Publicidad

Economía

Moncloa presiona a Bruselas para que desbloquee el reparto de fondos europeos

La oficina económica de Presidencia liderada por Manuel de la Rocha asume el liderazgo para acelerar las negociaciones con la Comisión Europea

Moncloa presiona a Bruselas para que desbloquee el reparto de fondos europeos
Pedro Sánchez, en una reciente aparición pública. Europa Press

El equipo de la oficina económica de Moncloa liderado por el Secretario General del Departamento de Asuntos Económicos de Presidencia, Manuel de la Rocha, ha asumido el liderazgo de la negociación con Bruselas para desbloquear el reparto de los fondos europeos a las grandes empresas españolas, según ha podido confirmar THE OBJECTIVE.

En las últimas semanas, De la Rocha y su equipo han viajado a Bruselas de manera regular para reforzar los equipos de negociación liderados hasta el momento por el Ministerio de Industria y el de Asuntos Económicos. La idea es redoblar las presiones a la Comisión Europea para que se flexibilicen las condiciones de entrega de estas ayudas y se desbloqueen antes de finalizar este año.

De momento, ya han obtenido sus primeros frutos al lograr el pasado viernes la autorización para entregar ayudas públicas en infraestructuras activas de 5G, pero todavía queda pendiente la negociación más importante que tiene que ver con flexibilización de los límites para las las ayudas de Estado, que entre otras cosas, permitiría el desbloqueo del PERTE (Proyecto Estratégico de Recuperación y Transformación Económica) del coche eléctrico.

En Moncloa son conscientes del retraso en estos acercamientos y de la intranquilidad que se ha generado en las grandes empresas que piden que se realicen cuanto antes las convocatorias que les permitan poder optar a estos fondos. La principal crítica es que muchos proyectos no se pueden poner en marcha porque no hay recursos comprometidos directamente.

Este periódico ya advirtió hace dos semanas de que las grandes empresas no había recibido todavía ni un euro de los 27.000 millones consignados en los Presupuestos de este año, ni de los 9.000 millones recibidos como adelanto de los fondos Next Generation en el mes de agosto. Un clamor que ha ido creciendo en las últimas semanas.

Críticas de Airbus y Enel

Pese a que el Gobierno asegura que se han publicado más de 200 convocatorias en torno al Plan de Recuperación y se ha autorizado el 66% de los más de 24.000 millones de euros del Plan recogidos en los Presupuestos Generales del Estado para 2021, lo cierto es que el dinero sigue sin llegar a las grandes empresas que impulsarán los grandes proyectos transformadores que están llamados a cambiar el rumbo de la economía española.

Una situación que ha generado profunda incertidumbre en el mundo privado, ya que muchos de sus proyectos que dependían en gran parte de fondos europeos se están teniendo que retrasar. Nadie duda de que el dinero terminará llegando, pero advierten de que el retraso puede poner en peligro muchos planes que deberían haberse activado este año.

Muchas consultoras o grandes compañías que han querido actuar como ‘ventanilla única’ han tenido que frenar las expectativas de centenares de pequeñas empresas que ven como sus solicitudes están estancadas porque no se están activando todavía todas las convocatorias esperadas para optar a estos fondos. Y las pocas que se han abierto, no están resueltas aún.

Este miércoles El País publicó un informe interno de Airbus en que la multinacional criticaba la descoordinación del Gobierno para gastar los fondos europeos. Un informe del consorcio denunció el bloqueo de las ayudas al sector aeroespacial por la falta de liderazgo y el desinterés de los ministerios, dice este periódico.

THE OBJECTIVE publicó además que Enel rebajó en 400 millones las inversiones destinadas a su filial española, Endesa, en su último plan estratégico. Según la empresa transalpina, el recorte de la inversión se debe a que en su nueva estrategia incluye un menor volumen de proyectos financiados con ayudas europeas. Se han quedado fuera del plan proyectos relacionados con el almacenamiento y el hidrógeno.

PERTE del coche eléctrico

Frente a esta situación, Moncloa ha tomado cartas en el asunto y ha enviado a miembros destacados de su oficina económica a apoyar las negociaciones de sus ministerios económicos. Unas conversaciones clave que se están desarrollando en paralelo: la flexibilización de los límites para las las ayudas de Estado, el desbloqueo del PERTE del coche eléctrico y la autorización para ayudas en infraestructuras activas de 5G.

En el último de estos casos, equipos del Ministerio de Asuntos Económicos llevaban desde el verano negociando para flexibilizar el destino que las operadoras de telecomunicaciones podrán dar a los fondos europeos destinados a 5G. No obstante, el pasado viernes -y tras la intervención de Moncloa- Bruselas aceptó ampliar estas ayudas tanto a infraestructuras activas, como a pasivas. Estas últimas eran las únicas que se podían recibir hasta el momento.

De esta manera, se desbloquean al menos la mitad de los 2.000 millones en ayudas para los próximos cinco años para 5G, destinadas exclusivamente al despliegue en zonas rurales. Según consta en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 se consignarán 600 millones de euros para actuaciones relacionadas con el despliegue del 5G como redes o cambio tecnológico.

Sin embargo, queda todavía el mayor reto de desbloquear los fondos para grandes proyectos estratégicos intentando flexibilizar los límites a las ayudas de Estado. No se trata de desbloquear la llegada de fondos europeos a España, sino de poder repartir lo que ya se tiene a las grandes empresas con montantes superiores a los actualmente permitidos por la Comisión. En este sentido, fuentes del Ejecutivo han confirmado a este diario que no hay noticias al respecto.

Este límite de ayudas de Estado hace imposible que una gran empresa reciba el dinero necesario para poner en marcha grandes proyectos estratégicos como los PERTE del coche eléctrico o de la industria agroalimentaria.

Límite de ayudas de Estado

En el caso del PERTE eléctrico, el proyecto hizo su entrada en Bruselas el 2 de noviembre y la Comisión tiene seis semanas como tope para dar su autorización. Si se aprueba el los términos que pide el Gobierno se desbloquearían las ayudas de Estado para este plan, aunque todavía habría que ratificarlo para las ayudas de todos los sectores.

Desde el Gobierno se reconoce en privado que si fracasa esta negociación y Bruselas termina rechazando la ampliación del límite de dinero que puede recibir una sola empresa, sería imposible poner en marcha estos PERTE, proyectos transformadores y dinamizadores que se han convertido en los ejes vertebradores del Plan de Recuperación presentado a la Unión Europea por nuestro país.

El límite a las ayudas de Estado es una de las normativas más inflexibles de la Unión Europea ya que de su cumplimiento depende gran parte del delicado equilibrio que mantiene la Comisión para garantizar la igualdad de oportunidades y la competencia de las empresas dentro del continente.

Respetando el level playing field, la UE ha establecido una normativa que determina cuánto pueden ayudar los Gobiernos a las empresas. Dicho de otro manera, este sistema garantiza que los países no ayuden a sus propias empresas con excesivo dinero público descompensando el equilibrio continental.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D