The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

España sale a la calle para protestar contra la violencia machista

The Objective
Última actualización: 25 Nov 2019, 9:56 pm CEST
Foto: Jorge Bella | The Objective

Miles de personas han acudido este lunes a las concentraciones y manifestaciones que en ciudades de toda España se han convocado para exigir el fin de la violencia machista con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Desde la Bolsa de Madrid, en el Paseo del Prado, hasta la Puerta del Sol, el feminismo ha marchado en protesta por la violencia de género. Encabezada por el Foro Contra la violencia a las mujeres comenzaba a las 19.00 la manifestación, a la que se ha sumado sindicatos como Comisiones Obreras y partidos políticos como el PSOE, donde muchos miembros del Gobierno en funciones como la vicepresidenta, Carmen Calvo, o los ministros de Interior, Fernando Grande-Marlaska; de Sanidad, María Luisa Carcedo; de Justicia, Dolores Delgado; de Trabajo, Magdalena Valerio, y de Cultura, José Guirao, han protestado contra el machismo criminal.

De otras formaciones, han asistido la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, y de comunicación, Pablo Montesinos, las diputadas de Unidas Podemos Irene Montero y Ione Belarra, o el consejero madrileño de Políticas Sociales, Alberto Reyero, entre otros.

Bajo el lema "El machismo mata", aunque también se han podido escuchar otros como "vivas y libres nos queremos", "sola, borracha, quiero llegar a casa" o "no son locos, son asesinos", miles de mujeres, hombres y niños han marchado por el centro de Madrid para visibilizar el feminismo.

"He venido a la manifestación porque sigue existiendo la violencia machista, porque es un problema a nivel mundial y para decir que no estamos a favor de la intolerancia y que se acabó", ha explicado a The Objective María, una de las asistentes. Además considera que la violencia machista está más extendida en la sociedad de lo que se piensa: "Sobre todo en gente adolescente se está demostrando que están volviendo ciertas conductas de control, patriarcales, machistas y de posesión. Se ve en las cifras y los estudios que están saliendo".

"Hay otros tipos de violencia como es la violencia institucional que se ejerce sobre las mujeres y que no permite que tengamos los mismo sueldos, que tengamos equiparación laboral", ha aclarado María, que como educadora cree que "hay que intentar desde la enseñanza concienciar y sensibilizar a las nuevas generaciones para que tengan relaciones sanas y sean asertivos a las futuras generaciones" y para las actuales cree que las leyes son el mejor arma para combatir la violencia machista.

Eva, otra protestante, ha acudido para "visibilizar el problema, porque a veces parece que es un problema de segunda y acabar con la violencia machista es una prioridad" y considera que es necesario "concienciar y formar a la gente que trabaja con mujeres afectadas por este tipo de violencia, como policías o jueves, para que las mujeres que vayan a denunciar se sientan comprendidas y no se las culpabilice". Por su parte, Laura, que tampoco se ha perdido la cita, ha ido "porque las pocas veces que tenemos para juntarnos todas y sentir esa energía de lucha y recordar a todas esas mujeres asesinadas es muy importante".

Como si hubiese sido a propósito, media hora después de comenzar la manifestación en la gran bola de Navidad que el Ayuntamiento de Madrid ha colocado entre Acalá y Gran Vía, ha comenzado a sonar un villancico que por unos instante ha ahogado las reivindicaciones. Sin embargo, los silbidos, las palmas, sonando con más fuerza, han conseguido resonar por toda la calle.

Una vez en la Puerta del Sol el Foro Contra la violencia a las mujeres ha leído un manifiesto y se ha dado por concluida la manifestación, pero no la lucha.

También han tenido lugar protestas en Alicante, Ávila, Burgos, Cartagena, Castellón, Ciudad Real, Bilbao, San Sebastián, La Coruña, Pontevedra, Gijón, Zaragoza, León, donde ha intervenido el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, o Barcelona.

En la capital catalana, una de las primeras en empezar, miles de personas, la mayoría de ellas mujeres jóvenes convocadas por el colectivo Novembre Feminista, han gritado "viva la lucha feminista", "anticapitalistas" o "si tocan a una, nos tocan a todas", y han exhibido carteles en los que se leía "nos queremos vivas y libres", "ninguna mujer en el olvido" o "contra las violencias machistas autoorganización feminista".

Los colectivos feministas, organizadores de las movilizaciones, quieren recordar que desde 2013 han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas 1.028 mujeres en España, 51 de ellas en lo que va de 2019. Y 34 menores desde 2013 han sido asesinados por la violencia machista de sus padres o parejas de sus madres.

"La violencia contra las mujeres es la manifestación más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad como consecuencia de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres", ha destacado el Gobierno en su Declaración aprobada el pasado viernes.

Asociaciones, sindicatos y colectivos de diversa índole se han sumado estos días a la condena contra esta lacra social. Así, CCOO, UGT y CSIF han remarcado que el desempleo y la precariedad laboral son factores que agravan la situación de las mujeres víctimas de violencia machista.

La Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública ha criticado a quienes pretenden negar esta violencia machista. "Las cifras demuestran que existe una forma de violencia específica contra las mujeres, cuyo caldo de cultivo es la desigualdad estructural de las mujeres en todos los ámbitos sociales", ha argumentado.

La FAPE ha reclamado a los medios de comunicación que adopten medidas concretas para erradicar el acoso a las periodistas en las redes sociales y en sitios webs, "uno de los problemas más graves que están sufriendo las trabajadoras del sector de la información y de la comunicación en el ejercicio de su profesión".

Por su lado, la Policía Nacional ha señalado que más igualdad y más denuncias son claves para erradicar la violencia machista a la vez que ha recordado que una media de 60 mujeres son asesinadas cada año en España por sus parejas o exparejas y en muchos casos no hay denuncias: el 80% de las víctimas mortales en 2019 no lo había hecho.