The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

China

#WoYeShi: el #MeToo de las mujeres chinas contra el abuso sexual

Redacción TO
Última actualización: 25 Feb 2019, 5:33 pm CET
Foto: ALY SONG | Reuters

Yalu, de 28 años, fue acosada sexualmente en público por un mismo hombre durante los cuatro años que trabajó en Jingasi, uno de los distritos de negocios más elegantes de Shanghai. La policía siempre le dijo que no podía hacer nada. El 27 de noviembre, Xu -inspirada en el movimiento #MeToo- publicó un artículo en WeChat, el servicio de mensajería de texto chino, detallando su experiencia. El texto se volvió viral en dos días. Fue leído 1.19 millones de veces, tuvo más de 17.000 “me gusta” y 9.000 comentarios antes de que los censores chinos del Gobierno lo borraran, según South China Morning Post.

El movimiento #MeToo, con el que mujeres de Estados Unidos han alzado su voz en contra del acoso sexual y la misoginia, está cogiendo cada vez más fuerza en el mundo. En China ha tardado un poco más en llegar a pesar de que en el país, según una encuesta de HeinOnline publicada por el China Labour Bulletin, el 80% de las mujeres han sufrido acoso sexual en el trabajo. El movimiento en el país asiático se llama #WoYeShi, traducción de #MeToo en chino, y cada día va sumando más activistas.

El pasado 1 de enero, una joven llamada Luo Qianqian, quien hace 12 años fue agredida sexualmente por un profesor universitario, publicó su testimonio en la página weibo.com invitando a todas aquellas mujeres que han sufrido algún tipo de abuso, dejar a un lado el miedo y hablar. En su denuncia expresó: “(Ya no) hay necesidad de tener miedo ... tenemos que levantarnos valientemente y decir '¡No!’”, escribió, instando a otras a hablar usando el hashtag # 我 也是 (#WoYeShi o #MeToo).

A Qianqian se le suma Huang Xueqin, una periodista de Cantón que sufrió abusos en 2012 y quien se ha convertido en una de las principales activistas defensora de los derechos de la mujer. Xueqin está llevando a cabo una encuesta para exponer la prevalencia de la mala conducta sexual en las empresas de medios de comunicación. Según The Guardian, la reportera dijo que su activismo fue impulsado por un “sentimiento de culpa” tras no haber denunciado antes sus experiencias de acoso en el trabajo. "No quería ser una alborotadora, pero el silencio es igual a la complicidad".

También inspirada por el "Silence Breaker" de los Estados Unidos impulsado por las actrices de Hollywood, Zheng Xi, una estudiante de Hangzhou- la ciudad más grande de la provincia de Zhejiang-, lanzó recientemente una campaña pública en contra del acoso. “Sentí que esas actrices eran tan valientes”, expresó también para The Guardian, quien ha confesado haber encontrado su inspiración en las artistas que este domingo protagonizaron los Globos de Oro con sus trajes negros en señal de rechazo a la violencia en contra de la mujer.

Desde que Xi Jinping se convirtió en mandatario en 2012, se ha desatado una severa ofensiva contra los defensores de Derechos Humanos que ha llevado a la cárcel incluso a activistas moderados. En 2015, cinco importantes feministas fueron detenidas después de preparar una campaña para distribuir calcomanías en contra del acoso sexual en el transporte público. A pesar de las amenazas, los miembros del naciente movimiento #MeToo de China afirman que seguirán protestando.