The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

10 consejos infalibles para fotografiar a tu perro como un profesional

Foto: Patrick Hendry | Unsplash

Si tienes la suerte de compartir tu vida con un perro, lo más probable es que tengas cientos de fotos suyas en el móvil y que te hayas dado cuenta ya de lo difícil que es lograr una buena imagen. Esa que no solo capta un momento divertido o enternecedor, sino que transmite la verdadera esencia, la personalidad, el espíritu del animal. Algo que tú conoces bien y que te encantaría inmortalizar en una foto, pero que se te resiste cada vez que disparas. No te desanimes. La fotografía de mascotas es un reto incluso para los fotógrafos profesionales.

Expertos como Seth Casteel, autor de la serie de perros bajo el agua,  Sophie Gamand, con los pitbulls y las flores, o Santos Román con sus maravillosas imágenes, hacen que parezca fácil, pero la verdad es que detrás de cada imagen hay mucho trabajo, mucha paciencia y sobre todo, años y años de experiencia que les permiten entender al perro y plasmar en cada sesión aquello que lo hace especial, que lo diferencia del resto, mientras, y esto es lo más importante, el animal se divierte y actúa con naturalidad. Ahora bien, que no seas un profesional de la fotografía y no tengas con un equipo sofisticado no significa que tus fotos tengan que salir siempre movidas o que tengan que ser imágenes sin encanto. Nada más lejos de la realidad.

Los siguientes consejos te ayudarán a fotografiar a tu perro como un auténtico profesional. Y no, no te preocupes, no se trata de dominar la regla de los tercios, la composición o el balance de blancos. Tampoco es necesario usar una cámara réflex. No es una clase de fotografía en forma de cápsula, es simplemente una guía para lograr imágenes que hagan justicia a la belleza, la espontaneidad y el encanto de tu perro. Notarás la diferencia desde la primera foto:

  1. Prepara todo antes de comenzar

Los perros son inquietos, juguetones y por lo general, cuando estamos cerca quieren estar a nuestro lado. Cuanto más cerca, mejor. Así que la distancia entre fotógrafo y fotografiado dura muy poco. Lo mismo ocurre con la pose o actividad que tenga que realizar para la foto. La mejor forma de optimizar el tiempo que dure la sesión es preparando el equipo antes de comenzar. Revisa el nivel de batería de la cámara o del móvil y ten a mano los juguetes o premios que vayas a utilizar.

  1. Crea un entorno tranquilo y seguro

Para que el perro se muestre tal cual es, lo más importante es que esté relajado, que se sienta a gusto y que pueda moverse con total naturalidad y libertad. Conseguir este efecto en un lugar desconocido para el animal es más complicado, pero no imposible: deja que explore y dale tiempo para que se relaje solo. Estar en casa, por otra parte, no es garantía de calma. Para muchos animales, la cámara resulta inquietante y si te notan estresado o frustrado, mucho más. Deja que se familiarice con el equipo, que huela lo que tenga que oler y comienza la sesión cuando esté tranquilo y pueda disfrutar del juego.

  1. Baja la cámara a su nivel

Uno de los principales errores que cometemos al fotografiar animales es tomar las fotos siempre desde arriba, desde una perspectiva humana y claro, el efecto óptico no es el mismo. Lo ideal es que la altura de la cámara coincida con la de los ojos del perro, ni por encima ni por debajo, así ganamos en naturalidad y respetamos las proporciones naturales del animal. Lo más probable es que necesites arrodillarte o tumbarte en el suelo para lograrlo, aprovecha el momento para hacerte una idea de cómo se ve el mundo desde su nivel. ¡Las cosas cambian mucho! Si lo que quieres es una fotografía más artística y original, experimenta con los ángulos y los encuadres.

  1. Usa siempre luz natural

Los animales son especialmente sensibles al flash. La luz intensa puede resultar muy molesta, para algunos incluso aterradora. No saben de qué se trata y se pondrán en estado de alerta después del primer disparo, justo el efecto contrario que queremos conseguir. La mejor opción es siempre la luz natural, así que recuerda desactivar la opción del flash (indicado con el símbolo de un rayo) en el dispositivo que estés utilizando. Si la sesión es dentro de casa, sitúate junto a una ventana o deja que tu perro te guíe, nadie sabe mejor que él cuál es el punto donde pega mejor el sol. Seguro que coincide con su lugar favorito para echarse la siesta.

 

 1

La huella de la nariz de un perro es su prueba de identidad y bien vale una foto ¿no? | FOTO: CAROLA MELGUIZO | La Guía del Perro

 

  1. Pon el foco los ojos

Es la única forma de lograr una de esas imágenes en las que sientes que el animal está ahí, mirándote directamente. En un retrato, da igual que sea de un animal o de una persona, el peso visual de la imagen están en los ojos del sujeto retratado. Es lo primero que vemos y a lo que le prestamos más atención, se trata de algo instintivo. Por supuesto, no todas las fotos tienen que ser iguales. Según la composición y el efecto que quieras conseguir, puedes, con la ayuda del foco, dirigir la atención a otro punto de la imagen como la nariz o las almohadillas, por ejemplo.

  1. Conviértelo en un juego

Es importante que el perro se divierta durante la sesión de fotos. Si no, por bonita que sea la foto, la actividad es un fracaso total y absoluto. Aunque es cierto que tu perro quiere pasar tiempo contigo, jugar, divertirse y que las fotos pueden ser una buena forma de estrechar lazos, no olvides que también se cansan rápido y quieren cambiar de actividad, de pose y de lugar. Olvídate por un momento de la foto que tienes en mente, disfruta del momento, participa del juega, obsérvalo y deja que te sorprenda. La mejor pose será siempre la que a él le salga de forma natural.

  1. Ayúdate de algún objeto para llamar su atención

Cada animal responde a estímulos diferentes y nadie sabe mejor que tú lo que le gusta a tu perro. Algunos reaccionan a objetos, otros a sonidos o a comida. Depende del día y, sobre todo, de la personalidad. Hay perros que fijan la mirada al ver su juguete favorito, otros necesitan un buen trozo de comida. Lo mejor es ir probando y tener varias alternativas a la mano, ya que no siempre tendrán el mismo efecto. Si a tu perro le gustan las pelotas y harás la foto con el móvil, herramientas como el Petselfie pueden ser de gran utilidad. Si no necesitas que mire a cámara, lo mejor es dejarlo tranquilo y adaptar la foto a la pose natural del perro.

Para ser buena, una foto no tiene que ser perfecta. | FOTO: ROBERTO NICKSON | UNSPLASH.

  1. Ten paciencia

A un perro no le puedes pedir que pose. Algunos lo hacen, sí, y son grandes profesionales, pero no es lo natural. Los perros necesitan moverse, cambiar de posición, interactuar contigo, así que lo mejor que puedes hacer es entender la dinámica de la sesión y respetar siempre los tiempos del animal. Si en un momento ves que no está cómodo, que se quiere ir, lo correcto es dejar la foto para otro día. Si sigues intentándolo sin que el perro esté a gusto, lo más probable es que termines frustrado, estresado y sin la foto. Los perros pueden percibir tu estado de ánimo por mucho que intentes ocultarlo. Si tú no estás feliz y relajado ellos tampoco lo estarán.

  1. Haz muchas fotos

No es realista pensar que la foto que tienes en mente saldrá en el primer disparo. Probablemente tampoco con el segundo ni con el tercero. Los perros se mueven con rapidez y con frecuencia salen movidos en las fotos o con gestos raros que no les favorecen, así que haz todas las fotos que puedas para luego quedarte con las mejores. No te obsesiones con un encuadre o una pose, las fotos naturales siempre son las mejores. Aunque no sea la foto que estás buscando, aprovecha el momento y fotografía el repertorio de posturas y gestos que te ofrezca tu perro, seguro que alguna te sorprende y se convierte en la mejor de ese día.

  1. Dale una recompensa

Por muchas chuches que le hayas dado durante la sesión, por mucho que hayas jugado con él para mantenerlo motivado, es importante recompensar al perro al final de la actividad. Una vez más, la mejor recompensa depende de cada perro. Para unos será una buena sesión de juego ya sin cámara de por medio, para otros una dosis extra de mimos y para los más golosos, si no se come, no es un premio. Lo importante es dar por terminada la actividad con una sensación positiva que haga que el perro asocie la cámara con momentos de felicidad a tu lado.

 

¿Necesitas inspiración?

Uno de los concursos de fotografía canina más importantes del mundo está organizado por el Kennel Club de Reino Unido y este año ya ha anunciado a los ganadores. En su decimotercera edición, la organización recibió casi 10000 fotografías procedentes de más de 70 países. Entre ellas, la de Monica van der Maden que ha sido elegida como la ganadora general de la competición con una imagen titulada ‘Noa the Great Dane’, que participaba en la categoría de ‘ancianos’. En total, el concurso cuenta con diez categorías entre las que se encuentran por ejemplo: ‘perros de asistencia’, ‘perros jugando’ y ‘el mejor amigo del hombre’.

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.