Publicidad

Cultura

Cultura alberga "dudas razonables" sobre conflictos de intereses en la SGAE

El Ministerio de Cultura alberga «dudas razonables» sobre la «posible existencia de conflicto de intereses» que afecten a «algunos miembros» de la junta directiva de la SGAE, elegida el pasado 26 de octubre en unas elecciones que «no respetaron» la Ley de Propiedad Intelectual.

Cultura alberga "dudas razonables" sobre conflictos de intereses en la SGAE

El Ministerio de Cultura alberga «dudas razonables» sobre la «posible existencia de conflicto de intereses» que afecten a «algunos miembros» de la junta directiva de la SGAE, elegida el pasado 26 de octubre en unas elecciones que «no respetaron» la Ley de Propiedad Intelectual.

Así se lo ha hecho saber el ministerio de Cultura a la Sociedad General de Autores y Editores a través de un requerimiento al que ha tenido acceso la agencia Efe y que este miércoles se registró en la entidad de gestión, presidida por el músico José Ángel Hevia. Según el documento, Cultura «alberga dudas razonables sobre la posible existencia de un conflicto de intereses que afecta a algunos miembros de la junta directiva de la SGAE, de tal modo que no se estaría garantizando que la gestión de la entidad está libre de influencias de los usuarios de su repertorio».

El ministerio da un plazo de cinco días a la SGAE para que «confirme fehacientemente», tras el dictamen de la comisión deontológica de la SGAE, que «ninguno de sus actuales componentes se encuentran en una situación de conflictos de intereses». Se refiere el ministerio a que Hevía confirme que «a fecha del requerimiento» no sigue siendo administrador único de Busindre Producciones S.L., según explica el documento ministerial.

En este sentido, el requerimiento pone su atención en la «ausencia de información» sobre el nombramiento de los miembros de la Comisión Deontológica, que serían los encargados de dictaminar dicho conflicto de intereses.

Asimismo, Cultura pide a la SGAE que informe sobre las medidas que está poniendo en práctica para «asegurar una gestión de la entidad libre de influencias de los usuarios de su repertorio y para evitar una injusta utilización preferencia de sus obras y prestaciones protegidas«. Y también pide que informe sobre su posición respecto del procedimiento sancionador abierto el pasado 4 de diciembre por el consejo de administración de la Confederación Internacional de Sociedades de Autor y Compositores (CISAC) por incumplir el reglamento de la confederación y el «fracaso» de la SGAE en «intentar corregir» sus incumplimientos con los reglamentos internacionales.

La «falta de atención» a este requerimiento del ministerio de Cultura y Deporte constituye una infracción leve que puede dar lugar a la incoación del correspondiente expediente administrativo sancionador.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D