The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Cayetana Álvarez de Toledo: "Sánchez da la tabarra con un dictador muerto, pero se muestra blandito con dictadores vivos"

Foto: Carola Melguizo | The Objective

La visita de Pedro Sánchez a Cuba ha dado lugar a titulares de todos los tipos. Que si no ha visto a la oposición cubana para “no desairar al castrismo”, que si su visita ha sido un “impulso reformista”, que si “avala al régimen cubano”. Titulares para todos los gustos, ideologías, colores e interpretaciones. Sin embargo, ha habido uno que ha sonado con mucha fuerza. El que encabeza este artículo. Palabras de la periodista e historiadora Cayetana Álvarez de Toledo, quien ha vuelto a hacer hincapié en el asunto: “Pedro Sánchez da la tabarra con un dictador muerto, pero se muestra blandito con dictadores vivos”. Lo ha hecho en el foro ‘Tiranías Populistas’, una conversación en la que han participado periodistas, políticos y opositores de cuatro países iberoamericanos (Venezuela, Bolivia, Cuba y Nicaragua) para hablar de la realidad sociopolítica de sus países. El evento ha sido organizado por la Asociación de la Prensa de Madrid y la Asociación Causa Democrática Iberoamericana, un organismo creado desde un “punto de vista didáctico” para “proporcionar información útil y llenar de contenido este debate de polarización entre tiranías populista y democracia”, asegura su presidente José Ignacio Guédez, secretario General del partido venezolano La Causa R, y que ha contado con la colaboración de The Objective.

De esta forma, Álvarez de Toledo, durante su intervención de más de 20 minutos, lo ha dejado claro: “El viaje de Sánchez a Cuba ha sido inútil, excepto para los negocios”. Eso sí, argumenta la periodista, “para los negocios de los empresarios europeos, porque los cubanos no pueden invertir. Que lo sepan los madrileños, los catalanes y los de Vigo, de esta forma se está contribuyendo a una forma de apartheid. Los de fuera pueden hacer negocio pero los de allí no. Es un casino para extranjeros y eso no es libertad ni económica ni política”.

Cayetana Álvarez de Toledo:

De izq. a der.: Fernando Maura, Antonio Ledezma, José Ignacio Guédez, Cayetana Álvarez de Toledo, Meyling Duarte, Hugo Carvajal y Regis Iglesias. | Foto: Carola Melguizo/The Objective

En esta línea también se ha pronunciado Fernando Maura, diputado de Ciudadanos en el Congreso, quien ha advertido que si Sánchez no se ha entrevistado con la disidencia cubana es porque “no hay voluntad real de luchar por la recuperación de las libertades”. 

Cayetana Álvarez de Toledo también ha hablado de la situación de Venezuela, un país en el que un paquete de harina puede costar un cuarto del salario mínimo: “Fui a Venezuela cuando Antonio Ledezma estaba en prisión. Hablé con él a gritos desde las puertas de la cárcel de Ramo Verde. Cuando volví de ese viaje, varios colegas me preguntaron que qué se me había perdido allí. Y yo pensé: la libertad, porque a mí también se me perdió cuando los venezolanos la perdieron, porque esta es indivisible”, argumenta Cayetana, quien ha aprovechado su intervención para hacer referencia a Íñigo Errejón, diputado por Madrid de Ahora Podemos: “Este individuo no es un ignorante, este tipo sabe perfectamente lo que pasa porque los orígenes de su partido vienen pagados por dinero de esta gente. Ellos contribuyen a que la dictadura, el hambre y los niños muertos se produzcan y prolonguen en el tiempo y exportan este modelo a otros países”. Es una respuesta a la reciente entrevista que Errejón ha dado a la publicación The Clinic donde hace una cerrada defensa del Gobierno de Nicolás Maduro al asegurar, entre otras cosas, que los venezolanos comen tres veces al día.

“Las acciones de Zapatero en Venezuela pasarán a los anales de la infamia política” – Cayetana Álvarez de Toledo

Sobre el populismo en Europa y la relación entre Podemos y Venezuela también se ha pronunciado el diputado de Ciudadanos, para quien el populismo está llegando con una fuerza que parece “imparable”, y asegura que la corrupción no goza del mismo foco mediático si tiene otro tinte político: “La corrupción no es menos corrupción por ser de izquierdas. Es absolutamente igual, lo que pasa es que no tiene el mismo recorrido ni los mismos resultados”.

Cayetana Álvarez de Toledo:

Antonio Ledezma durante un momento de su intervención. | Foto: Carola Melguizo/The Objective

Discurso que avala y apoya el exalcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, presente en la biblioteca de la Asociación de la Prensa de Madrid, quien ha basado su intervención en rebatir a todas aquellas voces que aseguran que en Venezuela nunca ha habido diálogo. En este sentido, Ledezma, que pasó varios meses en la prisión de Ramo Verde y posteriormente 1.002 días de prisión domiciliaria, ha defendido que en su país ha habido “mucha más fuerza opositora que incluso en España”. De esta forma, ha hecho un repaso a todos los intentos de diálogo por parte de la oposición con el Gobierno de Nicolás Maduro y ha asegurado que “la fuerza opositora mantendrá su lucha y reclama ayuda a la comunidad internacional”.

Cuba ha estado muy presente en las casi dos horas de coloquio del foro ‘Tiranías Populistas’, porque para la mayoría de los ponentes “por La Habana ha pasado todo terrorista que quiere repetir el experimento totalitario en el mundo”. Son palabras del cubano Regis Iglesias, portavoz del Movimiento Cristiano Liberación, desterrado a España en 2010. “Los cubanos somos víctimas de una tiranía que dura ya más de 60 años”, explica Iglesias. A la pregunta: ¿Hay transición en Cuba?, responde: “Algunos creen que el clan Castro y sus marionetas están empezando un sistema de cambio en el sistema, pero la economía cubana no se ha liberalizado, la sociedad cubana esta más polarizada con una mayoría muy pobre frente a unos cuantos mandamás. No hay transición“. Y es que para el cubano, el castrismo no ha sido sino “control y sometimiento”.

 

Cayetana Álvarez de Toledo:

Regis Iglesias en el inicio de su charla sobre la situación en Cuba.| Foto: Carola Melguizo/The Objective

La parte más emotiva del foro ha llegado con la intervención de la periodista y activista nicaragüense Meyling Duarte. El 18 de abril comenzaron una serie de manifestaciones en el país centroamericano que ya han dejado más de 500 muertos y cerca de 2.500 heridos. Protestan por las reformas al sistema de seguridad social llevadas a cabo por el Gobierno de Daniel Ortega. “Miles de jóvenes que salieron a las calles a defender los derechos de las personas mayores y recibieron balas en la cabeza y en su pecho“, relata Duarte con un hilo de voz y visiblemente emocionada. “Más de 500 jóvenes acribillados por francotiradores mientras, lamentablemente, la comunidad internacional sigue haciendo caso omiso”, continúa la joven, que también ha arremetido contra el Ejército y la Policía nicaragüense a “merced” de un Gobierno “manipulador”. “El jefe de la Policía es el consuegro de Ortega”, confiesa, asegurando que su presidente sigue en el poder porque “tiene el control del cuerpo armado”. 

“Por La Habana ha pasado todo terrorista que quiere repetir el experimento totalitario en el mundo” – Regis Iglesias

Cayetana Álvarez de Toledo:

La activista Meyling Duarte: “Lo que ha pasado ha sido una masacre de Estado”. | Foto: Carola Melguiza/The Objective

Meyling Duarte, que desde Madrid ha dirigido decenas de marchas para pedir unas elecciones anticipadas y por la libertad del pueblo nicaragüense, concluye tajante:  “A Daniel Ortega no le gusta dialogar, le gusta imponer. La situación en Nicaragua no tiene un camino claro. Lo que ha pasado ha sido una masacre de Estado”.

En una línea similar pero como protagonista Bolivia, ha hablado el exministro de Educación boliviano Hugo Carvajal, quien también afirma que en su país “se han ideologizado las fuerzas armadas. Se han eliminado a tres promociones de militares para que lo que queda se someta al mandato político e ideológico del Gobierno”. Un Gobierno presidido por Evo Morales para quien el exministro lo que busca es “atornillarse” en el poder “porque sabe que saliendo de él le espera la cárcel”. Evo Morales, que lleva 12 años gobernando y se ha convertido en el primer presidente indígena de la historia, tiene varias polémicas a sus espaldas, como el millonario escándalo de corrupción en el Fondo Indígena o la construcción en 2014 de un ostentoso edificio que costó 36 millones de dólares, para la oposición “un despilfarro”.

En octubre de 2019, Bolivia celebrará de nuevo elecciones, pero Duarte no se muestra muy optimista: “Seguro les tendremos que anunciar una catástrofe más”.

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.