The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Isabel Celaá, nueva embajadora en el Vaticano a pesar del malestar del Cuerpo Diplomático

A pesar de su edad, superior a la de jubilación para los diplomáticos, y de otras polémicas, la ex titular de Educación sustituirá a María del Carmen de la Peña

Isabel Celaá, nueva embajadora en el Vaticano a pesar del malestar del Cuerpo Diplomático

La ministra Celaá ante la prensa.|Óscar Cañas (Europa Press)

Isabel Celaá ha sido nombrada embajadora de España en el Vaticano tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado. La exministra de Educación hasta que fuera sustituida por la actual titular, Pilar Alegría, sucederá a la que desde hace tres años ostenta esta posición en la Santa Sede, María del Carmen de la Peña, en la que es la embajada más antigua de España.

Licenciada en Filosofía y Letras/Filología Inglesa y en Derecho, fue también portavoz del Gobierno, diputada del PSOE en Congreso de los Diputados en las XIII y XIV Legislaturas y parlamentaria por el mismo partido en el Parlamento vasco.

Celaá fue igualmente consejera de Educación, Universidades e Investigación del País Vasco, vicepresidenta del Parlamento Vasco y directora de gabinete del consejero de Justicia, Economía, Trabajo y Seguridad Social del Gobierno Vasco, entre otros cargos.

Un nombramiento muy polémico

El nombramiento de Celaá no ha estado exento de polémicas desde que fue anunciado a comienzos de diciembre por la prensa. El primer frente se encuentra en su pasado como ministra, donde su ley más importante fue recibida como un ataque a la educación concertada por varios sectores de la escuela española.

Un ejemplo de esto provino del presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), Pedro Caballero, quien aseguró que se sienten «muy decepcionados» porque consideran que «no es la más indicada» para el puesto.

«Creemos que no es la persona más indicada ni tiene las cartas necesarias para poder ir como embajadora ante la Santa Sede cuando ha ido directa a la línea de flotación de la educación concertada y ha sido una de las que más ha atacado la educación concertada en este país», llegó a subrayar Caballero.

Entre los embajadores y el personal diplomático tampoco parece que haya sentado bien el nombramiento. En THE OBJECTIVE te hemos contado en exclusiva el malestar que existía en el cuerpo diplomático con este nombramiento por una razón: la edad de Celaá. Los 72 años que tiene la exministra son un umbral prohibido para los diplomáticos, cuya jubilación obligatoria como funcionarios es a los 70. Una situación que les lleva a ser cesados en la mayoría de los casos el mismo día de su aniversario, por lo que es una fecha muy sensible para este colectivo. En especial, por las décadas de trabajo al servicio del Estado que dejan atrás.

Además, Celaá sustituirá en Roma a la diplomática María del Carmen de la Peña, quien acaba de cumplir tres años destinada en el Vaticano y a la que le falta solo un año para la citada jubilación, por lo que es muy difícil que tenga un puesto relevante en Exteriores cuando regrese a Madrid con los 69 años que tiene en la actualidad. Varios de sus compañeros de promoción temen que se quede «haciendo pasillo» en el ministerio, es decir, sin cometido alguno, por lo que creen que con este relevo se está mostrando a De la Peña «la puerta de salida» para una jubilación anticipada.

Con de la Peña también ha habido malestar. La actual embajadora en el Vaticano se enteró por la prensa de su sustitución, sin haber sido informada previamente por el titular de Exteriores del Gobierno, José Manuel Albares, ni ningún otro miembro del Ejecutivo o el palacio de la Moncloa. Además, fuentes consultadas por este medio valoran esta decisión del Gobierno como «un retiro dorado».

Séptimo embajador afín al PSOE

Tras la moción de censura de mediados de 2018, el primer movimiento de Sánchez fue colocar al exalcalde socialista de Lérida, Ángel Ros, en Andorra, al exdirigente valenciano, Juan Andrés Perelló, en la UNESCO –quien recientemente ha sido sustituido por el exministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes– y al exmiembro de la Ejecutiva del PSOE, Manuel María Escudero, en la OCDE.

A principios de 2020, una vez constituido el Gobierno de coalición, se sucedieron otros dos nombramientos ajenos a la Carrera Diplomática: el de la exministra de Sanidad Carmen Montón en la Organización de Estados Americanos (OEA) y el ‘desconocido’ Ángel Martín Peccis, de quien luego se supo que fue una elección impuesta por José Luis Ábalos a Arancha González Laya en el Consejo de Ministros, fruto de la amistad que se profesaban el entonces ministro de Transportes y el director de la oficina de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) en Colombia.

Por lo tanto, Celaá será la séptima embajadora afín al PSOE en apenas tres años y medio, y la tercera exministra de Sánchez que consigue dirigir una legación diplomática tras Montón y Rodríguez Uribes.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D