The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Las bacterias multirresistentes causan más de 35.000 muertes al año en España

Redacción TO
Última actualización: 19 Nov 2018, 5:41 pm CET
Foto: David Goldman | AP Photo/Archivo

Más de 35.000 personas mueren cada año en España a causa de las bacterias multirresistentes. Estos microorganismos, como la E. Coli, que puede provocar patologías como cólicos, no responden a los antibióticos y suponen una amenaza para la salud pública en España, que es el primer país del mundo en consumo de antibióticos.

Un estudio de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha analizado la mortalidad por estas bacterias en 82 hospitales de 15 Comunidades Autónomas durante una semana, en la que se registraron 903 pacientes con infección por bacterias multirresistentes. De los 903 afectados, casi el 20% (177 personas) fallecieron, han advertido este jueves los autores de un registro hospitalario de pacientes afectados por la resistencia bacteriana impulsado por la SEIMC.

José Miguel Cisneros, presidente de la SEIMC, ha estimado que a lo largo de 2018 se desarrollarán 180.600 infecciones en España por este tipo de bacterias, que causarán 35.400 muertes. Estas cifras superan el número de muertes por accidentes de tráfico en España y, de hecho, se estima que en 2050 el número de defunciones por bacterias multirresistentes superará a los fallecimientos por cáncer y se convertirá en la primera causa de muerte por enfermedad.

Cisneros ha criticado que los presupuestos generales del Estado “no contemplan ninguna partida para luchar contra este grave problema”, a pesar de que España es uno de los primeros países de Europa en resistencias bacterianas. “Desde la SEIMC exigimos a las autoridades sanitarias los recursos técnicos y humanos para hacer frente a esta problemática y, además, que la financiación del Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos se incluya en los Presupuestos”. Cisneros ha reivindicado también la existencia de una especialidad en enfermedades infecciosas, como ocurre en otros países europeos.

El 40% de los pacientes ingresados en hospitales son tratados con antibióticos y seis de cada 10 reciben al menos una dosis de antibióticos durante su ingreso, según Miguel Ángel Calleja, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH). Las bacterias multirresistentes encuentran en los hospitales el lugar óptimo para su difusión, ya que aquí se concentra un mayor número de pacientes portadores de estos bacilos, con enfermedades graves y que usan antibióticos de forma intensiva, ha explicado el portavoz de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, Ángel Asensio.

Sin embargo, cualquier persona puede adquirir una bacteria multirresistente y transmitirla a su entorno, aunque no se halle ingresado en un hospital, ha señalado Cisneros. Por su parte, Asensio ha advertido de que hay que mantener una correcta higiene y lavarse las manos -también en los hospitales-, pues solo “el 40% de los médicos se limpia las manos con alcohol después de tratar a un paciente”. Otro problema reside en el suministro de antibióticos a animales, cuya carne es consumida por humanos, como medida profiláctica o para potenciar su crecimiento, ha alertado el vicepresidente del Foro Español de Pacientes, José Luis Baquero.

Las infecciones más frecuentes por bacterias multirresistentes que ha detallado el registro hospitalario fueron las producidas por la escherichia coli (233 pacientes), las pseudomonas aeruginosa multirresistente (103), la klebsiella pneumoniae (85) y la K. pneumoniae (36). Las infecciones más comunes fueron las urinarias, intraabdominales y las neumonías, informa Efe.