Todas las series de Ryan Murphy
Foto: Imagen de 'Hollywood'

Cultura

Todas las series de Ryan Murphy

por Fátima Elidrissi

Actualizado:

El 1 de mayo debuta en Netflix Hollywood, la última serie del prolífico creador de series tan influyentes y populares como Glee, American Horror Story o American Crime Story. Anticipándonos a la necesidad de seguir viendo sus ficciones después de maratonear su relectura de la época dorada del cine estadounidense, repasamos todas sus ficciones para televisión: desde su debut en Popular a su estreno en la plataforma de streaming con The Politician.

 

El 14 de febrero de 2018 Ryan Murphy rompió el corazón de Fox para mudarse a Netflix. La multimillonaria cifra que exigió el creador para abandonar su hogar fue de 300 millones de dólares. Pero vista la ubicuidad del guionista y creador, artífice de una veintena de series entre títulos ya estrenados y proyectos en desarrollo, la inversión no podría ser más rentable para la plataforma.

Coincidiendo con el estreno de Hollywood, miniserie donde Murphy reescribe la época dorada de la meca del cine, el 1 de mayo en Netflix, repasamos su imparable ascenso a la fama, el reconocimiento y el poder. Para muestra, sus cada vez más espectaculares y fascinantes elencos: desde Jessica Lange, Susan Sarandon, John Travolta o Gwyneth Paltrow a Lady Gaga, Ricky Martin, Penélope Cruz o Macaulay Culkin. Dos décadas de trabajo en televisión que comienzan con el drama adolescente Popular, cuya joven demografía revisitaría desde el musical en Glee o la sátira en The Politician; continúan con transgresores éxitos como Nip/Tuck; echan raíces en miniseries de todos los géneros, véanse American Horror Story, American Crime Story o Feud; e incluyen dramas convencionales como 9-1-1 y su reciente spin off.

Todas las series de Ryan Murphy 1

Ryan Murphy en la premiere de ‘The Politician’ en el DGA New York Theater. | Foto: Evan Agostini/Invision | AP.

Popular (1999-2001 en The WB)

Después de estudiar periodismo en su Indiana natal, Murphy comenzó a trabajar para medios como The Miami Herald, Los Angeles Times o Entertainment Weekly. Pero como refleja su posterior producción, su objetivo era escribir en Hollywood. A finales de los años 90 empezó a firmar sus primeros guiones y, tras vender uno al mismísimo Steven Spielberg –Why Can’t I Be Audrey Hepburn?, por cierto, nunca filmado– debutó en televisión con Popular. La primera incursión de Murphy en la ficción seriada fue una dramedia donde ya despuntan algunos rasgos distintivos del autor: la vida adolescente en el instituto, saltos continuos de la comedia al drama, personajes excéntricos y una firme apuesta por la diversidad. De hecho, Murphy denunció, años después, la homofobia de la cadena The WB. En sus palabras: “Me dieron notas como, ¿el personaje de Mary Cherry puede ser menos gay?”.

Nip/Tuck (2003–2010 en FX)

Entre el drama familiar y el procedimental médico, Nip/Tuck trató de hacer verosímiles las rocambolescas vidas de dos cirujanos plásticos opuestos: el íntegro padre de familia Sean McNamara y el destructivo playboy Christian Troy. Más allá de sus gráficas escenas, tanto de operaciones como de sexo, este adictivo y glamuroso culebrón puso el foco en una sociedad obsesionada con las apariencias. Con la frase “Dime qué es lo que no te gusta de ti”, los doctores invitaban a sus pacientes a alcanzar la perfección, mientras ellos intentaban aceptar sus propios demonios. Cruzándose, por el camino, con señores de la droga o asesinos en serie. A recordar: Peter Dinklage, hoy ultrafamoso por interpretar a Tyrion Lannister en Juego de tronos, como un seductor niñero; o Famke Janssen, Fénix en la trilogía X-Men, como Ava Moore, una mujer transexual cuyas sorprendentes tramas quizá no hayan envejecido como debieran.

Glee (2009–2015 en Fox), disponible en Netflix

De vuelta al instituto, Murphy bebió de su propia experiencia como chico del coro para crear este musical, un fenómeno cultural sin paragón en su carrera tanto por sus fanáticos seguidores como por sus fantásticos números. Capaces de convertir clásicos de Broadway, música popular de Katy Perry o Celine Dion y la inolvidable Don’t Stop Believin de Journey en himnos. Bailando, otra vez, entre la comedia y el drama, la serie juvenil rompió tabúes hablando de sexo, embarazos adolescentes, discapacidad, desórdenes alimenticios, bullying, consumo de drogas, transexualidad, tiroteos en escuelas o suicidio. El mensaje para todos los miembros de New Directions y sus espectadores: acéptate tal y como eres.

American Horror Story (2011- en FX)

Y entonces llegó el terror. American Horror Story comenzó sus emisiones en 2011 con la sobrecogedora casa de Murder House. Después vendrían el hospital psiquiátrico de Asylum (2012-2013), el aquelarre de Coven (2013-2014), el monstruoso circo de Freak Show (2014-2015), el Hotel (2015-2016) regentado por Lady Gaga, el pueblo perdido de Roanoke (2016), la secta de Cult (2017), el Anticristo de Apocalypse (2018) o el campamento de 1984 (2019). A pesar de sus altibajos, la audiencia media de sus nueve temporadas supera los 10 millones de espectadores. Y en la décima contarán con el fichaje estrella de Macaulay Culkin. Renovada ya hasta la temporada número 13, FX seguirá teniendo serie tanto tiempo como Murphy quiera.

The New Normal (2012-2013 en NBC)

Corta vida tuvo esta sitcom sobre una familia poco convencional formada por una pareja homosexual que tiene todo en la vida salvo un hijo, la madre de alquiler que se muda con ellos, junto a su propia hija de 9 años, para cumplir su sueño, y su madre, la abuela de la niña. Una vez más, Murphy se inspiró en su propia vida para concebir esta serie: el creador ha utilizado la gestación subrogada para tener a sus dos hijos con su marido David Miller. De hecho, el primero, Logan Phineas, nació el 24 de diciembre de 2012, es decir, pocos meses después del estreno de la serie el 10 de septiembre del mismo año. Pero la serie no cuajó narrativamente ni encontró a su audiencia.

Scream Queens (2015-2016 en Fox)

Otra propuesta que no terminó de funcionar fue Scream Queens. Porque el hombre más poderoso de la televisión, palabra de The New Yorker, también ha sufrido algún que otro fracaso. Aunque se vendió como una mezcla de la comedia adolescente de Glee con un toque del terror de American Horror Story, este pastiche de hermandades femeninas, guerra entre chicas y slasher tampoco convenció. A pesar de contar con un icono del género como Jamie Lee Curtis y un puñado de estrellas adolescentes como Lea Michelle (Glee), Emma Roberts (American Horror Story), Nick Jonas o Ariana Grande.

American Crime Story (2016- en FX), disponible en Netflix

Quizá el proyecto de mayor envergadura de Murphy hasta la fecha, American Crime Story no solo revisa un famoso crimen en cada una de sus temporadas, sino que ha recibido el aplauso unánime de la crítica por su afinada disección de la sociedad estadounidense. En la primera temporada, el celebérrimo juicio a O.J. Simpson prestó atención a la espectacularización de las noticias y la inauguración de los ciclos informativos 24 horas, el maltrato doméstico, el racismo, los roles de género o la importancia de los juicios mediáticos.

En la segunda temporada, el asesinato del diseñador Gianni Versace permite hablar de la homosexualidad y la homofobia desde la fama y marginalidad.

Después de anunciar que la tercera temporada abordaría el escándalo de Monica Lewinsky, y que la ex becaria de la Casa Blanca participaría como productora, Murphy quiere sacudir la política estadounidense: FX anunció con inusitada antelación que estrenaría esta entrega el 27 de septiembre de 2020, seis semanas antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Feud (2017- en FX)

En inglés Feud significa enfrentamiento y la idea de Murphy con esta antología es aproximarse a célebres enemistades. La primera temporada se centró en las actrices Bette Davis (encarnada por Susan Sarandon) y Joan Crawford (Jessica Lange) para contar cómo estas dos rivales terminaron trabajando juntas en la película que ambas esperaban relanzara sus carreras: ¿Qué fue de Baby Jane? (1962). Pues con más de 50 años cada una, Hollywood ya no tenía sitio para ellas. El machismo imperante, las dificultades para conciliar en su vida personal o cómo los productores incendiaron su relación para evitar que estas dos mujeres se apoyaran y alcanzaran mayores cotas de poder son algunas de las conclusiones de esta miniserie. La segunda entrega, actualmente en desarrollo, promete abordar el infeliz matrimonio del príncipe Carlos de Inglaterra y la princesa Diana de Gales. Y a este paso podrá compararse con la visión que ofrezca la cuarta temporada de The Crown.

9-1-1 (2018- en Fox) y su spin off, 9-1-1 Lone Star (2020- en Fox), disponibles en Movistar+ y Sky

El proyecto más convencional o menos sofisticado de Murphy satisfará a los amantes de la adrenalina y las series sobre profesionales. Como anuncia su título, 9-1-1 narra el día a día de los policías, paramédicos, bomberos y operadores detrás del número de emergencias de Los Ángeles. De modo que, mezclando casos morbosos, tramas personales complicadas y escenas dignas de una superproducción, la serie quizá no ofrezca nada asombrosamente distinto, pero tampoco engaña. Como su spin off, 9-1-1 Lone Star, que traslada la premisa a Austin, Texas, con Rob Lowe como el único bombero que sobrevivió al 11 de septiembre en su estación de Manhattan.

Pose (2019- en FX), disponible en HBO España

En Pose Murphy viaja al Nueva York de finales de los años 80 para explorar el voguing, una forma de expresión entre el desfile transgénero y las batallas de baile surgida en las comunidades afrodescendientes y latinas queer como respuesta a la exclusión. Para contarlo, huye de sus habituales artificios y recurre a un emotivo drama familiar donde un grupo de personajes rechazados por la sociedad se une para formar su propio hogar. A destacar: tanto delante como detrás de las cámaras el reparto y el equipo están integrados por personas transgénero.

The Politician (2020, Netflix)

Muchas de las obsesiones de Murphy cristalizan en The Politician, una sátira política ambientada en un elitista instituto donde un joven obsesionado con ser presidente de los Estados Unidos trata de comenzar su triunfal carrera como delegado estudiantil. Los límites de la ambición, la eterna pregunta de si el fin justifica los medios o la propia aceptación se mezclan en esta serie con la explotación de la diversidad en estos tiempos de redes sociales, varios intentos de asesinato o el síndrome de Münchausen por poderes. Seguramente se pase de frenada, pero esta serie es tan disfrutable que al final termina dando qué pensar.

Hollywood (1 de mayo de 2020 en Netflix)

El Hollywood dorado de la década de los años 40 y una historia sobre las personas que, no pudiendo estar en el centro, se movieron en los márgenes de la industria. Como el propio Murphy contaba a Vanity Fair, su idea es reescribir la historia de la meca del cine a través de tres personas que, si bien triunfaron, no pudieron ser ellos plenamente: Rock Hudson, que ocultó su homosexualidad hasta pocos meses antes de morir en 1985 víctima del sida; Hattie McDaniel, la primera mujer afroamericana ganadora del Oscar por Lo que el viento se llevó, que durante la ceremonia fue obligada a sentarse en una mesa apartada del resto de nominados blancos; y Anna May Wong, la primera estrella estadounidense de origen chino que, cansada de obtener siempre papeles secundarios altamente estereotipados, huyó a Europa. Partiendo de estas y otras personas reales, el creador narrará una historia donde quizá puedan ser lo que quieren. La respuesta: el 1 de mayo en Netflix.

¡Pero eso no es todo! De cara al futuro Murphy no solo seguirá con sus proyectos en FX como se apuntaba al hablar de sus antologías American Horror Story o American Crime Story, sino que prepara una suculenta cartera de proyectos en Netflix. A destacar: Ratched, precuela de la película Alguien voló sobre el nido del cuco protagonizada por su musa Sarah Paulson como la infame enfermera; Halston, un biopic sobre el icónico diseñador de moda encabezado por Ewan McGregor; dos películas basadas en producciones de Broadway, The Prom y The Boys in the Band; y varios documentales.

Fátima Elidrissi

Periodista freelance. Colabora con El Mundo y The Objective. Sus pasiones son la televisión, el cine, la literatura y el teatro.