The Objective
Publicidad
Cultura

'Games for Blind Gamers', videojuegos para fomentar la accesibilidad

Los juegos de audio son mucho más que una simple narración. Mediante la inmersión sonora, el jugador puede participar, interactuar y tomar decisiones solo con su voz. Pero es posible dar un paso más

'Games for Blind Gamers', videojuegos para fomentar la accesibilidad

Diego Marin | Unsplash

No es una cita tan esperada como puede ser la Dreamhack, el League of Legends World Championship, o cualquiera de los grandes eventos de eSports que copan los titulares de la prensa especializada. Sin embargo, ya hace bastante tiempo que Awesome Games Done Quick se ha ganado un lugar en el corazón de los aficionados al videojuego. No estamos hablando de una competición al uso, sino de una bastante peculiar: el objetivo es terminar juegos populares, tanto recientes como retro, en el menor tiempo posible. 

Es un paraíso para los speedrunners, los jugadores especializados en esta proeza: dominar de tal manera un juego que son capaces de acabarlo en cuestión de minutos. Pero no termina aquí la cosa. Para darle todavía más emoción al asunto, hay speedrunners que se atreven a un más difícil todavía. Como si de maestros del escapismo se tratara, no dudan en colocarse voluntariamente trabas para demostrar su pericia. Así, las estrellas de la edición más reciente de Awesome Games Done Quick (que tuvo lugar del 9 al 16 de enero) han sido los participantes que han decidido jugar con los ojos vendados. Uno de los más celebrados ha sido Mitchriz, capaz de terminar de esta manera, y en solo dos horas, Sekiro: Shadows Die Twice

Terminar un juego con los ojos vendados requiere conocérselo como la palma de la mano. Cada mínima pieza de información sonora tiene que aprovecharse, ya sea para avanzar hacia el objetivo o para corregir errores de cálculo. Mientras que algunos jugadores juegan a ciegas como un espectáculo puntual, otros lo hacen como declaración de identidad: es el caso de Sven van de Wege, un joven ciego que se ha especializado como jugador profesional de títulos de lucha. Es un ejemplo paradigmático, pero no es difícil encontrar otros muchos jugadores que suplen carencias visuales para disfrutar de los videojuegos sin barreras, con una mezcla de paciencia y tesón. 

No cabe duda de que el lenguaje sonoro del videojuego, igual que lo ha hecho el visual, posee unas reglas internas que son fáciles de identificar e interpretar para cualquiera que conozca el mundillo, siquiera tangencialmente. Somos capaces de comprender qué sonido nos indica peligro, cuál representa el salto, o cuándo nos topamos con un obstáculo. Sin embargo, ejemplos espectaculares como los de Awesome Games Done Quick precisan de una curva de aprendizaje intensa: por mucho que el oído nos traslade información valiosa, es complicado traspasar el conocimiento exhaustivo de un juego a otro hasta el punto de poder jugarlo a ciegas.

Al mismo tiempo, otro de los elementos que se ha convertido en seña de identidad de los videojuegos es la presencia de elementos auxiliares en pantalla, los conocidos como Heads Up Display o HUD, que nos hablan de nuestra salud, estado, inventario y un largo etcétera. No es raro que esta información se presente, además, como texto de tamaño reducido para entorpecer lo menos posible. Así que no se puede decir que la mayoría de los videojuegos generen un entorno amigable para disfrutar de ellos sin utilizar la vista

hud
Imagen de un Heads Up Display via Gameuxmasterguide.

Los juegos de audio, de los que podemos encontrar muchos en dispositivos Alexa, son una manera excelente de ofrecer entretenimiento pensado desde cero para jugadores con problemas visuales. Son mucho más que una simple narración: mediante la inmersión sonora, el jugador puede participar, interactuar y tomar decisiones solo con su voz. Pero es posible dar un paso más, y proponer una interacción con controles más «habituales».

Esta es la premisa que dio origen a la game jam Games for Blind Gamers, celebrada en el mes de diciembre de 2021 en la plataforma Itch. Dieciséis desarrolladores independientes presentaron creaciones de todo tipo destinadas a potenciales jugadores ciegos, que podemos jugar con teclado, ratón o mando. Un ejercicio que puede darnos una idea de lo mucho que terminamos dependiendo de la vista para guiarnos en el entretenimiento interactivo. 

eyes
Imagen de ‘The Eyes Behind the Wall’ (Los ojos detrás del muro).

Los organizadores de la game jam proponen que nos acerquemos a los juegos a ciegas, por supuesto. «Apaga la pantalla y juega», nos dicen en las bases. Es fácil de decir, pero desde luego complicado de ejecutar. Tenemos títulos como el simpático Blindfolded Chef, que nos invita a cocinar siguiendo una serie de instrucciones habladas; por mucho que las reglas sean sencillas, no resulta nada fácil. Otros títulos, como Crimson Trials o Conjecture, nos llevan a enfrentarnos a peligros que nos acechan desde la oscuridad y ante los que tenemos que disparar o protegernos, guiándonos solo por la información de los sonidos y su procedencia. Es la misma idea de Robowalk, en el que tenemos que guiar por un laberinto a un robot y prestar mucha atención a lo que escuchamos del terreno para evitar que caiga en trampas o se sumerja en el agua y quede incapacitado. 

GIF vía Frog & Panda.

No todo es disparar en la oscuridad, no obstante. La game jam también cuenta con participaciones más contemplativas como Symphony of Soil, un «simulador de granja sonoro» —¿seremos capaces de hacer prosperar nuestra granja tan solo escuchando a nuestro entorno?— o Museful, una experiencia que nos invita a «explorar el espacio» y seguir la frecuencia de la música a nuestro alrededor, sin otro objetivo. 

echomaze
Imagen de Echomaze vía SpaceFetus.

Quizás uno de los más interesantes en la jam sea Echomaze, un título que rompe con una de las premisas que hemos mencionado anteriormente: tomar una serie de códigos sonoros bien conocidos en el videojuego como punto de partida. En Echomaze, tenemos que guiarnos por un laberinto en el que cada uno de nuestros pasos responde a una nota de la escala musical: las ligeras variaciones o inflexiones en las mismas nos indicarán en qué parte del laberinto estamos, si hay algún peligro cerca o alguna puerta que debamos atravesar. Es un título en el que tendremos que reaprender lo que sabemos y sentimos, convirtiéndonos, de algún modo, en jugadores totalmente diferentes. 

Las creaciones que encontramos en Games for Blind Gamers son breves y sin un pulido excesivo, siendo como son juegos de jam, pero suponen una buena puerta de entrada a la realidad de los jugadores ciegos. Incluso con sus imperfecciones: las carencias de algunos de ellos evidencian que ponerse en la piel de una persona con problemas de visión va más allá de limitarse a cerrar los ojos. Ojalá más y más compañías, no solo en los círculos independientes, apuesten por comprender y validar la necesidad de la accesibilidad.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D