The Objective
Publicidad
Economía

Los extranjeros aceleran la compra de pisos en España: 90.000 en los últimos doce meses

Las operaciones representan el 15,9% del total y suponen un incremento del 6% con respecto a los ejercicios previos a la pandemia del coronavirus

Los extranjeros aceleran la compra de pisos en España: 90.000 en los últimos doce meses

Un escaparate con pisos a la venta | Europa Press

Los extranjeros aceleran la compra de pisos en España pese a las dificultades económicas desatadas en todo el mundo tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia. La adquisición por parte de ciudadanos foráneos alcanza las 90.000 viviendas en los últimos doce meses, de acuerdo con el último informe del servicio de estudios de Caixabank sobre el mercado inmobiliario al que ha tenido acceso THE OBJECTIVE.

Este volumen de operaciones es muy superior al de los ejercicios anteriores a la pandemia y representa un 15,9% del total de transacciones realizadas en nuestro país entre septiembre de 2021 y septiembre de 2022. La adquisición por inversores de otros países, especialmente Francia, Reino Unido y Alemania, crece con estas cifras a un ritmo del 6% con respecto a los años previos al estallido del corronavirus.

«Los datos más recientes aún son extraordinariamente positivos», consideran los expertos de Caixabank Research, que anticipa que a partir de ahora la compra podría ralentizarse por la situación económica en el Viejo Continente. Una desaceleración que ya se atisba en la demanda nacional.

Agotamiento de las operaciones de compraventa de pisos

La compraventa de viviendas, según explica el informe, «empieza a mostrar cierto agotamiento», aunque con tasas de crecimiento positivas. El número de operaciones en el conjunto del país avanzó interanualmente un 6,9%, un ascenso que contrasta con el 30% de incremento de principios de 2022. Aún así, incluyendo las transacciones de extranjeros, el volumen de ventas de pisos en doce meses suma 644.000 unidades, una cifra no igualada desde verano de 2008.

Los analistas de Caixabank consideran que este desempeño del mercado responde al interés inversor por la vivienda residencial
como refugio frente a los elevados niveles de inflación actuales
y también por un adelanto de compraventas para contratar una hipoteca a un tipo de interés fijo más favorable, ante la perspectiva de que el BCE siga incrementado los tipos de interés en los próximos meses.

Precisamente, indica el informe, el aumento de las tasas hipotecarias, junto con el impacto de la inflación sobre la renta disponible real de los hogares, hace prever que, de cara a los próximos trimestres, la compraventa de vivienda retrocederá. Y, previsiblemente lo hará también en el segmento de extranjeros.

Las señales de enfriamiento del mercado inmobiliario son cada vez más patentes, ya que además de un descenso en la evolución de las compraventas, los precios de tasación también se están desacelerando. En el tercer trimestre del año el valor de los pisos se mantuvo estancado. En segundo trimestre, este indicador avanzó un 0,4% en tasa intertrimestral.

El servicio de estudios de Caixabank prevé que en la recta final de 2022, periodo en el que nos encontramos, y principios de 2023 la tendencia en los precios de los pisos se acentúe como consecuencia también de los tipos de interés y la escalada de la inflación. Los datos recabados indican que en todas las comunidades autónomas aún se registra un aumento del valor de las viviendas, aunque con una intensa heterogeneidad.

Así, mientras que en Baleares y Madrid, el precio de los pisos se eleva todavía a tasas por encima del 7%, en Asturias, Extremadura y Castilla y León el crecimiento se limita a menos del 1,5%, influido en parte por los fundamentales de los propios mercados locales.

En cuanto a la oferta de pisos ésta sigue siendo limitada, según Caixabank, que ya en estudios anteriores advertía de ello. En esta ocasión, sostiene que el número de visados (109.000) es inferior a la creación de hogares, con lo que las nuevas viviendas no sirven para cubrir las necesidades de la población. Una circunstancia que estaría empujando los precios al alza, al tener los ciudadanos que acudir al mercado de segunda mano.

«Un factor que ha limitado la recuperación de la oferta pospandemia ha sido el fuerte incremento de los costes de construcción», indica el servicio de estudios del banco que añade que «recientemente, la tendencia alcista de los mismo parece haberse frenado». En concreto, señala que los costes para la edificación de pisos crecieron en agosto un 15,1% frente al 19,5% de mayo. Además, apunta que los precios de los metales anticipan a unos avances más contenidos de los gastos de construcción.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D