The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto

Foto: David Goldman | AP

Los jóvenes son los menos propensos en leer y creer ‘fake news’ que a la vez tienen, en general, menos impacto de lo que se creía. Estas son las dos principales conclusiones de un estudio publicado a finales de noviembre hecho por tres politólogos en el que destacan que las ‘noticias falsas’ tienen “un alto alcance pero un bajo impacto”.

Brendan Nyhan de Dartmouth College, Andrew Guess de la Universidad de Princeton, y Jason Reifler de la Universidad de Exeter, analizaron los datos de tráfico web recopilados de una muestra representativa de 2.525 estadounidenses que dieron su consentimiento para que su actividad online fuese monitoreada anónimamente por la firma analítica YouGov durante las últimas semanas de la campaña electoral de Estados Unidos de 2016. También fue rastreado el uso de Facebook y los hábitos generales de navegación basados en una encuesta de partidismo político.

El 10% de la población consume el 65% de las noticias falsas

Según los resultados, uno de cada 4 americanos visitó noticias falsas entre el 7 de octubre y el 14 de noviembre de 2016 y aún así, los mayores consumidores de éstas leyeron más del tipo “real” o “verdaderas”.

“Seis de cada 10 visitas a las páginas de ‘fake news’ procedieron del 10% de los lectores”, sostiene el informe. Lo más importante es que ese porcentaje es el del público “más conservador”, desde el punto de vista ideológico, se añade. Estos leyeron solo cinco artículos de noticias falsas, en promedio, durante más de cinco semanas. Además, ese 10% hizo el 65% de visitas a los sitios de información engañosa.

La conclusiones del estudio destacan que los jóvenes cada día más se niegan a ser engañados. Son los mayores de 60 años los más propensos a visitar las páginas ‘mentirosas’.

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto 2

Uno de cada 4 americanos visitó noticias falsas entre el 7 de octubre y el 14 de noviembre de 2016. | Crédito: Darmouth College

“Estimamos que el 27,4% de los americanos a partir de los 18 años de edad visitaron noticias falsas a favor de Trump o de Hillary Clinton durante el periodo de estudio que cubrió las últimas semanas de la campaña presidencial de 2016”, afirman los investigadores. Aunque ese porcentaje supone un número que parece considerable: de 65 millones de personas, las ‘fake news’ representaron tan solo el 2,6% de todos los artículos que los americanos leyeron.

‘Facebook’, una mala senda

El estudio también señala que Facebook fue, con mucho, la plataforma a través de la cual las personas navegaban con mayor frecuencia hacia un sitio de noticias engañosas. Por esta razón, la red social del joven magante Mark Zuckerberg ha anunciado su intención de colaborar con “organizaciones externas de verificación de hechos” para identificar historias falsas y advertir así a los usuarios en el momento en el que van a publicar o compartir enlaces a estos hechos ficticios.

Las 'fake news': alto alcance pero bajo impacto 1

La red social ha anunciado su intención de colaborar con “organizaciones externas de verificación de hechos”Foto: Martin Meissner / Reuters

El equipo investigador define los sitios de ‘fake news’ como aquellos que publicaron al menos dos historias “demostrablemente falsas”. Para ello, éstas debían afectar a la actitud de los electores, como definieron los economistas Hunt Allcott y Matthew Gentzkow en otra investigación publicada en 2016, en la que demostraron que las redes sociales fueron una fuente importante, pero no dominante, de difusión de noticias durante las últimas elecciones presidenciales de EEUU.

Estos limitaron el significado de “noticias demostrablemente falsas” a los resultados sobre las personas y su efecto en los comicios. “Para que las noticias falsas puedan haber cambiado el resultado de la elección, cada una tuvo que haber convencido a un 0,7% de los electores de Clinton y electores indecisos a votar por Trump”. Es decir, tener un nivel de persuasión equivalente a ver 36 anuncios de campaña en televisión, indicó aquel análisis.

Según el nuevo informe, los seguidores de Trump fueron tres veces más propensos a visitar sitios de historias engañosas que los partidarios de Hillary Clinton. Aún así, fueron una pequeña fracción de la ‘dieta informativa’ general de los más de 2.000 ciudadanos analizados. Independientemente de las preferencias políticas, solo el 1% entre los seguidores de Clinton, y el 6% entre los de Trump basaron su información en páginas que no verifican.

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.