Publicidad

España

Isaura Leal, 'la nueva Simancas', asciende por los servicios prestados en Madrid

Según ha podido saber THE OBJECTIVE, la exmiembro de la Ejecutiva de Sánchez y expresidenta de la gestora de Madrid es «compensada por los trabajos ejercidos»

Isaura Leal, 'la nueva Simancas', asciende por los servicios prestados en Madrid
Eva Ercolanese|Flickr

Isaura Leal (Valencia, 1959), presidenta del PSOE de Madrid desde hace una semana y uno de los pocos perfiles de la nueva etapa que pasan de la cuarentena, es uno de las sanchistas más fieles y reposados del PSOE. Diputada nacional, presidenta de la Comisión de Política Territorial y expresidenta de la gestora en el PSOE-M, ha sumado a su currículo una función más: la de portavoz adjunta en la dirección del grupo parlamentario socialista, a sumar a la remodelación del grupo que se ejecutará de aquí a dentro de un mes, después del debate de Presupuestos generales del Estado, según avanzaron fuentes socialistas a THE OBJECTIVE

En Ferraz destacan su «solvencia y experiencia» como principales virtudes, que le aúpan a la dirección del PSOE como la «nueva Simancas», alguien con la autoridad y conocimiento del actual secretario de Relaciones con las Cortes y exsecretario general del grupo, Rafael Simancas, y con quien se espera que «asista» al actual portavoz parlamentario, Héctor Gómez, quien en las últimas semanas se ha visto en apuros por la fuga de votos de algunos díscolos de su grupo parlamentario a cuenta de la renovación de los órganos constitucionales, o la incapacidad para encarrilar esta semana la polémica sobre la enmienda a la Ley de Memoria Democrática.

Destacan desde el grupo socialista que Gómez tardó seis horas en reaccionar a este asunto, forzando al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, a comparecer para apagar el fuego tras la crítica abierta de su socio ERC y el «adelantamiento por la izquierda» del socio de la coalición, Enrique Santiago, presidente del Partido Comunista, y quien aireó las discrepancias entre las dos partes de la coalición.

La falta de autoridad de Héctor Gómez

«A Simancas no se le habrían atrevido a hacerle eso», denuncian fuentes socialistas en referencia a la desautorización de quienes «se ceban» con Gómez, lo cual ha puesto de relieve la necesidad de la remodelación del grupo socialista y anticipado su nombramiento. «Isaura introducirá autoridad», confían en Ferraz para reforzar el papel del portavoz parlamentario y su secretaria general, la andaluza Rafi Crespín. Leal sustituye a Felipe Sicilia como segundo portavoz del grupo, a la espera de los cambios que están por venir. 

Fuentes socialistas adelantan a THE OBJECTIVE la salida de otras dos representantes de la dirección parlamentaria, Susana Ros, portavoz quinta, recientemente nombrada en la Ejecutivo del presidente y barón valenciano, Ximo Puig, y la extremeña Ana Belén Fernández Casero, portavoz tercera . Por contra, las mismas fuentes descuentan la permanencia de José Zaragoza en la cuota del PSC, «materia gris con galones» para darle consistencia a la dirección y Guillermo Antonio Meijón Cáuselo, diputado por Pontevedra.

«Compensada por los trabajos ejercidos»

Isaura fue una de las numerosas bajas de la anterior Ejecutiva de Pedro Sánchez surgida en 2017. Ex secretaria ejecutiva de Función Pública, algunas fuentes consideran que había que «compensarla por los trabajos ejercidos en Madrid tras haber asumido la presidencia de la gestora» que se constituyó tras la debacle del 4-M. La forzada dimisión del portavoz en la Asamblea, Ángel Gabilondo, y el líder del PSOE-M, José Manuel Franco, obligó a instalar una comisión gestora tutelada por la dirección federal de Ferraz. De hecho, el golpe de mano de Pedro Sánchez pretendió forzar un relevo tras la caótica campaña que suscitó las críticas internas contra el jefe de gabinete, Iván Redondo.

Sin embargo, fuentes del PSOE madrileño denuncian la «falta de neutralidad» de Isaura Leal quien, durante las primarias  para la elección de Juan Lobato intentó evitar los debates con su principal rival, Javier Ayala, y mantuvo posiciones contrarias a la integración de los díscolos. Otra de las evidencias de que actuó de «juez y parte» fue su propia inclusión en la Ejecutiva de Lobato como presidenta, junto con otros seis miembros de la gestora, entre ellos, el secretario general de Presidencia y cercano a Félix Bolaños, Fran Martín.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D