The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Claves para entender el escándalo de Cambridge Analytica, la mayor filtración de datos de Facebook

Foto: Henry Nicholls | Reuters

Desde el pasado fin de semana, todo el mundo habla de Cambridge Analytica, una compañía de Big Data que estaría detrás de un robo masivo de los datos de millones de usuarios de la popular red social Facebook. El pasado viernes, la compañía de Mark Zuckerberg decidió suspender la cuenta de Cambridge Analytica tras hacerse público, a raíz de la filtración de uno de sus ex trabajadores, Christopher Wylie, que gran parte de la información que usaron para la campaña presidencial en Estados Unidos de 2016 se obtuvo de forma ilegítima a través de Facebook, red que también sirvió para propagar millones de anuncios falsos y personalizados para manipular a sus usuarios en dicha campaña.

 

Claves para entender el escándalo de Cambridge Analytica, la mayor filtración de datos de Facebook 1

Christopher Wylie, el exempleado de Cambridge Analytica que ha filtrado el escándalo a la prensa. | Foto: Henry Nicholls / Reuters

 

¿Qué es Cambridge Analytica?

Cambridge Analytica es una firma británica de análisis de datos fundada en el año 2013, como una rama de la compañía SCL Group, que en su página web se define como líder mundial en comunicaciones basada en datos. Cuenta con sedes en Londres, Nueva York, Washington, Brasil y Malasia. Cambridge Analytica fue fundada gracias al apoyo financiero del multimillonario estadounidense Robert Mercer, un magnate que figura como donante del Partido Republicano, con el foco puesto en las elecciones que tres años más tarde se celebrarían en Estados Unidos. Según publica The New York Times, el primer apoyo político de Mercer fue al senador Ted Cruz, que competía contra Donald Trump en las primarias republicanas.

La compañía británica, que ahora ha saltado a todas las portadas tras el escándalo con Facebook, se da a conocer como un proveedor de investigaciones de consumo, publicidad dirigida y otros servicios relacionados con los datos, esa mina de oro de la era digital.

 

¿Quiénes son sus clientes?

En cuanto a sus clientes, la web de la empresa no da detalles, aunque sí da algunos ejemplos: desde un diario que quería saber más acerca de sus lectores a una marca de ropa para mujeres que buscaba investigar sobre sus clientes y a una aseguradora de coches en Estados Unidos.

 

¿Quién creó y en qué consistía la aplicación fraudulenta?

Cambridge Analytica pagó al profesor de Psicología en la Universidad de Cambridge Aleksandr Kogan unos 800.000 dólares por el desarrollo de una aplicación denominada This Is Your Digital Life que, supuestamente, funcionaba como una herramienta de encuestas online para la investigación sociológica. Los usuarios iniciaban sesión a través de Facebook, y recibían entre 2 y 5 dólares por contestar a esta encuesta. Además de entrar a través de la red propiedad de Zuckerberg, los que utilizaban esta aplicación daban una serie de permisos en la misma, que posibilitaban a Cambridge Analytica recoger información sobre la actividad del usuario, acceder a su ubicación y a sus contactos. Aunque fueron unas 270.000 personas las que se descargaron y utilizaron esta aplicación, la información recopilada por la compañía alcanzó los 50 millones de usuarios, ya que la aplicación solicitaba también el acceso a los datos de los amigos de los usuarios que la descargaban.

La compañía británica aseguró el sábado pasado, tras la filtración del escándalo a los medios, que en un primer momento no tenía constancia de que el profesor Kogan hubiera estado violando los términos de Facebook y que borró los datos una vez que se enteró, en el 2015. No obstante, y contrariamente a lo que defienden desde Cambridge Analytica, estos datos no se eliminaron, según Facebook. Cambridge Analytica ha asegurado que esta acusación no es cierta, a lo que la compañía de Zuckerberg contestó que estaba investigando para verificarlo. Por otro lado, Aleksandr Kogan ha declarado a la BBC que lo que hizo era “perfectamente legal y ajustado a los términos de servicio” lamentando que tanto Facebook como Cambridge Analytica le estén usando de “chivo expiatorio” al culparle del uso ilegal de datos personales. En este sentido, estamos en una guerra abierta.

 

¿Qué tiene que ver con las elecciones presidenciales de Estados Unidos y el entorno de Donald Trump?

La relación entre Cambridge Analytica y Donald Trump es amplia. Para empezar, Steve Bannon, el que fuera el estratega e ideólogo de la campaña presidencial del presidente y un consejero clave en la Administración Trump hasta agosto de 2017, formó parte del consejo de dirección de Cambridge Analytica. Bannon también es conocido por haber dirigido Breitbart News, un portal de noticias de extrema derecha.

 

Claves para entender el escándalo de Cambridge Analytica, la mayor filtración de datos de Facebook 2

Steve Bannon, mano derecha de Trump en la campaña presidencial, y miembro del consejo de dirección de Cambridge Analytica. | Foto: J. Scott Applewhite / AP

 

Trump contrató los servicios de la consultora Cambridge Analytica en 2016 por más de 6,2 millones de dólares, según los datos de la Comisión Electoral Federal norteamericana. Incluso la propia Cambridge Analytica menciona en su web que "aportó a la campaña presidencial de Donald J. Trump la experiencia y el conocimiento que le ayudaron a ganar la Casa Blanca". Lo que no mencionan es que los servicios proporcionados a la campaña del ahora presidente fueran fraudulentos o que se realizaran a través de la obtención ilegal de los datos de los usuarios de Facebook, para más tarde difundir anuncios falsos y personalizados a los internautas.

 

¿Cuál es el papel de Facebook?

Facebook fue la plataforma que permitió esta obtención fraudulenta de datos y la consiguiente difusión de mensajes personalizados, realizados gracias a los datos obtenidos. Por ello está ahora bajo la mirada de todos. Este escándalo ha provocado una auténtica tormenta en el seno de la compañía de Mark Zuckerberg, que mantiene un cauteloso silencio mientras investiga el caso. Facebook ha contratado a auditores forenses de la firma Stroz Friedberg para esclarecer lo sucedido, aunque ya son varios los organismos gubernamentales que han pedido explicaciones e incluso la comparecencia del propio Zuckerberg. Facebook ha recibido incluso el castigo de sus inversores, al perder más de 53.000 millones de dólares en Wall Street.

 

Tras días de silencio incómodo, Mark Zuckerberg se comprometió finalmente, a través una publicación en su página de Facebook, a tomar medidas para proteger los datos de los usuarios de la plataforma y dijo que él es el “responsable final de todo lo que sucede” allí. “Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos, y si no podemos, entonces no merecemos atenderlo”, escribió. “He estado trabajando para comprender exactamente qué sucedió y cómo asegurarme de que esto no vuelva a ocurrir”, añadió. A pesar de este comunicado, Zuckerberg ha sido muy criticado por la gestión de la crisis, así como por no haber pedido disculpas a los usuarios en su post. Incluso algunos vaticinan la pérdida de poder y la caída al vacío de las supuestas ambiciones políticas del empresario. Aunque ya se sabe que acabar con Zuckerberg son palabras mayores.

 

Las consecuencias de este escándalo están todavía por medirse, y la investigación seguirá su curso hasta esclarecer, esperemos, lo sucedido. El caso de Cambridge Analytica ha logrado no solo generar conciencia en torno a las amenazas a la privacidad de los usuarios en Internet, sino que ha solidificado las sospechas de que Donald Trump ganó las elecciones, en parte, gracias a las artimañas que permite la gran burbuja del siglo XXI, propiciada por las redes sociales y los bulos.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.