The Objective
Publicidad
Lifestyle

Los flequillos del verano: aprende cuál te sienta mejor y cómo conseguirlo en casa

Esta temporada los flequillos regresan con fuerza y lo hacen con múltiples opciones para poder elegir el más favorecedor para tu tipo de pelo o de rostro

Los flequillos del verano: aprende cuál te sienta mejor y cómo conseguirlo en casa

La cantante Aitana tiene uno de los flequillos más famosos | Tous

Un verano más, los flequillos vuelven a estar de tendencia. Lo mejor es que lo hacen en una amplísima gama de posibilidades para que cualquiera pueda elegir aquel que más les favorezca sin escaparse de los peinados que están de moda.

Tienen el poder de cambiar por completo el rostro de una persona.  Así, se pueden adaptar a cada tipo de rostro con un sinfín de posibilidades. Los encontramos abiertos en cortina, cortos, rectos o desfilados y, en líneas generales, esta temporada los flequillos se llevan desiguales y con un efecto messy. Una tendencia que no va a ser algo pasajero porque se va a ver prolongada más allá del verano.

Por supuesto, las celebrities de todas las generaciones se han sumado a la moda del flequillo. Ya se los hemos visto a famosas nacionales como Aitana o Úrsula Corberó, pero también a nombres internacionales como Billie Eilish, Zendaya, Emma Stone, Taylor Swift o Jennifer Aniston.

Si aún no llevas flequillo, o si piensas en darle un nuevo aire, desde THE OBJECTIVE te vamos a dar algunas claves muy prácticas. Repasaremos qué tipo de flequillo favorece a cada forma de rostro, veremos los estilos que están más de moda e incluso te daremos las pautas para conseguir hacértelos tú misma en casa.

Un flequillo para cada mujer

¿Por qué están triunfando tanto los flequillos? Beatriz Roldán, directora de los salones Mira y Mira, nos lo explica: «la característica principal es el efecto rejuvenecedor que causa en la mayoría de los casos». Esa es la clave, saber elegir el que más te favorece.

Flequillo corto propuesto para este verano por la firma Llongueras
Flequillo corto propuesto para este verano por la firma Llongueras

David Lesur, director de formación de los salones David Künzle, recomienda a las caras alargadas un flequillo largo que minimice esa longitud. Mientas que Roldán propone el modelo lateral para los rostros con facciones muy duras o cuadradas. «En el resto, normalmente favorece tanto el recto como acompañado de mechones en los lados porque alargas el rostro», explica. En el caso de tener el pelo rizado, un flequillo llevado hacia delante consigue más densidad en la zona delantera. Y, si es ondulado, el truco es capearlo para conseguir ese extra de volumen.

Es difícil que a alguien no le favorezca un flequillo

Además los flequillos pueden ser muy versátiles pudiendo cambiar su forma al peinarse de manera rápida y sencilla. Podemos dejarlo abierto, hacia un lado u ondularlo. «Es difícil que a alguien no le favorezca un flequillo», comenta la experta.

También para ellos

Pero el flequillo no es solo cosa de mujeres. Según César Parra, director de Homine Madrid: «los hombres somos menos dados a los cambios de imagen pero es algo que está cambiando y no solo entre los jóvenes». Así, entre ellos se lleva el estilo mullet, un corte de pelo más largo por detrás y corto en los lados con flequillo también corto.

Otro corte de moda entre ellos es el tupé.  La elección de su altura será determinante en el resultado pero debe ser más largo que el resto del cabello, mínimo de tres a cuatro dedos de longitud y los laterales se llevan rapados o muy pegados. Paul Tudor, director del salón madrileño David Künzle Fuencarral apoya esta teoría: «con menos de cinco centímetros será casi imposible generar la sensación de tupé».

Hombre peinado con tupé. (Fuente: Le Clan Esthétique)
Hombre peinado con tupé. (Fuente: Le Clan Esthétique)

Si se tiene el pelo rizado, el tupé queda aún mejor. En estos casos, será más favorecedor cuánto más largo esté el cabello en la zona frontal. Eso sí, en rostros alargados o delgados es mejor evitar este peinado ya que alarga la cara. Para darle forma, el secreto es secarlo todo hacia atrás menos el flequillo, dejando los laterales y la zona de la coronilla muy pegados. En cambio, el flequillo se peina hacia delante con un cepillo redondo aportando volumen.

Los flequillos de moda

El XL Bang, también conocido como Bardot, cortina o bottleneck, consiste en coger el triángulo frontal y crear un desfilado o mini desfilado en forma triangular. En este caso, el cabello más corto del desfilado debe de estar por debajo del ojo y, a partir de ahí, crecer para conseguir un flequillo más crecido y orgánico.

El XL Bang favorece especialmente al óvalo alargado, rectangular y al triangular invertido, ya que se hunde en la zona de la sien pero se abre a partir del pómulo. Sin embargo, es muy fácil de adaptar a cada tipo de óvalo. «En el caso de los alargados, el triángulo debe ser más abierto o ancho», explica Alberto Sanguino de la firma Llongueras.

La actriz Andrea Duro con un flequillo XL Bang. (Fuente: Gtres)
La actriz Andrea Duro con un flequillo XL Bang. (Fuente: Gtres)

Over eyes es un flequillo recto y tupido pero que comienza a meterse por la zona de los párpados. También es un estilo que se puede adaptar a cada tipo de óvalo porque ese triángulo frontal va a ser más ancho para los óvalos alargados y más estrecho para los redondos. El truco es dejarlo suavemente punteado el final para conseguir que quede más orgánico. «Realza los ojos grandes y los pómulos prominentes», señala Carlos Fernández de Franck Provost.

La actriz Anna Castillo con un corte 'over eyes'. (Fuente: Instagram)
La actriz Anna Castillo con un corte ‘over eyes’. (Fuente: Instagram)

Caracterizado por un cabello muy abundante y rizado, el curly bang llega hasta la altura del ojo con un corte más corto en el centro y más largo en los extremos. Al alisarlo, nos explica el experto de Franck Provost, «el cabello cae a media nariz con un efecto cortina muy bonito, con lo que se pueden conseguir diversos estilos». Se recomienda para las facciones más marcadas y angulosas, con los ojos muy grandes, cuellos altos y un pelo muy frondoso. Artistas como Zendaya o Miley Cyrus, con un estilo más ondulado han sabido ponerlo de moda.

Zendaya con un flequillo estilo 'curly bang'. (Fuente: Gtres)
Zendaya con un flequillo estilo ‘curly bang’. (Fuente: Gtres)

El baby bang es un flequillo que se corta dependiendo de la densidad del cabello de cada persona ya que, a mayor masa, se debe cortar más para que caiga más difuminado. Es el que más favorece a los óvalos redondos por que se mete mucho en la sien, deja mucho peso en toda la zona de la mandíbula y despeja mucho alrededor del ojo. Es pura tendencia si se elige con un estilo desfilado y orgánico, sin que esté perfectamente recto.

Ana de Armas con un flequillo 'baby bang'. (Fuente: Instagram)
Ana de Armas con un flequillo ‘baby bang’. (Fuente: Instagram)

Desde Franck Provost nos indican otra variante de este flequillo: «el undercut, también a media frente aunque con un acabado más irregular y asimétrico, pues se corta de forma cóncava, algo más largo en los extremos”. Es ideal para dar un toque más agresivo a los rostros dulces, redondos y delgados.

Tips para cortarte el flequillo en casa

Aunque es más recomendable ponerse en manos de profesionales, siempre es un buen plus saber cortarse el flequillo en casa. Puede ser muy útil si nos encontramos de vacaciones o si nos es imposible acudir a la peluquería. Una de las cosas más incómodas es cuando el flequillo supera el límite y empieza a ser molesto. Habrá llegado el momento de coger las tijeras.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la herramienta. Las tijeras que podamos tener en casa, de papelería o para la cocina, no son la mejor opción. Lo ideal es contar con unas especializadas y bien afiladas para controlar a la perfección la longitud.

Tijeras profesionales de la firma 3 Claveles
Tijeras profesionales de la firma 3 Claveles

El siguiente dilema al que nos enfrentaremos es saber si nos mojamos el pelo o no. Aunque mojar el cabello hace el corte más fácil, cuando se seque, el peinado subirá pudiendo quedar más corto de lo que deseábamos. Por ello, lo mejor es cortar en seco o tener este aspecto bien en cuenta y dejarlo un poco más largo del resultado final que busquemos. Hay dos trucos para no fallar, el primero es usar un pulverizador para humedecerlo sólo un poco y, el segundo, ser precavida porque para cortar más siempre habrá tiempo.

Si no llevamos flequillo, tendremos que elegir la cantidad de pelo que queremos cortar para darle forma. Con un peine dibujaremos un triángulo que parta de la mitad de la cabeza y se abra a los lados sobre la frente tomando como referencia el punto más alto de las cejas. Cuanto  más se extienda el triángulo hacia atrás, más grueso será el flequillo.

1) Flequillo recto

El flequillo recto es perfecto para las personas que deseen marcar facciones y potenciar la mirada. Pueden tener varias larguras pero la que está más de tendencia es la que llega a ras de las cejas. Si lo que necesitas es recortar un flequillo recto, puedes usar una plancha para conseguir que el resultado quede absolutamente recto.

Flequillo recto. (Fuente: Batiste)
Flequillo recto. (Fuente: Batiste)

Para empezar a cortar, toma el pelo seleccionado entre tu dedo índice y medio y crea una línea recta con ellos. Ahora solo tienes que ir cortando, con mucha paciencia, hasta la longitud deseada. Después tendrás que repasar para que ningún pelo quede fuera de su lugar.

2) Flequillo lateral

La opción de lucir un flequillo de lado es muy práctica porque es fácil de peinar y no da tanto calor como los rectos. Para este estilo, recógete el flequillo con una goma y haz lo mismo con el resto de la melena para que no te moleste. Después, sujeta tu flequillo hacia el lado opuesto al que quieres que quede.

Flequillo lateral. (Fuente: Batiste)
Flequillo lateral. (Fuente: Batiste)

En primer lugar, separa una sección de 2,5 cm aproximadamente cerca de tu nariz y sostenla para que quede plana. Cuando lo hagas, crearás un borde diagonal que te indicará el lugar donde el flequillo quedará más corto. Esta será tu guía. Ves cortando de manera que la sección anterior quede alineada con la posterior, es decir, que mantenga el mismo ángulo.

Para terminar, coloca todo el flequillo para verificar el resultado final y confirma que se mantiene el ángulo en todo momento. Si hay algún fallo, retoca poco a poco las puntas hasta que queden alineadas.

3) Flequillo abierto

El flequillo afrancesado o de cortina es uno de los favoritos del verano. La razón es que resulta muy versátil porque permite muchos peinados y queda bien a todo tipo de rostros. Además, es muy fácil de mantener.

Para darle un aire más natural, podemos despuntar el mechón central para que las puntas queden ligeramente desigualadas. Después pasaremos a cortar los laterales, extendiendo cada mechón sobre la cara hacia el lado contrario así el corte quedará ligeramente biselado. Para terminar, suelta todo el pelo para retocar si es necesario.

Sea cual sea su tipo de cabello y rostro, hay un flequillo esperándote para que luzcas uno de los peinados más de moda este verano.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D