The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

China

Un científico chino asegura haber creado los primeros bebés modificados genéticamente

Redacción TO
Última actualización: 26 Nov 2018, 9:13 pm CET
Foto: Mark Schiefelbein | AP

El investigador chino de la Universidad de Shenzhen He Jiankui y su equipo aseguran ser los primeros en el mundo en haber creado bebés modificados genéticamente. Concretamente, se trata de dos gemelas nacidas este mes, cuyo ADN han modificado con la técnica de edición de genes conocida como CRISPR, “una nueva y poderosa herramienta capaz de reescribir el modelo de la vida”.

Los experimentos previos habían buscado que los niños fueran inmunes al virus del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida, la viruela y el cólera, de acuerdo a lo que recoge MIT Technology Review. La investigación no ha podido ser contrastada ni se ha publicado en ninguna revista científica especializada, donde debería haberse sometido al análisis de otros expertos. No obstante, de ser cierta, sería un profundo avance para la ciencia y la ética.

En un vídeo colgado en YouTube, He Jiankui explica desde un laboratorio que “dos encantadoras pequeñas gemelas chinas, Lulu y Nana, han nacido en las últimas semanas en excelente estado de salud, para alegría de su madre, Grace, y de su papá, Mark”. El padre, precisa He, es portador de VIH y nunca pensó que podría procrear. Según cuenta el experto a la agencia AP, las niñas fueron concebidas mediante inseminación artificial.

Jiankui ha asegurado que modificó los embriones de siete parejas seropositivas durante los tratamientos de fertilidad, y que hasta el momento solo un embarazo ha resultado positivo. “Siento una gran responsabilidad de que no se trata solo de una primera vez, sino también de ser un ejemplo”, ha señalado. “La sociedad decidirá qué hacer a continuación”, ha añadido dando a entender que dependerá de las autoridades permitir o prohibir este tipo de experimentos.

De acuerdo a lo recogido por AP, Jiankui reclutó parejas a través de un grupo de defensa del SIDA con sede en Beijing llamado Baihualin. Su líder, conocido por el seudónimo Bai Hua, dijo que no es raro que las personas con VIH pierdan sus empleos o tengan problemas para obtener atención médica si se revelan sus infecciones. Las parejas aceptaron debido a la promesa de tener una oportunidad de tener un hijo sin el virus.

Un logro científico muy polémico

El nacimiento de los primeros humanos genéticamente diseñados sería un logro médico sorprendente, pero también muy controvertido, porque aunque eliminaría las enfermedades genéticas, también podría ser usado para diseñar humanos y establecer una nueva forma de eugenesia. La prueba hubiera sido imposible bajo la legislación estadounidense e ilegal bajo las normas europeas, pero en China las regulaciones no son tan estrictas. Las críticas no han tardado en llegar.

“Es inconcebible, es un experimento con seres humanos que no es moral ni éticamente defendible”, ha asegurado el Dr. Kiran Musunuru, un experto en edición genética de la Universidad de Pennsylvania.

Fyodor Urnov, director asociado del Instituto Altius para Ciencias Biomédicas de Seattle, EEUU, ha revisado la investigación y ha defendido que, aunque incompleta, muestra que “este esfuerzo apunta a producir un ser humano con genes modificados”. Asimismo ha asegurado sentirse “preocupado por el hecho de que la edición genética, una técnica poderosa y útil, se haya utilizado en un entorno donde no era necesario”.

La Comisión Nacional de Sanidad de China, por su parte, ha ordenado una “investigación inmediada” sobre este caso, ha informado la agencia de noticias china Xinhua, citada por AFP.

Sin embargo, George Church, el famoso genetista de la Universidad de Harvard, ha defendido un intento de edición genética para el VIH, virus al cual ha calificado de “una amenaza importante y creciente para la salud pública”, y ha asegurado que la prueba china “es justificable”.

He Jiankui, formado en Estados Unidos y retornado a China como parte de un programa para atraer a los talentos educados en el exterior, asegura que es consciente de la polémica que su iniciativa va a despertar. Pero, asegura, no le parece que presente problemas éticos. Lo único que ha hecho, dice, es “abrir una igualdad de oportunidades para tener familias sanas”.