The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Lifestyle

Cómo cuidar tus prendas de abrigo para que se mantengan siempre como nuevas

Si quieres que tu armario de invierno siga perfecto durante toda la temporada (y muchas más) tienes que conocer las necesidades de sus tejidos

Cómo cuidar tus prendas de abrigo para que se mantengan siempre como nuevas

Prendas invernales de abrigo.|Freepik

No es ningún secreto que la ropa de invierno necesita de una mayor atención con respecto a las prendas de verano. Esto se debe a que están realizadas con materiales y texturas mucho más complejas y delicadas. Los tejidos de abrigo que ayudan a proteger del frío, como por ejemplo la lana, la piel o las plumas, son mucho susceptibles a la humedad ambiental. Además cuentan con otro enemigo y es que el uso de agua para lavarlos puede estar prohibido o suponer un gran reto.

A la hora de cuidar nuestras prendas, ya sean de abrigo o no, lo más importante es conocer su tejido porque cada uno de ellos requiere de unos cuidados específicos. Eso significa que, todo amante de la moda, debe de controlar las necesidades de cada material. Así, sus compras pueden preservarse por mucho más tiempo en su estado original. No solo es algo bueno para que nuestras prendas favoritas nos duren más años sino que, al alargar su vida útil, evitaremos nuevas compras y seremos más sostenibles.

En estas semanas las prendas de abrigo viven sus semanas de gloria y son las protagonistas de nuestros outfits diarios. Sin embargo, al llegar el buen tiempo, les toca el turno de permanecer durante meses en el fondo del armario donde cogen humedad y polvo. ¿Cuántas veces al llegar el otoño has sufrido una decepción enorme cuando descubres que tus prendas de invierno se encuentran algo apagadas?

Al hacer el cambio de armario uno se puede encontrar con algunas sorpresas, desde manchas en algunas prendas, pequeños agujeros e incluso el característico olor a exceso de humedad. En ese momento surgen dudas generalizadas como si lavarlas en casa o recurrir a la tintorería. Como seguro que te has encontrado en estas situaciones en más de una ocasión, y apostamos a que quieres mantener tus prendas de abrigo como nuevas durante años, hoy en THE OBJECTIVE te vamos a dar las claves de cómo cuidar cada uno de los tejidos de tu armario invernal.

¿Cómo cuidar tus prendas de abrigo?

Como mencionábamos, lo más importante es saber identificar los tejidos más populares de las prendas de abrigo para conocer sus necesidades y así cuidar y mimar la ropa de la temporada. Para recibir una clase magistral, hemos recurrido a los expertos de Mr Jeff, una start up valenciana de franquicias internacionales de lavandería que nos explicarán qué cuidados se deben de tener en cuenta para que nuestras mejores prendas del invierno se vean como nuevas después de usarlas durante estos meses.

Prendas de punto

No podemos concebir el invierno sin nuestros jerséis y bufandas. Esta temporada el punto es una de las grandes tendencias por lo que, más que nunca, está presente en infinidad de prendas menos habituales a este material como faldas, vestidos, pantalones o complementos. Cada vez que necesitamos lavarlos nos surge la misma duda: ¿es recomendable recurrir a la lavadora?

Vestido negro de punto de Benetton
Vestido negro de punto de Benetton

Desde hoy debes saber que la respuesta es afirmativa. Los suéteres, bufandas y otras prendas de abrigo realizadas con lana se pueden meter sin miedo a contratiempos en la lavadora. Eso sí, hay que tener en cuenta pequeños detalles como que no debemos recurrir nunca al uso de agua caliente.

Otro de los elementos que debes de tener muy en cuenta durante estos días es el uso de la plancha. Igual que la lavadora podía ser una aliada, la plancha es una absoluta enemiga del punto. Los tejidos que dan vida a estas prendas se ensanchan con el calor por lo que pierden su forma original. Esta es la razón por la que muchas veces, tras un primer lavado, ese jersey que tanto te gustaba cuando lo compraste adopta un aspecto tan desgastado en su segundo uso.

¿Qué hacer si notas que la prenda de punto huele a humedad? Un programa de lavadora en agua fría bastará para que tenga un aroma de suavizante. Pero, tras el lavado, hay que tener mucho cuidado en cómo la secamos. Otras enemigas de la lana son las pinzas ya que pueden dejar su marca en la prenda e incluso deformarla. Puedes recurrir a perchas grandes y anchas, que no dejen marcas en la zona de los hombros, o dejarlas secar sobre una silla de plástico o extendida en una superficie plana.

Así se protege el terciopelo y el ante

Existen tejidos que son de lo más delicados como el ante o el terciopelo. Si cuentas con prendas de estos materiales en tu armario, nuestro mejor recomendación es que leas con detenimiento sus etiquetas de composición para saber exactamente cómo debes de cuidarlas.

Abrigo de ante dela firma OVS
Abrigo de ante dela firma OVS

En general, ambos tejidos van a necesitar de un paseo a la tintorería ya que se recomiendan lavar en seco. Además de la lavadora, tampoco hacen buenas migas con las planchas domésticas ya que no pueden usarse las habituales planchas de metal para eliminar sus arrugas. Estos dos elementos hacen necesario ponerse en manos de expertos cada vez que tus prendas de ante o terciopelo necesiten de una puesta a punto.

Si a la hora de elegir tu outfit decides incorporar alguno de estos dos delicados tejidos a tu estilismo, no hay nada mejor que investigar sobre el tiempo que te espera. El agua de la lluvia es una villana total para el ante y el terciopelo así que más te vale llevar un paraguas siempre a mano o, mejor aún, descartar esas prendas para otro día con mejor meteorología.

Los cuidados para los abrigos de plumas

Otro habitual de nuestros armarios de invierno son los plumíferos. Además, al igual que pasaba con el punto, son una prenda estrella entre las tendencias de este año. ¿Qué hacer cuando se manchan? Es la eterna pregunta a la que todos, antes o después nos enfrentamos. Si el abrigo es de plumón, no se puede lavar toda la prenda con agua ya que el interior se comenzará a desgastar y estarás quitándole años de vida a la prenda.

Pablo Castellano con plumas estampado (@pablocastellano86)
Pablo Castellano con plumas estampado (@pablocastellano86)

La recomendación es analizar exactamente ante qué tipo de mancha nos encontramos. Si se trata de un problema localizado, lo ideal será solo limpiar la zona sucia con un cepillo de cerdas suaves o recurrir a alguna espuma quitamanchas. Si por el contrario, el abrigo necesita de una puesta a punto total y es imprescindible lavarlo por completo, lo más prudente es visitar la tintorería para proceder a un lavado en seco. De esta manera la prenda no sufrirá ni se estropeará y, después de recogerla, parecerá de nuevo recién comprada.

¿Cómo preservar tus prendas de piel o pelo sintético?

Si antes hablábamos de lo peligrosa que es la lluvia para el ante, no recurras como sustitutos a los abrigos de pieles sintéticas ya que son también extremadamente delicados al contacto con el agua. Si la lluvia te ha pillado por sorpresa y tu abrigo se moja, todavía contamos con una fórmula para deshacernos del entuerto. Al llegar a casa asegúrate de retirar el exceso de agua y, para ello, sacúdelo fuertemente. Después, cuelga el abrigo en un lugar seco y caliente hasta que se seque por completo.

Dulceida con gorro de pelo y abrigo de borreguito (@dulceida)
Dulceida con gorro de pelo y abrigo de borreguito (@dulceida)

El agua es una gran amenaza para las pieles y pelos sintéticos y pueden estropearse más de la cuenta. No solo hablamos del agua en estado puro de la lluvia o la lavadora, también hay que preservar estas prendas de la humedad ambiental. Si guardas estos abrigos en un lugar demasiado húmedo por mucho tiempo, podrás encontrarte con problemas cuando vuelvas a querer utilizarlos porque son proclives a generar moho.

Sí, es cierto, hacer uno mismo la colada no resulta tan sencillo como parece en los anuncio de la televisión. Si en algún momento te encuentras con dilemas, lo mejor es recurrir a la información que cada prenda alberga en sus etiquetas de composición. Si aún así, esa extraña simbología es un jeroglífico para ti, recurre a los servicios de lavandería. Esta será la mejor manera de no arriesgarte con esas prendas favoritas que no quieres estropear.

Además, en los últimos años, este tipo de centros se han generalizado en las ciudades por lo que es muy fácil encontrar profesionales al lado de casa. Mr Jeff es un claro ejemplo de lo que son las nuevas tintorerías del siglo XXI ya que hoy día podemos contar con nuevos adelantos que hacen su uso más cómodo como aplicaciones móviles o servicios a domicilio. Así de fácil será tener en todo momento tu armario listo para estrenar.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D