EEUU sanciona a seis militares de Venezuela por obstruir el ingreso de ayuda humanitaria

Mundo ethos

EEUU sanciona a seis militares de Venezuela por obstruir el ingreso de ayuda humanitaria
Foto: Bruno Kelly| Reuters

El Departamento de Tesoro de Estados Unidos ha emitido sanciones contra seis funcionarios de seguridad de Venezuela leales al presidente Nicolás Maduro por obstruir el ingreso de ayuda humanitaria al empobrecido país el sábado pasado. La decisión de EEUU es una respuesta a la represión ejercida el pasado fin de semana en zonas fronterizas para evitar la entrada de la ayuda humanitaria promovida por Juan Guaidó. En la frontera con Brasil cuatro personas murieron.

Entre los sancionados están el comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, mayor general Richard Jesús López Vargas; así como Jesús María Mantilla Oliveros, comandante de una unidad encargada por Maduro para reforzar la seguridad en la frontera con Brasil. Las medidas también afectan a los jefes de Defensa en los estados de Bolívar, fronterizo con Brasil, general Alberto Mirtiliano Bermúdez Valderrey; y Táchira, limítrofe con Colombia, José Leonardo Noroño Torres.

Las sanciones congelan cualquier activo que estas personas puedan tener en Estados Unidos y les prohíbe toda transacción financiera con individuos o entidades estadounidenses.

«Estamos sancionando a los miembros de las fuerzas de seguridad de Maduro en respuesta a la violencia reprensible, las muertes trágicas y la quema innecesaria de alimentos y medicamentos destinados a venezolanos hambrientos y enfermos», se puede leer en un comunicado firmado por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Con esta medida EEUU busca presionar a los integrantes de las fuerzas de seguridad de Venezuela para que unan a las filas disidentes de Juan Guaidó. El propio Departamento del Tesoro asegura en su comunicado que sus sanciones buscan «provocar un cambio positivo de comportamiento» y que pueden ser eliminadas cuando se tomen «acciones concretas y significativas para restablecer el orden democrático» o para aquellas personas que «se nieguen a participar en abusos contra los derechos humanos y se manifiesten contra los abusos cometidos por el régimen de Maduro».

«Estados Unidos apoya firmemente los esfuerzos del presidente interino Juan Guaidó, y el Tesoro continuará apuntando a los partidarios de Maduro que prolongan el sufrimiento de las víctimas de esta provocada crisis humanitaria», ha segurado Mnuchin

Hasta el momento, más de 300 miembros de la fuerza armada venezolana han desertado. Entre ellos hay miembros de la Policía Nacional Bolivariana, de la Guardia Nacional Bolivariana, del Ejército, la Armada e incluso de las Fuerzas Especiales.

Estados Unidos, con apoyo de Colombia y Brasil, intentó el fin de semana pasado ingresar ayuda humanitaria a Venezuela siguiendo un llamado del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por Washington y más de 50 países como presidente interino. Pero las fuerzas leales a Maduro bloquearon la operación, que derivó en enfrentamientos que dejaron cuatro muertos y cientos de heridos.

Desde 2015, Washington ha sancionado a decenas de funcionarios y exfuncionarios venezolanos, entre ellos al propio Maduro, acusándolos de violaciones a los derechos humanos, corrupción y narcotráfico. Además, aplicó un embargo al crudo de Venezuela, crucial para su economía, que empezará a regir el 28 de abril.