The Objective
Publicidad
España

Un acto del juez Marchena en el Colegio de Abogados de Barcelona indigna a los 'indepes' 

El presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo viajará a la capital catalana el 4 de julio para dar una conferencia

Un acto del juez Marchena en el Colegio de Abogados de Barcelona indigna a los 'indepes' 

La presencia del juez Manuel Marchena en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) para impartir una conferencia irrita a los sectores más politizados del Colegio. Después de la derrota de la candidatura que promovió la Assemblea Nacional Catalana en las elecciones de junio del año pasado, todavía escuece la falta del control del independentismo sobre la institución. En esta coyuntura, el anuncio de la invitación al presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo se ha interpretado como una «provocación».

El magistrado participará en la conferencia organizada por la sección penal del ICAB, titulada ‘Inteligencia artificial y proceso penal’, el próximo lunes 4 de julio. El hecho de que la temática no esté vinculada con los delitos por los que condenaron a los líderes del procés independentista ha propiciado que las críticas se exhiban a puerta cerrada, pero su presencia no pasa desapercibida. En especial, en los grupos de letrados que creen que la condena por sedición no se ajustaba a los hechos probados en sede judicial y que confían en que la Justicia europea enmienda la decisión del Tribunal Supremo.

Las fuentes consultadas por THE OBJECTIVE admiten que los indultos a los líderes independentista suavizan «las críticas» que se puedan originar por la presencia del magistrado. Además, consideran que el juez ha demostrado su conocimiento y experiencia en la temática de la inteligencia artificial aplicada en los procesos penales, dado que ha protagonizado distintas conferencias sobre ello en distintas partes de España.

De Zaragoza a Marchena

No es la primera vez que sectores vinculados a la ANC y a los partidos independentistas muestran su malestar –y, en algunos casos, su intolerancia– si el ICAB se abre a invitar a jueces que han participado en el juicio del procés en el Tribunal Supremo.

Cuando la exdecana María Eugènia Gay invitó en 2020 al fiscal Javier Zaragoza a participar en la mesa redonda ‘La relevancia constitucional del ministerio fiscal’, el portavoz de la Coordinadora de Abogados por Cataluña, Jordi Domingo, aseguró en unas declaraciones en Vilaweb que era «indignante» que una persona que fue «el arma que hizo servir el Estado para conculcar todo el Estado de derecho» participara en el coloquio.

En los últimos comicios de la institución, la ANC, junto al abogado de Carles Puigdemont y actual diputado en el Parlament, Jaume Alonso-Cuevillas, promocionaron la candidatura presidida por el abogado Gonçal Oliveros. Y no escondieron su deseo de que la nueva dirección abordara los «debates sociales» de la sociedad catalana o que defendiera «los derechos y libertades de la ciudadanía». Sin embargo, no pudieron frenar la victoria de María Eugènia Gay.

Instrumentalizar el Colegio

Para el independentismo, el ICAB representa la «joya de la Corona» de los organismos catalanes no dependientes de la Generalitat. Las candidaturas promovidas por las entidades y partidos secesionistas lograron imponerse en la Cámara de Comercio de Barcelona, y probaron -sin suerte- con la segunda patronal catalana, Pimec.

Su derrota en el Colegio en las elecciones del 3 de junio de 2021 imposibilitó que pudieran instrumentalizar la institución para fines políticos o para lanzar manifiestos a favor de los políticos entonces en prisión, tal y como pretendía la ANC. La dirección actual también ha difundido comunicados, como el que tachó de «extrema gravedad» los amagos del Govern de incumplir con la sentencia del 25% de castellano exigida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Este comunicado, difundido con María Eugènia Gay al frente de la corporación profesional, tampoco fue del agrado de algunos de los colegiados. Y el hecho de que, posteriormente, dejara su cargo para ser delegada del Gobierno en Cataluña reforzó las tesis de sus opositores. La posición del actual decano Jesús Sánchez García es defender acuerdos de mínimos, como el respeto a la legalidad. Y garantizando el pluralismo de las ponencias. Guste o no guste a los independentistas.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Querido usuario,

Te pedimos disculpas, pero en las próximas horas nuestro sistema estará en mantenimiento. A partir del 14 de agosto tendrás nuevamente acceso a tu cuenta.

Estamos trabajando en mejorar tu experiencia de usuario, te esperamos de vuelta.

L M M J V S D