Cerca de 200.000 banderas para ocupar el puesto de los ciudadanos en la toma de posesión de Biden

Política y conflictos

Cerca de 200.000 banderas para ocupar el puesto de los ciudadanos en la toma de posesión de Biden
Foto: Carlos Barria| Reuters

Un «campo de banderas» ha sido desplegado frente al Capitolio para la ceremonia de la toma de posesión del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, que se celebrará este miércoles 20 de enero.

Por qué te lo contamos: la toma de posesión de Biden será atípica, marcada por las restricciones necesarias para evitar la propagación del coronavirus y con una gran tensión tras el asalto al Capitolio el 6 de enero por parte de algunos seguidores de Trump. 

Una de las cosas que cambia este año es que el National Mall, una enorme explanada que va desde el Monumento a Lincoln hasta el Capitolio, estará cerrado al público. Aquí es donde cientos de miles de estadounidenses se congregan tradicionalmente para saludar a su nuevo presidente.

Por eso, este año habrá casi 200.000 banderas que representarán a los ciudadanos que no han podido viajar para recibir al nuevo presidente del país, especialmente a los que no han podido hacerlo por estar afectados por el coronavirus.

La explanada se iluminará además durante la noche con 56 pilares, que representan los estados y territorios estadounidenses. Estos se encenderán a las 18:30 hora local durante 46 segundos para conmemorar a Biden como el presidente número 46 de Estados Unidos.

La ceremonia será un gran evento televisivo, contará con las actuaciones de artistas como Lady Gaga y Jennifer López. Además, en lugar de los tradicionales bailes y conciertos que suele hacer la nueva pareja presidencial en Washington, esta velada será por televisión, con un espectáculo especial conducido por el actor Tom Hanks y en el que se verá hablar a Joe Biden y Kamala Harris en la pantalla.

Tras el juramento, Biden pronunciará el tradicional discurso de inauguración de Gobierno en el que enfatizará la necesidad de reconciliar a los estadounidenses.

Por la tarde, Biden planea colocar una ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido en el cementerio de Arlington con tres de sus antecesores y sus esposas: el republicano George W. y Laura Bush, y los demócratas Bill y Hillary Clinton y Barack y Michelle Obama.

En el camino de regreso, la comitiva del nuevo presidente se detendrá a unos cientos de metros de la Casa Blanca y Biden podrá caminar hasta su nueva residencia. A continuación, se espera que anuncie sus primeras decisiones presidenciales, de las que ya ha dado un adelanto, con la firma de una serie de decretos para dar un primer impulso.

Todo esto estará vigilado por más de 20.000 efectivos de las Guardias nacionales -reservistas del ejército-, que patrullan las calles fuertemente armados y protegen edificios y monumentos como la Casa Blanca y el Capitolio.

La policía estadounidense ha advertido en repetidas ocasiones que las amenazas de nuevos ataques armados por parte de grupos de extrema derecha son reales. Por ello estará atenta a posibles disturbios durante este día histórico.