Publicidad

Actualidad

El Estado Islámico reivindica el tiroteo en Las Vegas que ha dejado al menos 58 muertos y 515 heridos

La Policía de Las Vegas ha cortado dos calles en la inmediaciones del hotel Mandalay Casino, al parecer, a causa de un tiroteo durante el festival de música «Route 91. Harvest», informan los medios locales.

El Estado Islámico reivindica el tiroteo en Las Vegas que ha dejado al menos 58 muertos y 515 heridos

La Policía de Las Vegas ha cortado dos calles en la inmediaciones del hotel Mandalay Casino, a causa de un tiroteo durante el festival de música «Route 91. Harvest» que ha causado la muerte de al menos de 58 personas y 515 heridos. El Estado Islámico ha reivindicado el ataque, según AFP que cita a la agencia yihadista que no ha ofrecido pruebas. El FBI, sin embargo, ha afirmado que no ha encontrado lazos terroristas.

Las autoridades también publicaron el número: 1-866-535-5654, para los familiares que están buscando a sus parientes desaparecidos.

Por su parte, los bomberos señalaron poco después que al menos 406 personas fueron hospitalizadas tras el ataque. Según BBC, en el público del concierto de música Country había 22 mil personas. Al comienzo se dijo que el tirador, quien ha sido identificado como Stephen Paddock de 64 añosresidente de la ciudad- disparó desde el piso 32 de un hotel cercano y había sido abatido por la policía, pero luego el Sheriff Joe Lombardo expresó que el hombre «se suicidó».

Las autoridades han dicho que «creen que no quedan sospechosos en la calle» pues la acompañante del presunto asesino, Marilou Danley, así como dos coches relacionados con el caso que estaban siendo buscados, han sido encontrados.

Además, han indicado que aquellos que deseen donar sangre pueden acercarse al centro de salud Labor Health & Welfare Clinic. Presuntamente, Paddock se estaba quedando en el hotel desde donde disparó y en su habitación la policía encontró una decena de armas. Se trata del tiroteo más grave en la historia de Estados Unidos.

Numerosas ambulancias y vehículos policiales llegaron al lugar del suceso y las víctimas fueron trasladadas al University Medical Center y el Sunrise Hospital Medical Center. Las carreteras y accesos en la zona fueron  cerradas y el perímetro acordonado mientras un reportero en el lugar informó de que las personas que asistían al concierto buscaron refugio en uno de los hoteles cercanos, entre los que está el Mandalay Casino, según EFE y medios locales.

La Casa Blanca ha señalado que el presidente Donald Trump fue informado de la «horrible tragedia» y se encuentra monitoreando la situación y ofreciendo todo el apoyo del Gobierno a las autoridades estatales y locales. Luego ha escrito un tuit.

Algunos políticos como Hillary Clinton han reabierto el debate de las armas.

Por su parte, el papa Francisco ha calificado la masacre en Las Vegas de «tragedia sin sentido».

 

Trump condena el tiroteo como «un acto de pura maldad»

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha condenado como «un acto de pura maldad» el tiroteo ocurrido anoche en Las Vegas, donde al menos 58 personas han muerto y más de 500 han resultado heridas, y ha anunciado que el miércoles visitará esa ciudad para reunirse con los familiares de las víctimas y los policías. «Estamos unidos hoy en nuestra tristeza, conmoción y luto» por el tiroteo, ha asegurado Trump en una declaración a la prensa desde la Casa Blanca.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/914810093874671617

«Fue un acto de pura maldad», ha añadido Trump, al recordar que el supuesto autor del ataque, Stephen Paddock, «asesinó brutalmente» desde la ventana de un hotel a medio centenar de personas que asistían a un festival de música country al aire libre.

«Visitaré Las Vegas el miércoles para reunirme con las fuerzas de seguridad, los profesionales que respondieron al ataque, y los familiares de las víctimas», ha anunciado el mandatario, quien enlazará ese viaje con el que tiene previsto hacer mañana martes a Puerto Rico para evaluar los daños del huracán María en la isla.

Trump ha ordenado, además, que la bandera estadounidense ondee a media asta durante cuatro días en todos los edificios federales del país y las embajadas estadounidenses en el extranjero. El mandatario ha agradecido la labor de las fuerzas del orden, y dijo que «la rapidez con la que actuaron es milagrosa y previno que se perdieran aún más vidas».

«Rezamos para que todo el país encuentre unidad y paz y por el día en el que el mal se desvanezca y los inocentes estén seguros frente al odio y el miedo», ha sentenciado.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D