The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Respirar aire contaminado debilita tus huesos

The Objective
Última actualización: 5 Dic 2017, 6:30 pm CEST
Foto: ALY SONG | Reuters

Las noticias acerca de la contaminación del aire son cada vez peores. Los investigadores de un nuevo estudio han llegado a comparar los efectos de la polución en la salud con los de fumar cigarrillo. Añaden que además de causar cáncer y enfermedades cardiovasculares, conlleva a la pérdida de densidad mineral ósea. Un reciente informe del Lancet Planetary Health sostiene que el riesgo de fracturas óseas aumenta en 5% para aquellas personas que viven en las áreas de mayor polución.

El análisis recogió los datos de dos estudios para llegar a las conclusiones. El primero hizo seguimiento a 9.2 millones de admisiones durante los últimos ocho años de los beneficiarios de Medicare en el noreste de Estados Unidos. El segundo, analizó los niveles de la hormona paratiroidea, que ayuda a la salud ósea, en 692 hombres de bajos ingresos y de mediana edad en Boston.

El Lancet Planetary Health ha concluido que el riesgo de fracturas óseas entre las personas mayores de 65 años aumentaba constantemente a medida que eran más altos los niveles de contaminación del aire -específicamente, las partículas suspendidas menores a 2.5 micrómetros, o PM 2.5-.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido recientemente en sus nuevos Valores Guía la recomendación de utilizar como indicador de la concentración de partículas materiales en el aire los valores de las partículas de diámetro inferior a 2.5 micras. Este índice incluye solo las partículas finas, también conocidas como “partículas respirables”.

Los resultados arrojados del informe señalan que hay un 5% más probabilidades de que las personas sufran de osteoporosis en las áreas con las mayores concentraciones de PM 2.5.

Además, el estudio en los hombres de mediana edad mostró que las personas que viven en lugares con niveles más altos de contaminación del aire tienen menores concentraciones de la hormona paratiroidea y por ende, niveles más bajos de densidad mineral ósea. Los estudios controlaron la raza, los ingresos, el tabaquismo, la actividad física y otras variables.

"La contaminación del aire es como fumar cigarrillos diluidos (o con poca concentración de tabaco)", dijo la autora principal del estudio, Andrea A. Baccarelli, profesora de medicina ambiental en la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia. "Fumar causa cáncer, enfermedades cardiovasculares y pérdida de densidad mineral ósea. También lo hace la contaminación del aire. Incluso en los niveles de contaminación que la Agencia de Protección Ambiental considera aceptables, todavía hay un mayor riesgo".