista, que será emitida este viernes en el programa ‘CBS This morning’, la mujer, que ahora tiene 32 años, ha dicho que considera importante que “la gente se dé cuenta de que una sola víctima, un acusador, importa y es suficiente para cambiar las cosas”. 

“Yo quiero enseñar mi rostro y contar mi historia. Quiero alzar mi voz. Yo amaba a mi padre, lo respeté. Era mi héroe y eso no quita lo que hizo. Pero eso lo hace más doloroso aún”, ha sostenido.

A la pregunta de “¿Qué pasó ese día?”, por parte de la periodista Gayle King, ha respondido: “Fui llevada por mi padre a un pequeño ático, en la casa de campo de mi madre en Connecticut. Él me dijo que me acostara sobre mi estómago para jugar con el tren de juguete de mi hermano. Y él se sentó detrás de mí, por la puerta. Y mientras yo jugaba, fui sexualmente abusada. A los 7 años hubiese dicho que tocó mis partes privadas, cosa que hice. A los 32, digo que tocó mis labios y mi vulva”.

En respuesta, Allen emitió una larga declaración: "Cuando este reclamo se realizó hace más de 25 años, (los investigadores) descubrieron que era probable que su madre enojada hubiese entrenado a una niña vulnerable para contar la historia durante una ruptura contenciosa. Parece que funcionó, y, lamentablemente, estoy seguro de que Dylan realmente cree en lo que dice”.

El comunicado añade que “a pesar de que la familia Farrow está usando cínicamente la oportunidad brindada por el movimiento Time's Up para repetir esta acusación desacreditada, no es más cierta hoy de lo que fue en el pasado. Nunca molesté a mi hija, tal y como lo demostraron todas las investigaciones pasadas".

Allen, de 82 años, se enfrenta a nuevas acusaciones de abuso sexual y de poder mientras se prepara para el lanzamiento de su última película ‘A Rainy Day in New York’. Varios actores del film, como el franco-estadounidense Timothée Chalamethan, han decidido donar sus sueldos en rechazo a las denuncias en contra del director. Casi cuatro años después de que publicara una carta pública en ‘The New York Times’ en la que relataba los abusos sufridos por parte de su padre, Farrow se ha unido al movimiento Time’s Up que busca sacar a la luz los casos de abuso sexual a todas las mujeres trabajadoras de Estados Unidos.

En los últimos días, la joven se ha mostrado también muy activa en su cuenta de Twitter, desde la que ha mostrado su apoyo a las mujeres que han denunciado casos de acoso y también a su hermano y periodista Ronan Farrow, uno de los que ha destapado el escándalo de Harvey Weinstein con investigaciones para 'The New Yorker'.