Publicidad

Deportes

El fútbol profesional español está inmunizado ante el covid

El 95% de los futbolistas tienen la pauta de vacunación completa en Primera y Segunda división, el 5% debe someterse a varios test de antígenos durante la semana

El fútbol profesional español está inmunizado ante el covid
Javier Lizón EFE

Ahora que vuelven a aumentar los casos de covid tanto en Europa como en España surge la siguiente duda: ¿cómo está el fútbol español profesional respecto a la pandemia? La respuesta es que inmunizado e inicialmente protegido ante una nueva ola. Según los datos que obran en poder de la Liga y proporcionados por los clubes, cerca del 95% de los jugadores de Primera y Segunda división cuentan con la pauta completa de vacunación. Sólo un 5% no la tiene. En términos numéricos implica que, si consideramos que cada plantilla de los 42 clubes cuenta con alrededor de 25 fichas, del total de 1050 futbolistas profesionales que hay ahora mismo en nuestro fútbol; prácticamente 997 de ellos ya estarían vacunados y sólo 53 tendrían una mayor exposición al covid al no tener esa pauta completa. 

Esto inmunidad casi de rebaño existente en el fútbol profesional explica la cierta relajación adoptada en las medidas de control impuestas desde la patronal. Medidas que responden también a la nueva situación normativa existente en el fútbol profesional y el baloncesto. 

En junio de este año 2021, el Gobierno y el Ministerio de Sanidad cancelaron el Real Decreto vigente por la pandemia y que permitió en su momento el regreso de las dos competiciones a puerta cerrada y en pleno estado de alarma vigente.

Un Real Decreto donde quedaba bien claro que «en el caso de la Liga de Futbol Profesional y la ACB, la administración competente para la aplicación de lo dispuesto en el apartado anterior (regreso de público en los estadios) será del Consejo Superior de Deportes previa consulta al organizador de la competición, al Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autonómas. Las decisiones adoptadas por dicho órgano atenderán de manera prioritaria a las circunstancias sanitarias así como a la necesidad de proteger a los deportistas como a los ciudadanos asistentes a las actividades y competiciones deportivas».

Inicialmente se realizaban más de 2000 test semanales en los clubes de fútbol

Es decir, era el CSD, y en consecuencia el Ministerio de Sanidad, quien tenía toda la potestad para permitir el regreso de los aficionados a los estadios de fútbol o pabellones. Tiempo durante el cual LaLiga reguló mediante distintos protocolos el control total de la competición. Test a jugadores, entrenadores y técnicos, además del control total de la competición desde los entrenamientos, viajes, concentraciones en hoteles totalmente aislados… Creó incluso la figura del director de Protocolo covid, pendiente de cada uno de los equipos profesionales.

Protocolos de éxito total dado que el fútbol no tuvo apenas casos derivados de la competición profesional. Salvo el sonado caso del Fuenlabrada en A Coruña y en la última jornada regular de Segunda de la temporada 2019-2020, casi todos los casos que aparecieron fueron como consecuencia de una cierta indisciplina por parte de los jugadores. De hecho inicialmente fue la Liga quien costeó todos los gastos derivados de los todos los test de PCR que debían realizarse los 42 equipos así como los viajes, concentraciones etc… Sólo en PCR y en plena pandemia, el fútbol español realizaba más de 2000 test semanales.

Puesta en marcha de los test de antígenos

En enero del presente año, la Liga comunicaba a sus clubes, y dada la evolución favorable de la pandemia, que se modificaba la rutina de test pasando a realizarse bajo la modalidad de antígenos en lugar de la PCR. Hasta un total de cuatro en una misma semana. Una medida que permitió un importante abaratamiento. Solo en el caso de que apareciera un positivo dentro de un equipo, debería realizarse una PCR. 

Esta medida vino acompañada de una cierta flexibilización en los viajes donde ya podían hacerlo en medios de transporte generales (trenes o aviones) junto al resto de personas. Cambios normativos que la Liga iba incluyendo en sus distintos protocolos actualizados y comunicados a los clubes. Durante todo este tiempo, el fútbol seguía jugando a puerta cerrada y bajo el control del Gobierno y del Ministerio de Sanidad. 

Las competencias pasan a manos de las CCAA

El pasado mes de mayo 24, el Gobierno adoptó la medida que llevaban meses reclamando LaLiga y la ACB para lograr el añorado regreso a los estadios. Ese día, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunciaba que dejaban en manos de las comunidades autónomas las competencias en cuanto al covid del fútbol y baloncesto, empezando por el regreso del público a estos escenarios. 

Una situación que abrió la puerta al regreso testimonial de los aficionados en las dos últimas jornadas de Liga y además daba pie a un nuevo escenario respecto al control del covid desde la Liga, una vez que las competencias quedan en manos de las comunidades autónomas. Tanto es así que el protocolo unificado de entrenamiento y competición de la temporada 2020-2021, un documento de cerca de 100 páginas pasó a ser un documento de recomendaciones de apenas 18 para la temporada en curso.

Recomendaciones que siguen vigentes esta temporada

Recomendaciones que están vigentes en la presente temporada, donde los clubes comunicaron a la Liga todos los jugadores y personal que cuentan con la pauta completa, primera dosis o que no habían sido aún vacunados.  Y donde solo aquellos que no la tienen o no están inmunizados (ya sean entrenadores, jugadores etc..) deben realizar al menos dos o tres test de antígenos a la semana. El resto deben estar sujetos a controles periódicos para detecciones de covid. 

Recomendaciones que también afectan a los días de partido, donde se mantiene la obligatoriedad del uso de la mascarilla FP2 dentro del estadio a excepción de los jugadores que están jugando o entrenando. De hech,o los suplentes han regresado a los banquillos tras temporada y media ocupando un espacio en las gradas vacías de los estadios y próximas al terreno de juego. Se recomienda que todos, salvo el primer entrenador, lleven la mascarilla en el citado banquillo. 

También la Liga ha enviado unas recomendaciones, que no obligaciones, en los entrenamientos. En ellos debe haber un máximo de personas en el vestuario (10), deben usarse por turnos de 15 minutos, así como propuestas en cuanto al uso del gimnasio, comedores, salas de fisioterapia… En cuanto a los viajes, se permite de manera regular poder viajar en aviones o trenes regulares; siempre con mascarilla. Tratando de limitar, eso sí, el tiempo de espera para coger ese medio de transporte. En las concentraciones siguen apostando por habitaciones individuales que podrán ser dobles cuando los dos tengan la pauta de vacunación completa. 

En caso de aparecer un caso positivo, los servicios médicos tienen que aislar al afectado durante un mínimo de 10 días, realizar un rastreo de los contactos estrechos y dejarlos también aislados, así como realizar la prueba PCR pasado este tiempo a todos los afectados, sin la cual no pueden regresar a la dinámica de entrenamientos. 

Siguen vigentes las normas covid en la competición

De momento, siguen vigentes todas las normas puestas en marcha en el fútbol con la aparición del covid. Eso sí, según han acordado la LaLiga y la RFEF, estas serán derogadas y perderán su vigencia cuando la totalidad de los futbolistas pertenecientes a la competición profesional hayan sido vacunados contra la covid-19.

Cuando esto se produzca, se lo comunicará LaLiga a los clubes y la RFEF. Así está recogido en las normas reguladoras de la competición para el fútbol profesional de esta temporada. Concretamente, en las Disposiciones Extraordinarias por covid, donde en el primer punto relativo a la salvaguardia genérica expone literalmente que «estas disposiciones extraordinarias por covid y en lo referente al número mínimo de jugadores serán derogadas y perderán vigencia cuando la totalidad de los futbolistas pertenecientes a la competición profesional hayan sido vacunados contra el covid. Para ello, LaLiga, una vez tenga constancia de este hecho, lo comunicará a todos los clubes y a la RFEF, a los efectos oportunos». 

Sin ausencia justificada se le dará el partido por perdido al equipo

Así pues, de momento se mantiene vigente que, en caso de brote de covid, debe haber un mínimo de 13 jugadores, siendo uno de ellos portero, para la disputa de un partido. En caso de no llegar a este número, así como en la imposibilidad de desplazamiento por causa de prohibiciones sanitarias, el cierre de instalaciones –siempre que esta situación se produzca dentro de las 48 horas anteriores a la disputa del encuentro– u otras de naturaleza similar derivadas del covid, se deberá acordar el aplazamiento del encuentro a una nueva fecha según las normas que se señalan a continuación. 

Se mantiene también el número máximo de aplazamientos, siendo solo uno para los clubes de Primera División hasta la jornada 30 y de dos encuentros para los clubes de Segunda División antes de la jornada 34. Desde esa fecha ya no se podrá solicitar aplazamiento alguno.

No se contabiliza como partido suspendido, a los efectos de los cómputos señalados anteriormente, al club que no fuera responsable de la suspensión. Superado el límite de encuentros que pueden suspenderse o cuando los mismos se produzcan en las últimas jornadas señaladas se dará por ganador (tres a cero) al equipo que estuviere en disposición de disputar el partido y si fueren los dos equipos los que estuvieren en no disposición de disputar el encuentro por causas de covid, el encuentro se dará por perdedor a ambos equipos. 

Se mantiene cinco jugadores de la primera plantilla en caso de covid

El número mínimo de futbolistas de la primera plantilla en el terreno de juego y en la convocatoria siguen siendo de siete jugadores, salvo cuando operen las causas del covid descritas anteriormente, en cuyo caso el número mínimo de jugadores con licencia de la primera plantilla para la disputa del partido y durante todo el desarrollo del mismo que será de cinco jugadores. Se elevará, por causas de covid, la disponibilidad mínima de 13 futbolistas entre la primera plantilla y los equipos dependientes o club filial recogidos en este apartado.

En el supuesto de que, en cualquier momento de la temporada, un equipo por causas del covid acreditadas por el médico del equipo, no tuviera el número mínimo de jugadores de la primera plantilla, podrá disputar el encuentro con cualquier otro jugador procedente de los equipos filiales siempre que hubiere cumplido con los protocolos sanitarios y de seguridad del covid previstos en la competición profesional, el club deberá alinear a todos los jugadores de la primera plantilla habilitados para el encuentro cuando estos sean 7 o menos. Si por cualquier circunstancia uno de estos jugadores abandonara la disputa del partido sí será causa de incomparecencia y pérdida del encuentro.

Se mantiene también la posibilidad de que los equipos puedan retrasar la llegada a los estadios hasta los 50 o 45 minutos, y no como en condiciones normales que obliga a los equipos a estar que como muy tarde una hora y media antes del inicio del partido.  Medidas que no han tenido que aplicarse de momento esta temporada en ningún club y que reflejan el grado de inmunidad del fútbol español profesional que está preparado y protegido ante la llegada de una nueva ola. 

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D