The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

¿A quién ‘roba’ votos la España vaciada?

La plataforma tendría un apoyo transversal, pero solo restaría escaños a los partidos tradicionales, según una encuesta que le otorga 15 diputados

¿A quién ‘roba’ votos la España vaciada?
El diputado de Teruel Existe y miembros de la plataforma, a las puertas del Congreso|España vaciada

«Hay territorios que ya no tienen tiempo. Si no se actúa ahora, morirán». La frase, lapidaria, pertenece a Antonio Saz, coordinador de España vaciada, la plataforma que aglutina a más de un centenar de colectivos de 28 provincias. Territorios a los que no llega la autovía, ni el tren y, en los que para ir a la escuela o al médico, hay que recorrer grandes distancias. Lugares en los que conectarse a Internet resulta una odisea y escasea la cobertura de los móviles. De hecho, la conversación entre THE OBJECTIVE y Saz tuvo que ser reanudada en cuatro ocasiones. Esa otra España. Ahora, algunos de sus habitantes quieren dar el salto a la política. «No es un movimiento planificado. Somos la consecuencia de la desatención y las medidas erróneas de equilibrio territorial», relata el coordinador de la plataforma.

Todo comenzó en 1999. Ese año nació la asociación Teruel Existe. Entonces, para ellos la política era algo muy lejano. Su único objetivo era que alguien escuchara sus problemas. Convocaban manifestaciones y se reunían con políticos de todos los colores. Incluso llevaron sus asuntos a Bruselas. Nadie les atendió. Pensaron que, si querían conseguir algo, tenían que estar en los centros de poder. Así fue como llegaron hace dos años a las instituciones. En las últimas generales lograron dos senadores y un diputado, Tomás Guitarte, que denunció amenazas para que no apoyara la investidura de Pedro Sánchez. Lo hizo. Afirma que, en los dos años que va de legislatura, han logrado más cosas que en 20 años: un pacto de Estado para la repoblación, infraestructuras y un ministerio específico, el de Transición Ecológica y el Reto Demográfico

La intención es repetir el éxito de Teruel Existe en otras provincias. El punto de inflexión fue la manifestación del 31 de marzo de 2019 en Madrid. «Acudieron más de 100.000 personas y tomamos conciencia», reconoce Saz. Unos meses más tarde, en diciembre, se reunieron en Nieva de Cameros (Logroño) y se convirtieron en movimiento ciudadano. Lo de constituirse como agrupación de electores es más reciente. La decisión se tomó el pasado septiembre en Priego (Cuenca). Ya hay encuestas que les otorgan 15 escaños, como la realizada por SocioMétrica. Esta empresa de estudios sociales preguntó a 1.200 personas a qué partido votaría en caso de celebrarse ahora las elecciones. En 15 provincias incluyó la opción que representa la plataforma España vaciada

La encuesta

«El 1,1% nos dijo que votarían a esa plataforma. Hay que analizar la transferencia de voto, de manera que sabemos cuál sería la procedencia de cada apoyo que recibe España vaciada. Luego aplicamos la ley d’Hondt a los resultados y concluimos cuántos escaños consigue cada partido», explica Gonzalo Adán, director de SocioMétrica y responsable del sondeo. Adán reconoce que es «política ficción», pero sostiene que es una «muy buena estimación». «La realidad puede ser algo más o algo menos. Depende de cómo se comporten las provincias grandes, donde se reparten más escaños. En Zaragoza, por ejemplo, podrían conseguir dos diputados», insiste Adán. 

Este sociólogo que da clases en la Universidad de las Islas Baleares avisa de que el estudio no ha estimado provincias como Madrid. «Si la plataforma se articula aquí, el voto de castigo les podría reportar muy buenos resultados». En su opinión, eso es lo que representa el voto a la España vaciada, un voto de castigo. La ola del descontento sobre la que en su día cabalgaron otros partidos nuevos, como Podemos o Ciudadanos. La misma que llevó a Teruel Existe a las instituciones. «El 80% de sus votantes venía del PSOE. Los socialistas estaban muy mal en la provincia y el colectivo aprovechó esa circunstancia. Ahora el voto de la plataforma es más transversal; viene de todos los partidos, aunque especialmente de los tradicionales», confirma Adán. 

El sistema electoral español otorga dos diputados fijos a cada provincia. Los 248 restantes se reparten en función de la población. Las provincias menos pobladas tienen mayor representación que la puramente proporcional, por eso cada formación necesita un número distinto de votos para conseguir un escaño. El que más votos necesita es Más País, que en los últimos comicios obtuvo un diputado por cada 194.000 papeletas. El que menos, Teruel Existe, que con apenas 20.000 votos consiguió irrumpir en el Congreso. Los grandes, PSOE y PP, alcanzan un sillón por cada 57.000 papeletas, mientras que Vox necesita 70.000, Podemos 89.000 y Ciudadanos 165.000. El sistema español aplica la ley d’Hondt, un sistema de reparto basado en restos. Tras escrutarse todos los votos, se calculan cocientes sucesivos y se distribuyen los escaños.

Asamblea de la plataforma en Priego, donde decidió constituirse como agrupación de electores. | Foto: España vaciada

«El voto de la España vaciada es transversal. Viene de todos los partidos, otra cosa es a quién le quita el escaño. En unas ocasiones se lo roba a la lista más votada y, en otras, a la segunda o a la tercera. En unas provincias resta a PSOE, en otras al PP y en algunas a Vox», revela Adán. En su opinión, es comprensible que Vox esté preocupado, ya que la plataforma invita a un voto ruralizado «sobre el que ellos tenían cierta exclusividad hasta ahora». Sin embargo, desde la formación que lidera Santiago Abascal se muestran muy tranquilos. Afirman que quienes deben estar preocupados son los partidos tradicionales, porque el movimiento no representa a una España vaciada, sino al de «una España abandonada», lo que, entienden, supondrá un voto de castigo para PSOE y PP.

En Vox sostienen que la plataforma surge del desencanto de los ciudadanos de diferentes territorios, gente que está cansada de que no se constaten hechos en sus pueblos. «Nosotros tenemos un discurso unitario para todo el país, no prometemos que llegue el tren o la autovía a un municipio», insiste un importante dirigente de la formación verde. Saz lo desmiente: «Hemos presentado 101 medidas, todas de ámbitos nacional. No son medidas para una u otra provincia. Es un modelo de país. Apostamos por uno cohesionado territorialmente, no por el de las grandes concentraciones: de industria, de servicios, de empresas de población. Nuestros problemas locales se resuelven con soluciones globales»

Un cajón de sastre

Para algunos, España vaciada es un cajón desastre en el que conviven los problemas del mundo rural con los intereses de quienes no lograron hacer carrera en los grandes partidos. El presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, lo tacha de un movimiento «cantonalista y populista». Para el analista político César Calderón, el sondeo que otorga 15 diputados a la plataforma es «científicamente cuestionable». En su opinión, en España no existe un problema específico de despoblación, sino otros dos muy diferentes. El primero, la desigual asignación de recursos económicos, que favorece a las regiones con partidos nacionalistas. E, segundo, uno global de movimientos poblacionales hacia las grandes ciudades. «Para solucionarlos, Felipe González puso en marcha un plan de empleo rural y arrancó a la UE los llamados fondos de cohesión, que paliaron el problema durante unos años».

«Muchas personas entendemos que no se abordan nuestros problemas, que solo se mira a los centros urbanos. Que incluso las leyes se diseñan para ellos. Hay un problema de dejación y lo llevamos sufriendo 40 años» insiste Saz. El coordinador de la plataforma sostiene que el movimiento es transversal y huye de la división entre izquierda y derecha: «Nos han robado el concepto de política. Hoy se utiliza para confrontar ideologías y territorios en lugar de para mejorar la vida de las personas». Dice que ellos están de paso y que desaparecerán del panorama político cuando desaparezcan sus problemas. La palentina Milagros Marcos, secretaria de Agricultura y Despoblación del PP, sostiene que Pedro Sánchez ha despreciado a las zonas rurales y que «está articulando una alternativa, una marca blanca del PSOE, que luego les pueda votar en la investidura, como Teruel Existe».

Reunión entre los miembros de la plataforma y representantes del Gobierno, en enero. | Foto: España vaciada

«Este año había una partida de 17 millones de euros y se han repartido en septiembre, a razón de medio millón por comunidad. Y no todas están igual de despobladas. Además, las inversiones a las zonas rurales cayeron un 17% en el primer presupuesto de Sánchez y un 13% en el segundo. No tiene estrategias de despoblación», lamenta Marcos. Su partido, dice, aboga por cambiar el modelo de financiación para responder a las demandas de los territorios despoblados. «Cuesta más ofrecer servicios en Castilla y León que en Madrid, porque en la primera, la población está más envejecida y se encuentra más dispersa. Y a partir de ahí, debemos realizar inversiones en vivienda, infraestructura, fiscalidad diferenciada para las empresas y planes de natalidad. Y de digitalización. No puede haber dos España en este asunto».

Los Presupuestos Generales del próximo año reflejan una partida de más de 4.200 millones de euros para afrontar el reto demográfico y luchar contra la despoblación. No obstante, el PSOE no ha respondido a este periódico si tiene alguna relación con la plataforma, tal y como desliza el PP, si le preocupa que acuda a las urnas ni a cuáles son sus propuestas para resolver los problemas que han llevado a un grupo de ciudadanos a constituirse en una agrupación electoral. España vaciada ya cuenta con un modelo de desarrollo con 101 propuestas. El Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico las conoce. Pero de momento, nada, se lamentan los afectados.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D